Gloria Arcuschin

Foto cortesia de Dhamelis Villalba

COTIDIANÍAS: Cambio chatitas con flor coqueta, por botines de caminar, porque en estos tiempos, te diste vuelta y se hizo de noche...asi el sedentarismo se apodera de tu vida, una vez mas. También evito arrojar por la primera ventana que se me ponga delante esta madeja enredada de lana blanca con hilitos plateados, con la que me estoy tejiendo una bufanda, y la acción no combina para nada con el glamour de tan bella lana elegida. Hasta el regreso, los árboles, todo lo comprenden, siempre, y sin hablar, que es la mejor parte... si- (Gloria Arcuschin)

lunes, 7 de junio de 2010

MERIDA, HISTORIA DE VAMPIROS Y BRUJAS

Para los mochileros y traseuntes, pasar por Mérida es una novedad. Algunos hoteles y hospedajes ofrecen a su clientela unos servicios que permiten una estadía agradable y luego de un buen desayuno dar unas vueltas para comprar novedades o recuerdos de esta meseta de los Mocoties y el precio por la noche es muy aceptable. Desde el centro del país operan varias líneas que salen a un horario muy adecuado y nos permiten con certeza llegar con prontitud al destino con una sola parada. Prefiero llegar al Municipio Tovar y subir al mediodía a Mérida y al otro día turistear más temprano, aunque no importa el anochecer, las busetas salen a horas adecuadas. Los hostales son mi predicción para comer la comida típica de esta región y los anuncios bien clasificados por toda la ciudad que tiene buenos estacionamientos y seguridad.
Es una opción que no llena de sueños y mucha imaginación. En el Vigía iba al aeropuerto a tomarme un café especial con una agradable compañía y, el momento es muy agradable y un poco alejado de los bullicios de la ciudad.
Son muchos los madrugadazos por ejecutar. En la autopista existen muchos detalles y da la posibilidad de comentar más allá de las premisas como titulares de los periódicos. Es un tiempo vacacional para aprovecharlas al máximo y donde el compromiso social revela un programa de visitas ajustado a nuestros quehaceres internos. Soy fiel a mi identidad, donde lo primero son los quehaceres geopolíticos de nuestra sociedad y la idea es que se hagan visibles sus costumbres, vicios como fiesta populares. En Tovar se celebra en agosto, la carrera de los burros.
Junio, julio, agosto y septiembre, son meses de fiesta popular en es región, donde quedan los recuerdos, sueños e ilusiones. Donde las peticiones a San Benito se hacen rigurosas para que el pueblo se alegre y cante, como las parejas se conozcan más en su intimidad. Es un recordar de símbolos como anécdotas que determinan la vigencia de una cultura con una evocación a sus artistas preferidos.
Mérida, es un Estado para transformarse, para huir de la gran ciudad. Constituye un frenesí estar allí con tu pareja e ir a Tabay, Lagunillas, Valle Grande, Zea, Santa Cruz de Mora y Tovar, donde cada uno es su propio protagonista. En esta ciudad, las brujas y enterradoras tienen sus secretos.
En la mochila debe ir un libro que nos hable sobre el amor, fortaleza de las relaciones familiares, el amor y sus pérdidas, como de la confianza y valores. Ayudaran a vivir mejor el momento como experimentar nuevas historias.
Mérida constituye una forma de madura la vida y es el camino para diferenciar los caminos, además de reflejar un gran reto para conocer historietas sobre ánimas, vampiros y murcielagas. Entonces, constituye un dulce recuerdo de una manera individual como colectiva, donde sus catedrales son fabulosas para visitar, con un destino particular, la alegría del alma.
*escritor

Google+ Followers

MARY BELL DIAZ

ASI VOLVI

La musa está en ti, está en mi...
hay ocasiones en que viaja por senderos desolados que apenas caben en la mano y en la boca del tiempo,
caben en hondonadas de sol que salen no se sabe de dónde.

De allá de la orilla del mar, de una mañana cansada, o de tu voz asomada en mi mayor pecado;
del aire que va lloviendo jazmines en tu frente,
y qué del principio de una noche arrojada en mis ojos?

Sin saber demasiado a dónde ir camina entre mis huesos como bocado de olvido,
se revuelve en mi pecho como una cruz de martirio, parecen puñaladas de pensamientos funestos acorralados por la vida.

Sentía el paso de las horas como sarta de insultos que escupieran mis ojos en un rato de silencio,
lloré hasta caer rendida en la libertad del alma.

Volví a la vida recordando cada capítulo de éste tiempo obligada a estar ausente del verde y lozano sol de las praderas, del melodioso canto de los pájaros, del rocío inmaculado de los sueños, de un soplo cálido que roza el viento, y del murmullo del agua que en solo segundos sacudieron el sudor y el sol de mis ojos.

Volví,
volvió mi musa, volvió mi alma,
como fresco manatial que nace detrás de la roca así volví.

Mary Bell Díaz Castillo

Foto: ASI VOLVI  La musa está en ti, está en mi... hay ocasiones en que viaja por senderos desolados que apenas caben en la mano y en la boca del tiempo,  caben en hondonadas de sol  que salen no se sabe de dónde.   De allá de la orilla del mar, de una mañana cansada, o de tu voz asomada en mi mayor pecado;  del aire que va lloviendo jazmines en tu frente, y qué del principio de una noche arrojada en mis ojos?   Sin saber demasiado a dónde ir camina entre mis huesos como bocado de olvido, se revuelve en mi pecho como una cruz de martirio,  parecen puñaladas de pensamientos funestos acorralados por la vida.  Sentía el paso de las horas como sarta de insultos que escupieran mis ojos en un  rato de silencio,  lloré hasta caer rendida en la libertad del alma.   Volví a la vida recordando cada capítulo de éste tiempo obligada a estar ausente del verde y lozano sol de las praderas, del melodioso canto de los pájaros, del rocío inmaculado de los sueños, de un soplo cálido que roza el viento,  y del murmullo del agua que en solo segundos sacudieron el sudor y el sol de mis ojos.  Volví,  volvió mi musa, volvió mi alma,  como fresco manatial que nace detrás de la roca así volví.  Mary Bell Díaz Castillo  (01-ABR-14)

Mary Bell Diaz Castillo

Mary Bell Diaz Castillo
Escritora Colombiana

La Serpiente desnuda

La Serpiente desnuda
arropa tu cuerpo con la soga del cautiverio

La Serpiente Desnuda




Siempre, estaré desnudo
A orillas del árbol. Un noviembre frio.
El amor es una señal humeante
Donde el jugo de tu cuerpo es distante
Y fluye el desierto como agua de coco.

Te siento tan adentro, es tu fruta
En mis labios, no importa el desierto,
Tengo que caminar, arráncame el deseo.
Es un Cují que se desprende del árbol,
Son calladas confesiones

Siempre, se me hace difícil,
Quizás sea verdad lágrimas
Y esperanza, amas o no amas.

Emiro Vera Suárez/03/03/2014