Escritor- Filósofo


"La niebla es un paso del camino entre una certeza y otra certeza, jamas he caminado entre cargas y visiones falsas, debemos aprender a caminar en el umbral del camino con nuestro maestro espiritual o gurú. Debemos aprender a desafiar a la muerte y dominarla. Amar es un desafío espiritual." Emiro Vera Suárez

Todo cambia tan abruptamente. El tiempo y la vida con su paso solo develan la crudeza, solo caminan para agotarse, para hundirse ante nuestros fallidos intentos de entender algo.

Juan Carlos Vásquez Flores

jueves, 23 de marzo de 2017



Aventis.
Protestantismo, un causal para advenir a los rusos, Ya están en Latinoamérica
El protestantismo, en América del Sur, es una resultante de la colonización anglosajona de América del Norte y la hispánica sureña. Pero, Calvino introdujo varias reformas, que respondió a la burguesía. Que siempre venia franqueada por el capitalismo. Se trata de una hipótesis trabajada en la sociología de la religión de Max Weber, que a los escritos de Mar y Engels. Es una consanguinidad entre capitalismo y protestantismo, lo que implica, una expansión perjudicial en el desarrollo del movimiento antimperialista, que considera a las Misiones protestantes como tacitas avanzadas del capitalismo anglosajón, británico o norteamericano. Esta interdependencia de la Iglesia ha creado mitos revolucionarios que ocupan la conciencia profunda del ser humano y, se une a los antiguos mitos religiosos.
El socialismo, conforme a las conclusiones del materialismo histórico, que conviene confundir con el materialismo filosófico, considera con formas eclesiásticas y doctrinas religiosas peculiares e inherentes al régimen económico social que las sostiene y produce.
La revolución, como movimiento, siempre está utilizando un concepto religioso para dominar a las masas, obteniendo un nuevo criterio y valor, un nuevo sentido y, sirve para algo más que, para designar un rito o una Iglesia, éstas asambleas protestantes, son utilizadas como un pasaje al espionaje, desde una visión eclesiástica.
Las políticas pragmatistas, tienen ideas que buscan vigorizar el pensamiento socialista, restituyéndolo a la misión revolucionaria, de lo cual nos había alejado del aburguesamiento intelectual y espiritual de los partidos y de sus parlamentarios que se satisfacían en el campo filosófico con del historicismo más chato y el evolucionismo más pávido. Entonces, estamos en eel campo de los mitos revolucionarios.
Entonces, religiosamente, nos encontramos en un campo de batalla, con un acento en la fé y el misticismo de la cristiandad que, tiene un basamento en las catacumbas religiosas.
La iglesia, nunca ha sido independiente, es una formulación sistemática de fragmentos cargados de importantes intuiciones. Al materialismo histórico se impone para rechazar, una vez más, el anticlericalismo liberal.
Detrás del discurso político del Comandante Chávez Frías , tenemos una imagen tradicional del pensamiento ateo, totalmente romántico y una cuantificación de la vida social y en la medida que pasa el tiempo, las principales estructuras de sensibilidad social se rebela contra la irrupción de la sociedad industrial/burguesa. Una sociedad fundada en la racionalidad burocrática y la reidificación mercantil.
La parte activa católica es la militante que tuvo la iglesia en la conquista hispánica y en el establecimiento del poder antiguo Incaico, de una nueva teocracia, que, como elemento eclesiástico, nos lleva a conjugar a amplios sectores del clero en el derecho de los indígenas y sociedad.
Por eso, debemos entender a Camilo Torres y al Che Guevara.
Los mismos héroes actuales del socialismo, son de la religión y esto, no es revolución. Es un camino de utilización tradicional de la búsqueda de un encantamiento de la fe. Chávez lo logró, Pero Maduro ha tenido más confrontación con la derecha, que le ha impedido tener ese carisma.
¿Qué significa todo esto?  Que los países afectos al Liberalismo, buscan redibujar en el mundo su propio espejo y aspiran a un nuevo orden internacional, basado en la paz y una relación equilibrada de poderes En otras palabras, China y América Latina se encuentran operando con el fin de hacer del mundo un lugar más aceptable y equilibrado, pacífico y, nuestro potencial económico le permite al poder mundial, fortalecerse en la multipolaridad.
Es un choque entre las transnacionales y la élite económica, lo que nos señala que EE. UU se encuentra en pleno retroceso de querer ser una potencia hegemónica, en yunta con el FMI y el Tratado de GATT, como mecanismo de ser promotores de la libre competencia.
Estados Unidos, ha venido realizando un conjunto de ejercicios preliminares a nivel militar con Perú y Colombia, pero, siempre cerca han estado los rusos para fortalecer esas estrategias, en caso de presentarse algunas agresiones exteriores, pero, en el Mar de Grau. Existen criterios de fortalecimiento con los marines y los rusos. Putin, ya no representa la vieja Unión Soviética, hay negocios de gran trascendencia que exige un compromiso y ninguna excusa.
Los rusos, ya llegaron a Latinoamérica, abriéndole las puertas a los norteamericanos. El silicio, es un recurso natural de gran firmeza para ambas naciones.
Ya no se puede hablar de democracia. Ha nacido un nuevo orden mundial, bajo la rectoría ruso- Estados Unidos la relación Putin- Trump. Así que, ambos países inician su sueño de dominar al mundo y olvidarse de la alternativa comunista. Con la actitud de los socialistas en Venezuela se crean confusiones y no un perfil adecuado.
La salida del Reino Unido de la Unión Europa y el triunfo de Trump, simboliza, la caída del neoliberalismo, dado que, los dos países fueron sus promotores. Esto dio paso al neoliberalismo de mercado, un segmento financiero que tomó a Venezuela, como bandera y luego señuelo y, una interrogante para sus economistas, por las estigmatizaciones. Veríamos, entonces, el campo de los derechos humanos.
Aunado a esto, nos encontramos con el campo del espionaje, que ha sido una vieja práctica de guerra. Y, se busca tener ventaja sobre el adversario
En esto, USA tiene un precedente, expía no solo a sus enemigos sino al mundo entero con ayuda de los rusos










Editorial

Editorial
Sachero, provocar a Latinoamérica

perfomances

El Reloj del Tiempo.

Cerrojo, a la campaña sobre Caracas y Miraflores

Ante el infortunio de Cataluña, España vive dos realidades enfrentadas. A la gente ya le aburre lo que ocurre de verdad y prefiere la novelería, porque les fascina la ficción y la hipérbole desde los griegos: escribir que Zeus atravesó el mundo en cuatro zancadas o que amontonaba las nubes eran hipérboles y fingían creerlas.

La exageración es uno de los recursos de poetas en las odas; ahora, los políticos también exageran en los discursos. Ante el procés sobreactúan, caricaturizan una realidad que empieza a ser explosiva y hacen énfasis, con afirmaciones exageradas y utopías virtuales. Como ha dicho Manuel Valls, la lucidez en el caos, hay que superar la fantasía de convertir Barcelona en la capital de una república imaginaria.

A este lado, la indignación crece y la política se radicaliza hacia la derecha dura. Crece la ira porque los separatistas han ganado la batalla de las hipérboles. Se acerca el juicio y los acusados de rebelión intentan la máxima corrupción -después de la traición-, que es coaccionar a los jueces. Están cerca del banquillo y toman las calles gritando que no hay justicia.

En los fríos mítines, afirmaron que los partidos españoles están más interesados en defender conceptos franquistas como la unidad territorial que defender los derechos democráticos. Informan de que "centenares de organizaciones de todo el Estado" -en realidad, unos cuantos diputados separatistas y unas decenas más de hinchas del procés- se han concentrado ante el Tribunal Supremo. Dicen que la unidad territorial es un concepto franquista y ocultan que la República y Azaña se opusieron con ferocidad a los que en los años 1931 y 1934 intentaron descuartizar España y fracasaron como siempre.

Torra, no haya que hacer, todas sus arengas y exageraciones son un intento desesperado para movilizar el voto independentista que se esta escoriando hasta fragmentarse, ahora, todo resulta una caricatura del independentismo y acobija a Puigdemont en el intento posible, por ahora, de hacer una República virtual, esto nos constriñe porque detiene el paso de Venezuela hacia la VI República y, más bien se habla de una fase de transición.

Mientras, en Europa se pasa una etapa de tira piedras, perdigones y lacrimógenas, nosotros pasamos por esta etapa, porque los asesores de Venezuela son españoles y dos rusos en el plano monetario.

Los partidos que hicieron la Europa de los derechos humanos retroceden, y surgen los antisistema que culpan a la globalización y a los partidos históricos de los recortes. La derecha aguanta, se multiplica y la que se va hundiendo es la socialdemocracia, incluso donde fue más fuerte, en Alemania y en los países escandinavos.

Los cambios no los trae nadie, vienen solos, pero el retroceso de la izquierda ha sido empujado por la propia izquierda. Los partidos que se dicen socialdemócratas hablan poco de lucha de clases, no alcanzan a ver que los proletarios hoy son los de las pateras, que llegan a mercado con papeles o sin ellos para ser contratados como empleados de hogar o lazarillos de familiares de la tercera edad. La socialdemocracia nunca intentó destruir el capitalismo, sino humanizarlo, y el llamado socialismo científico ya tampoco, ni siquiera en China, donde el Partido Comunista es el Ibex. La izquierda se ha enfrentado a sí misma en los cinturones obreros, sufriendo una metamorfosis hasta pasar a militar en los frentes nacionales. El socialismo decadente se ha hecho progresivo, perrero, animalista, compasivo, casi puritano, reformista, de cambio climático, de matrimonio homosexual, ecologista, liberal. La izquierda que colaboró en la construcción del estado del bienestar se ha quedado sin banderas y está siendo derrotada por la abstención y las derechas. El verde se tiñe de púrpura, la izquierda se ensucia con el supremacismo, la derecha embiste. Nadie sabe adónde vamos con partidos que niegan la Constitución, ni qué va a pasar en la Europa que nació para evitar las guerras del nacionalismo, que ahora vuelve con banderas y alambradas.

Hace tres años se desató la reyerta en el PSOE. Fue durante el Comité Federal que analizó los decepcionantes resultados del 20-D. Desde entonces, toda decisión, giro, proclamación, vistazo torvo y observación de Sánchez obedece a un fiero y nervudo instinto de supervivencia. Ese día propuso pactar con Podemos y separatistas. Los barones rechazaron "de manera tajante cualquier planteamiento que conduzca a romper con nuestro ordenamiento constitucional". Redactaron tres folios de instrucciones porque no se fiaban de su secretario general. Le creían capaz de transigir con un referéndum que reconociese el derecho a la independencia de Cataluña. El ceñido pliego de condiciones hirió el orgullo de Sánchez, que a cambio ganó tiempo y retrasó la convocatoria del Congreso Federal.

Meses después, tras las segundas elecciones, dilató lo que pudo la investidura de Rajoy mientras el partido ensanchaba su fractura entre los partidarios de la abstención y noesnoístas, que buscaban terceros comicios para posponer de nuevo el Congreso. La trifulca derivó en tumultuaria en el bochornoso Comité del 1-O de 2016: Sánchez improvisó urnas detrás de unas cortinas y simpatizantes de Podemos se arremolinaron a las puertas de Ferraz blandiendo él no es no. Díaz depuso a Sánchez, que inició su cruzada y remontada. Su obstinación y coraje no conocen límites. Renunció a su acta de diputado, se subió a su Peugeot y ganó el Congreso.

Tras su victoria reformó los estatutos del PSOE. Lo convirtió en una plataforma personal y acomodaticia. Sánchez rebajó las competencias de los órganos intermedios y barones y reforzó la aparente conexión directa entre el jefe y las bases. Las federaciones han perdido influencia en la designación del Comité Federal, que ya no puede destituir al líder sin la conformidad de los militantes ni decidir la estrategia ni política de alianzas; además, el secretario general se reserva el poder de imponer primarias en los territorios. El partido de Sánchez reforzó la disciplina y dependencia del duce. Sánchez se impuso al PSOE.

“Democracia”, composición del griego “Demos” (pueblo) y “Kracia” (dirección, gobierno), significa, literalmente “Gobierno del pueblo”, concepto hoy tan lejos de la realidad, sobre todo dónde el voto es para partidos como elemento-unidad en los que se deposita la representación, más aún cuando, como ocurre en España, esa supuesta representación supone la única forma, la única posibilidad de participar en la gobernancia, porque se excluye la, se huye de cualquier otra acción que realmente acerque a la ciudadanía al hecho de gobernar, a la posibilidad de decidir. Votar ha quedado reducido a hacer pasar una papeleta por una ranura cada cuatro años. La acción de los gobernantes, de aspirantes a gobernar, y de los medios de comunicación, ha llevado a confundir nombres y siglas, personas y partidos, a devaluar ideologías, al dejar oculta la dinámica, la estrategia de gobierno, tras simples gestos que hacen la imagen de los partidos y airean los informadores.

La democracia no interesa. Aunque se llamen demócratas, aunque presuman de defenderla, requieren manos libres para hacer, no lo que el votante precisa, sino el interés estratégico de la dirección del partido; no la voluntad del votante, sino la de otras instancias, verdaderas detentadoras del poder a las que obedecen. Si la democracia es el “Gobierno del pueblo”, para ser democracia necesita la participación del pueblo. Participación que niegan ciertos gobiernos de apariencia democrática y tendencia al totalitarismo. Sólo países de profunda raíz democrática, como Suiza, Holanda, Inglaterra o Bélgica, no sólo permiten: practican el sano ejercicio de la consulta popular, forma clara de hacer posible la participación y que sea el pueblo quien diga la última palabra. La democracia es un peligro para estos gobernantes. Por eso hay que conducir el voto, crear el ambiente, llevar a la conclusión de a quien conviene votar. Eso cambia los resultados según quien las haga. El pretexto continúa siendo “conocer la intención de voto”, pero por interés propio, el objeto real de muchas encuestas es inducir al voto, mediante la adjudicación de mayor porcentaje a una determinada tendencia.

Los venezolanos, exigimos un gobierno digno que, no sacralice nuestra soberanía. Tenemos, una escala de valores en torno a una idea, jamás ideología, porque no existe. Ya que, un grupo desea monopolizar el poder y limitar los derechos del ciudadano, teniendo el número del grupo a mano, que, tienen derecho a participar en su defensa.

Los promotores de la revolución se han enriquecido, como lo hicieron algunos izquierdistas del Caribe. Solo, queda elevar los altares para orar por esta nefasta gestión y, la que prosigue.

Portar la boina roja en tiempo de Chávez y Fidel era un orgullo, hoy, vemos los resultados, gracias a un protagonismo personal. Ahora, el chavismo es odiado, inicuo y combatido por haber forzado la convocatoria por La Paz. Los venezolanos, exigimos otro gobierno democrático, digno.

El Psuv, poco ha cumplido con su llamado de igualdad, equidad y justicia. La solaridad y la libertad manifestada se ciernen sobre su política represiva, utilizando a la GNB y PNB contra los ciudadanos de bien y, los mismos son despojados de sus productos alimenticios, tan necesarios para cubrir la manutención de nuestros hijos. Esto, ha dado paso a un malestar progresivo y, el cuestionamiento del Legado de nuestro comandante, Hugo Chávez Frías.

Precisamente, desde comienzo de diciembre se agudizó la campaña contra el presidente, Nicolás Maduro Moros en las colas de las entidades bancarias y supermercados, donde nuestros ancianos, deben amanecer por dos paquetes de arroz y harina. Luego, en nuestro caso, los coordinadores de transdrácula, la obra ingeniosa de nuestro gobernador Rafael Lacava, le cobra a los ciudadanos, treinta soberanos, 30, irrespetando los convenios con la cámara municipal regida por un cuerpo directivo de irresponsables hacia las parroquias que deben asistir en lo social, sanitario y gasífero.

Ahora, todos somos fascistas.

El discurso político, de nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros, se ha ido a los extremos. Este recorrido y escoriación, coadyuvado con las tertulias televisivas, lo han eclipsado por un mal asesoramiento, aunado a las redes sociales. Ya sus criticas hacia EE.UU, no son creíbles, todo su tren gurnamental viaja a Norteamérica con el único fin de adquirir alimentos y vestimenta.

En Venezuela, tiene que darse un gran cambio social y, debe tener aliados activos de derecha e izquierda, además del grupo llamado la resistencia. Lamentablemente, comenzando por su tren ejecutivo, todos conspiran contra Venezuela y la entregan a manos extranjeras, además tenemos unas FANB corrompida en diversas tendencias y el trio Maduro- Cabello- Padrino López, ha dado una respuesta ecuánime al país, lo que viene es más radical en teoría y práctica, es la campaña por Caracas.

Acá, lo hemos informado ampliamente.

Eso es lo que sucedió exactamente en 1982 con el PSOE de Felipe González. España había cambiado a lo largo de siete años de democracia, y el PSOE cambió esa España en efervescente proceso de cambio.

"Por el cambio", fue entonces el eslogan del PSOE. A mi juicio, fue la primera vez y la última que el concepto de cambio tuvo pleno contenido. Lo volvió a utilizar el PSOE, y ya no fue lo mismo. Lo utilizaron sus adversarios, y tampoco.

La palabra "cambio" está desgastada por completo. Vaciada. De tanto usarla en vano. Si no se produce en la sociedad una amplia transformación de la actitud, de la mentalidad, del propósito, de la ética, de los objetivos, de los principios y de mucho más, el tal cambio no es sino cambio de guardia, cambio de turno, alternancia. ¿Necesaria? Sí. Pero no garantiza una profunda metamorfosis, un verdadero cambio.

Allí, surge Podemos y Pablo Iglesias, como Juan Carlos Monedero asesora en principio a Chávez y, luego a Maduro, cuyas teorías vinieron en contradicción.

El PSOE andaluz se envició con el proteccionismo desaforado, tejió espesas redes clientelares y se zambulló en la corrupción. Con un millón y pico de resistentes (por lo bajo), ¿va a desmontar el PP la política de amparos y subvenciones? ¿Cuál es el historial del PP en materia de clientelismo y corrupción? Pues, con cambio de nombres, así será el "cambio". Como Nuevo será el Feliz Año que les deseo. 2019

Siempre hemos esperado que la distopía fuera algo sofisticado y/o siniestro. Pero este jueves en Venezuela, queda claro que no es ése el caso. La distopía tiene forma de serie de televisión y, Maduro es el presidente de la república bolivariana

¿Y si Pablo Iglesias hubiera dejado realmente de ser chavista? Es más. ¿Y si hubiera dejado de serlo hace mucho, antes incluso de que la paternidad doble y la propiedad inmobiliaria precipitasen su ingreso en la madurez vital? ¿Y si la reivindicación del patriotismo liberal de Torrijos con que Errejón nos sorprendió en Twitter respondiera a una curiosidad cierta por tradiciones ideológicas ajenas y a una revisión resignada de los prejuicios propios? Deberíamos estar abiertos a la posibilidad de que el populismo se cure, porque se cura.

Solamente, agarremos el chaparrón de agua, porque Alfredo Serrano Mancilla tiene el paraguas.

Cuando el Iglesias senatorial -el que recibe los escraches- manifestó que ya no se reconoce en las opiniones del Iglesias venezolano -el que los ejecutaba-, la reacción en el entorno conservador fue de general escepticismo. Y es lógico, no ya por el crédito en la impostura de que goza el personaje sino porque lo propio de la mente conservadora es el rechazo a los cambios que desafíen la comodidad de sus implacables taxonomías. Iglesias es comunista y siempre lo será, y si apostata de su fe bolivariana tan solo está posando para la cámara demoscópica por el descalabro andaluz. Esa joyita cinematográfica que es El discurso del rey gira sobre la tartamudez de Jorge VI y de sus esfuerzos para superarla ante el discurso más importante de su vida, el que se vio obligado a dirigir al pueblo británico tras la declaración de guerra a la Alemania nazi. No muy distintas habrán sido las tribulaciones de Felipe VI al abordar su quinto Mensaje de Navidad que se emitió esa noche. Salvando todas las distancias, al Monarca español, como al inglés en 1939, se le exige que aproveche la plataforma mediática para liderar a un país aturdido. Hasta el punto de que el Discurso real de Nochebuena se ha convertido en una pesadilla para su protagonista.

Bueno, seguimos con Nicolás Maduro Moros, presidente.

Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en El Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, columnista del Aragüeño y coordinador cultural de los diarios La Calle y el Espectador- Valencia. Hora Cero.

Google+ Followers

Dictadura, militarismo o democracia en el Sur.

Dictadura, militarismo o democracia en el Sur.
el esfuerzo

Maradona

La Tecla Fértil

Venezuela y Nicaragua, una interrogante para la OEA y La ONU.

* El santerismo en política es escozor y abominación para la Fe.

La crisis sociopolítica del país y de Latinoamérica, Francia, jamás serán resuelta mediante un discurso político, porque de verdad, las expresiones de los líderes fundamentales son muy pésimo, donde los mismos presidentes con cada actitud llaman a hechos de violencia con sus expresiones, llamando a una rebeldía constante. El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) viene realizando, a solicitud de Canadá en representación del Grupo de Trabajo para Nicaragua de este organismo por parte alguno países miembros, reuniones extraordinarias por la crisis por la que estamos viviendo en la región Sudamericana, desde el pasado 18 de abril del año 2018.

El Estado de Nicaragua y Venezuela. han llevado a cabo conductas que según el derecho internacional deben considerarse crímenes de lesa humanidad cometidos para disolver las protestas y señala a la Policía Nacional de dirigir los operativos durante la crisis que estalló recientemente

En estas fechas no es común que la OEA sesione, tanto por las fiestas navideñas y el caso de ascenso de poder del presidente, Nicolás Maduro Moros y días festivos por fin de año, a no ser casos de verdadera emergencia a como es la situación de represión por la que está viviendo el pueblo nicaragüense en donde de acuerdo con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), La sesión de la OEA se ha dado un lapso, después que el GIEI emitiera el informe final y el secretario general manifestara que la OEA hace suyo el informe de la GIEI. Después del cual ha ocurrido el cierre de medios de comunicación independientes, la detención injusta de periodistas de 100% Noticias y la orden de captura para periodistas que no se encontraban en el medio de comunicación cuando fue allanado. Otra periodista decidió autoexiliarse ante el inminente peligro de ser detenida. Sobre la terrible situación de Nicaragua y la reunión extraordinaria de la OEA, el presidente de Costa Rica declaró que espera que más países se pronuncien ante la escalada de la represión en el país vecino, donde en las últimas semanas se están viendo afectados en mayor medida periodistas y medios de comunicación. Otros, critica el carácter severo del discurso político expresado por el presidente Maduro Moros en el acto protocolar al ascenso del poder.

En nuestra terrible situación es importante aclarar a la juventud actual que durante el régimen somocista como chavista- Madurismo, cientos de jóvenes decían que ellos habían nacido en una dictadura y no querían lo mismo para sus hijos. Esto llevó a muchos jóvenes a escribir cartas emotivas de despedida a sus vástagos. Sin embargo, ahora no podemos decir que esta juventud nació en una dictadura, muchos de ellos nacieron y muchos crecieron bajo la democracia, o sea que son testigos del actuar de la democracia y de la dictadura.

En la democracia no se envió a nadie a agredir a periodistas, ni siquiera a los causantes de las criminales asonadas de los años noventa. Ahora muchos están en ese bando equivocado, pero Dios primero que logren quitarse la venda de los ojos y no causen más daño a sus hermanos de la región. En el diario La Calle, donde ejercía de coordinador cultural en la redacción del diario y organizaba el archivo de fotografías, a eso de las siete de la noche llegó un camión del ejército, buscando fotos de jóvenes rebeldes. Acababa de llegar de la Universidad, nunca he tenido una respuesta porque la revolución motivada por el presidente Chávez fuese tan desfasada y anarquizada. Hoy, la tengo, entre las ideas del repúblico trokista Alberto Franceschi y la del mismo comandante Chávez, una contradicción ideológica de gran prisma y confusión de masas para el nuevo acontecer internacional.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendó en su informe realizar investigaciones por crímenes de lesa humanidad contra el régimen Ortega-Murillo, en un hecho prácticamente sin precedentes para el organismo. Esto habla de la gravedad de la situación que vive el país: de la ineficacia de las instancias internacionales de derechos humanos por la falta de vergüenza e irracionalidad del régimen; pero sobre todo urgente necesidad de la intervención de la comunidad internacional. En el seno de la OEA se trata de impulsar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, pero la aplicación de esta no puede desprenderse de las funciones esenciales de Naciones Unidas, de ahí la recomendación de intervención de esta instancia en el informe del GIEI. El verdadero alcance de este informe es que, ante la gravedad de la situación, las instancias internacionales de derechos humanos se han tornado ineficaces y debe activarse la Doctrina Capstone.

Pero, ¿Que sucedió con Nicolás Maduro Moros y Daniel Ortega Saavedra? Sencillamente, los militares incorporados al ejercicio del gobierno, no dieron la talla en las estrategias de Poder y se anclan en programas pasados del mundo europeo, donde el fascismo y neonazismo, constituían el mejor aporte de tal contradicción ideológica y militante, Los militares como cuerpo de élite, jamás entenderán los niveles de jefatura y liderazgo del sector civil, deben ir a sus cuarteles, mediante Decreto.

En el año 2008, Naciones Unidas dio a conocer el documento “Operaciones de Mantenimiento de la paz de Naciones Unidas: Principios y Directrices”, mejor conocido como Doctrina Capstone. En su contenido, el documento refleja el quehacer de las fuerzas de paz mejor conocidos como cascos azules, pero parte del reconocimiento de cinco líneas de acción para intervenir ante el quebrantamiento de la paz. Las primeras dos líneas de acción son una ofensiva diplomática, en un primer nivel la comunidad internacional circundante o influyente en la región hacen un llamado al restablecimiento de la paz o cese de hostilidades, en un segundo nivel encontramos la intervención de instancias internacionales ejerciendo presión para un acuerdo.

Si el régimen elude esa presión internacional y no permite el restablecimiento de la democracia en el país, dará pie a acciones más graves como la activación de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (OMP). Aunque no exista un conflicto armado en Nicaragua y Venezuela, las actuaciones de las OMP cada vez más tienen un perfil humanitario y buscan proteger a la población civil de crímenes de lesa humanidad, justamente el contexto en el que se está presentando en Nicaragua y Venezuela, la persecución política; los homicidios; los encarcelamientos; las torturas; las desapariciones forzadas; y el desplazamiento forzado.

La última etapa de la Doctrina Capstone es la consolidación de la paz, esto implica la supervisión del cumplimiento de acuerdos, incluida la observación de procesos electorales. Debemos tener claro que las próximas acciones de presión que adopte la comunidad internacional representan la última oportunidad del régimen para una salida decorosa, y si no es aprovechada, dos cosas son seguras: no podrán confiar ni en su propia sombra ni tendrán garantía sobre su futuro, ahí su dilema.

Estamos asombrados. Las resistencias heroicas están ahí en pie, inexpugnables, convertidas en un tranque gigantesco capaz de resistir todo tipo de agresiones a lo largo de ocho meses. Ni el invierno que sacó a Napoleón de Moscú hubiera podido con esta resistencia cívica que ha agotado todos los métodos de represión que se han inventado monstruosamente. ¿Qué más hacer en contra de ese tranque tan cargado de voluntades patrióticas, incluyendo los ejemplos de Sandino y Fonseca? ¿De Chávez y Maduro? Ellos han tratado de ser ocultados, como si no saltaran a la vista fácilmente, saliendo de las páginas de nuestra historia. No importa lo que hagan, será inútil. No hay forma de debilitar esa estructura tan bien elaborada con una mezcla de alma, corazón y conciencia. Hasta El Chipote ha dejado de ser intimidante. El pueblo llano los defiende y mantienen un solo bloque unitario de fuerza, los movimientos opositores no han logrado ese quiebre de ideas.

Se nos fue este 2018 histórico que ha provocado con el paso del tiempo la publicación de libros clarificadores, que sacarán la verdad de los más oscuros rincones. Nadie ha escapado a eso, ni los césares, ni los zares. Ha sido, por mucho, el año de más sufrimiento por parte de un pueblo sumergido en el sometimiento económico, que reaccionó vigorosamente en abril, mayo ante un evangelista y Henri Falcón, abriendo espacio para un diálogo lamentablemente, malogrado, por quienes, desde las esferas del poder absoluto, aún carentes de propuestas en busca de alguna salida viable, prefirieron imponer el peso de la represión, cobardía y guarimbas, sin límites. Esos miles y miles de espartacos vistos en las diferentes marchas fueron agigantándose hasta el punto de prohibir volver a verlos juntos con sus puños en alto, inalterablemente en pie frente al ruido de las trompetas que derribaron las murallas de Jericó.

Ambos grupos, la izquierda y derecha vieron a sus jóvenes marcharse, sus líderes tienen agotados sus discursos políticos, queda el silencio y, el mundo de las sombras. Maduro y Ortega, siguen siendo presidentes, pero, hay una certeza, sus ministros de seguridad como de defensa han rebotado su visión, dañaron su economía, sobre todo Nicaragua, que recibía ayuda de EE. UU mediante acuerdos económicos, dejemos el engreimiento, el dólar siempre prevalecerá, con sus aislaciones el capitalismo prevalecerá y está sacando a flote a Cuba, mediante los cubanos de La Florida y sus remesas, necesitamos un dialogo profundo, sobre el caso económico.

Destruyeron a Siria sin motivaciones, hay que reconstruirla, se dieron cuenta de la falsedad y fragilidad de Turquía y su presidente Erdogan. La Tierra Santa es de Jehová, como el lugar donde estaba el Edén Celestial. El Éufrates y Tigris hablan de una historia política. Lo demás es majadería superflua. El pueblo necesita alimentos por el cambio climático.

Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Historiador Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en El Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, columnista del Aragüeño y coordinador cultural de los diarios La Calle y el Espectador- Valencia. Hora Cero.

Comunistas oportunistas

La Tecla Fértil

La voz militante de Chávez y Jaua Milano.


Los venezolanos carecemos de conciencia democrática, Por lo tanto, hay un vacío de identidad con el país, porque es muy limitado el número de constitucionalistas y, dejamos que unos extranjeros nos asesoren en el campo político y territorial. El populismo, en nombre de un progresismo, ha asaltado el Poder, como lo viene haciendo y, precisamente por ello,, nos encontramos en alerta democrática, donde e gobierno bolivariano viene eliminando prioridades al pueblo venezolano.


La pérdida de conciencia política nos ha llevado a una guerra asimétrica, dejando a un lado el Proyecto Bolivariano, por lo que indica, que, no hay nada que festejar. Hay que dejar de lado, las políticas de odio, para enarbolar banderas. En Venezuela no tenemos que imitar ningún programa o proyecto extranjero.

Los militares, han envilecido nuestro ejercicio político civil, quienes me criaron fueron navales, era un orgullo ver a los cadetes vestidos de blanco, retretas y paradas en mi Puerto Cabello, natal. Pero, hoy, hay una facción que, con su discurso excluyente, avergüenza dichas fuerzas y, rompe con el protocolo constitucional, dividiendo prácticamente los territorios liberados por nuestros Libertadores en tres zonas geográficas. Nuestra población civil, no puede trasladar alimentos de un Estado a otro, porque le es decomisado lo mismos, todos los choferes deben cancelar vacunas y el papelón no puede ser trasladado de Los Andes al Centro por los grupos familiares y camioneros andinos, porque pueden ir presos, cuando dicho rublo es algo como nos identifica y es un emblema gastronómico nacional.
De las patológicas formas de nacionalismo presentes en Europa, una jauría que enarbola banderas identitarias, hizo referencia Savater a una más grave y real que la inofensiva, por el momento, que significa Vox: la que gobierna en el País Vasco, resultado del fascismo que aplicó ETA durante años, a imitación del proyecto de Ante Pavelic: un tercio de la población eliminado; otro exiliado; el restante, sometido. Se impuso la identidad nacionalista. La identidad asesina.

Pero, VOX, es gobierno y tiene una representación y ante los desmanes de los protectores del país español y venezolano, debemos aceptarlo en sus normas y deberes.
El 27 de abril de 1974, dos días después de la Revolución de los Claveles, Miguel Torga, extraordinario escritor comunista represaliado por la dictadura portuguesa, anotaba en su diario: «Las instalaciones de la Pide han sido ocupadas. Mientras, en compañía de otros viejos veteranos de la oposición al régimen fascista presenciaba la furia de algunos exaltados que reclamaban la muerte de los agentes, acosados en su interior, y destrozaban sus automóviles, pensaba en el hecho curioso de que las verdaderas víctimas de la represión raras veces ejecutan la venganza. Tienen un pudor que les impide manchar su sufrimiento. Son los otros, los que no sufrieron, los que se exceden, como si no tuviesen la conciencia tranquila y quisieran alardear de una desesperación que nunca sintieron».
Cada vez que veo rebrotar el antifranquismo retroactivo recuerdo aquellas líneas. E inmediatamente se impone la pregunta: ¿Dónde están los franquistas? Si nos atenemos al número, hay pocos. No llegaban a mil personas las que se concentraron en julio pasado en el Valle de los Caídos para protestar contra la exhumación de Franco. Esa es la exacta medida de quienes reivindican al dictador. Seguramente es el criterio más inequívoco para identificar franquistas. Pero no el único.


Quienes motivaron a Chávez y a Arias Cárdenas, le dejaron luego y la República no se pudo levantar, la V languidece y el presidente Maduro Moros, hace todo lo contrario de lo emanado en el libro azul y Legado de La Patria.
La estrategia más extendida sostiene que la atribución de «franquista» no es cosa de los franquistas sino de los antifranquistas. En Cataluña se aplica por sistema. Hace apenas un corto tiempo, en el Parlament llamaron «facha» a Joan Coscubiela, en aquel momento parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot, y no descarto que a Torra, abucheado por los CDR hace apenas unos días, le haya llegado ya su hora. En Cataluña, si ha de hacer caso a ese criterio, salvo el último administrador del sambenito, todos fachas. Ya ven, nuestra identidad.

Elías Jaua Milano, con mayor capacidad que Aristóbulo Isturiz en el Ministerio de Educación, hizo el papel en corto tiempo de mejor ministro y ante el gabinete ejecutivo se pronunció por el respeto a las cláusulas contractuales, como buen comunista y sociólogo, sabe administrar la verdadera justicia social, es uno de los pocos que lleva en su alma, la savia y esencia de Hugo Chávez Frías en amor por su pueblo. Fue expulsado y sacado por quienes no desean un Poder Comunal en Venezuela, las bases. Me refiero al clan militar que, nos hace recordar a Franco, poco tiempo después de su muerte.
En todo caso, hay una singularidad en los franquistas involuntarios: consideran «franquista» un insulto. No es la única. También reclaman olvidarse de Franco. Una rareza: no hay leninista que se olvide de Lenin ni católico que pida que diga que dejemos a Jesucristo en paz. No es irrelevante. La disposición nos recuerda que el relato ganador, de todos, es el de la democracia. Algo indiscutible. Y verdadero: nuestras leyes consagran exactamente valores contra los que Franco se sublevó. Franco, en las ideas, fue derrotado.
Maduro, en las ideas, siempre es derrotado.

Y ahora, la demostración, por contraste, de la derrota: sustituyan «Franco» por «ETA» en distintos contextos. A ver si encuentran relatos en las escuelas que entiendan y den voz a la sublevación militar, fachas recibidos en parlamentos y universidades, pueblos aplaudiendo y votando a falangistas y donde se intimida a quienes combatieron la dictadura. Ni un caso. Mientras la mención a Franco ensucia lo que roza, desde la idea misma de España hasta los pantanos, ETA ha dejado impoluta a la izquierda abertzale, al País Vasco y, también, al nacionalismo, el ideal que invocaron para asesinar.
Por supuesto, todo puede cambiar. Pero, de momento, entre quienes reclaman acabar con nuestras instituciones democráticas hay más antifranquistas profesionales que franquistas. La explicación del antifranquismo sin franquistas, me temo, hay que buscarla en otra parte. Quizá en que, a la vista de que el capitalismo ha resultado un titán, haya que pasarse por la tele, una vez más, la victoria de la Champions. Quizá en los versos de Cavafis: «¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros? / Esta gente, al fin y al cabo, era una solución».
Ha sido todo lo que se puede ser en Política. Diputada por la UCD en las elecciones generales de 1977, la primera ministra de la Democracia y por supuesto, alcaldesa de Sevilla. Soledad Becerril (Madrid, 1944) ha recopilado todas sus vivencias en 'Años de soledad' (Galaxia Gutenberg) con las que pretende reivindicar la Transición frente a aquellos que se empeñan en desprestigiarla.

"El silencio, como supongo que ha sido el caso de otras personas que han visto de cerca crímenes, horrores y abusos, no es por causa del olvido o la desmemoria. Para mí es justamente lo contrario: es el dolor, quizás el trauma o la huella que me han dejado lo que hace que me cueste volver a ello. Conservo una caja verde con una etiqueta que dice: Alberto y Ascen. No la abro desde que un tiempo después del atentado guardé en ella documentos que son la memoria de aquel día. La caja contiene también las declaraciones del 23 de marzo de 1998 de los autores del atentado en la comandancia de la Guardia Civil. Las actas describen también cómo se movían por diferentes ciudades para vigilar a cargos del PP y cómo actuaron el 30 de enero en Sevilla".
En el porteñazo, estaba abajo, entre Las Tejerías y Rancho Grande, por el Cerro donde estaba el Fortín Solano, se veía correr la sangre de inocentes soldados que fueron motivados por incipientes marinos, carentes de ideología y sin ubicación del tiempo. Más allá, La Alcantarilla. En una reunión de Misión Sucre en un gran salón, una alumna que vendía café trató de vociferarme y una docente, - me sorprendió- la mando a callarse porque no me conocía, al otro día, trajo una foto, donde siendo un niño bajaba arrastrado un soldado sublevado por las torrenteras de sangre y arriba se escuchaba entre las faldas del cerro, las bombas dejadas por los aviones a favor del gobierno.


Los comunistas de hoy, son oportunistas. Desconocen la realidad de las batallas, aquella joven seguirá vendiendo café, ha perdido la mitad de su peso corporal y sus compañeros de militancia, la dejaron sola, olvido que yo era su profesor de Ciencias Políticas y que el programa era cubano y las notas, las lleva el docente.
Así, dejemos a Franco en Silencio, no utilicemos la imagen de Chávez, cada uno debe ser como es y, Maduro debe levantarse con sus pies de barro, aunque ya no hay tiempo, el mal asesoramiento escabullo su horizonte.
Así en España, apareció VOX, el silencio, cubre a Miraflores, ya no está Chávez Frías.
Nosotros, los venezolanos de la mayoría constitucionalista, ¿cómo pensamos festejar el 31 de diciembre? ¿Yéndonos de puente? La Constitución mandó a las tinieblas a una Dictadura. Somos Repúblicos, de la patria de Bolívar, de la Gran Colombia.

la patria traicionada

la patria traicionada
ID, EL FUTURO ECUANIME

Un ciclo, se abre en la historia

Un ciclo, se abre en la historia
La palabra es una voz, donde soñamos luces

La deslealtad y traición a un pensamiento unitario e integracionista en el Sur.

Fuente Literaria/ Relato de Ciencia- Ficción-

Vueltos del viento en el Castillo

Mi abuelo, guardaba un fuerte de plata en una alcancía con imagen de cochino. Era semanal, cinco bolivitas. El y mi tío Juan, siempre fueron aficionados a una relojería cerca de Playa Blanca. En mi puerto Cabello, ciudad natal.

Pero, lo que nunca supieron es que, me regalaron un pequeño avión, prototipo, que me servía para cruzar el espacio sideral, al ser entregado a unos científicos y constructores aéreos soviéticos, para crear en su magnificencia, mi nuevo navío para entrar y salir al Cerro Azul, sin contratiempos naturales.

Mi abuelo Celestino, le hacía caso al ángel y ambos, me llevaban al malecón, muy parecido al del Tandil, a pasar las noches y ver los barcos sonar sus sirenas en el muelle. A las diez de la noche llegaba dormido a casa de Felicita, mi abuela.

Este Ángel, tenia cuerpo de mujer y recibía el nombre de Verónica, apareció entre montañas, un mujeron, entre las serranías andinas venezolanas. En tierra de Los Mocotíes, muy cerca de los Bailadores. Y, se constituyó en mi gran amor.

La hice mortal, en cuanto a la esfera terrestre y, me acompaña a cada hora, siendo su destino final, igual a Xia, quien reside en las entrañas de los mares.

Mi piedra principal ha dejado de brillar, va a cumplir tres años de su abstracción, mi primer amor, también se lo llevo La Neblina, pero, esta incrustada en la urna de cristal, hacia una de la Torres del Castillo.

Trato de romper con el viento y tiempo. Sin dilación, necesito regresar a mi tiempo. Mi abuelo, murió y mi abuela dijo, ese reloj te cautivará.

Todo cambia tan abruptamente. El tiempo y la vida con su paso solo develan la crudeza, solo caminan para agotarse, para hundirse ante nuestros fallidos intentos de entender algo.

Juan Carlos Vásquez

Ana Guerra, el sueño de Tenerife

Ana Guerra,  el sueño de Tenerife
el alma percibe sueños.

Paradojas del Trokismo y la poesía erótica

La Tecla Fértil

Roma y el Vaticano, salvarían del comunismo al Sur?. EEUU no intervendrá a doble juego

El principal mérito de los Servicios de Inteligencia soviéticos fue hacer creer a muchos inocentes que actuaban por su propia iniciativa. De hecho, manipularon con éxito tanto a personas de izquierda como de derechas. En el plano del terrorismo internacional destacaron Siria, Yemen del Sur, Irán, Libia e Irak. Todos ellos, cabe destacar, tienen en la eliminación del Estado de Israel un nexo común. Pero siempre hay que tener en cuenta que la URSS para desestabilizar el mundo capitalista, creo una impresionante máquina subversiva siguiendo las directrices del prólogo de su propia Constitución. Por ello no es de extrañar que la KGB no dudase en ayudar a cualquier facción terrorista, marxista o no, en pro de su famosa alianza objetiva. Para dicho fin la URRS creo la Universidad Patrice Lumumba para la licenciatura en terrorismo y desestabilización.

En 1973 la ETA mató a Carrero Blanco. En octubre de 1977 la Fracción del Ejército Rojo asesinó al empresario alemán Hans Martin Schleyer. El 9 de mayo de 1978, las Brigadas Rojas, ejecutaron al líder italiano de la Democracia Cristiana. En 1979 el IRA asesinó a Lord Mountbatten. Y el 25 de enero de 1985, cerca de París, el ingeniero y General de armamento René Audran es asesinado. Era un alto funcionario responsable de los contactos militares con Alemania y era uno de los partidarios de la colaboración entre la OTAN y Francia. Todos y cada uno de ellos fueron golpes demoledores que el terrorismo internacional dio a los símbolos de Occidente.

En este contexto fue donde las tropas americanas y francesas estacionadas en Beirut fueron masacradas por camiones suicidas.

En mayo de 1980 los Servicios de Inteligencia franceses desarticularon una Red islamista, en París, que pretendía asesinar a un refugiado iraní en Londres. En 1984 Francia expulsó a Abdul Salem Mohamed, agente libio, cuando estaba organizando una Red, en París, para eliminar a los oponentes del coronel Gadafi. En este año los franceses también detuvieron a un armenio que pretendía eliminar a un periodista turco residente en París y detuvieron al ingeniero libanés Abdellah Georges Ibrahin por su relación con Abdellah El Mansura detenido en Trieste con siete kilos de Semtex. Eran parte de las Fracciones Armadas Revolucionarias Libanesas que pretendían relanzar los actos terroristas en suelo galo. Esta Fracción terrorista comenzó una cadena de atentados reivindicados: el 12 de noviembre de 1981 hubo un atentado contra Christian Chapman, encargado de los asuntos americanos, en Francia del que salió ileso; el 18 de enero de 1982 fue asesinado el Teniente Coronel Charles Ray, agregado militar americano en Francia; el 31 de abril de 1982 se abatió a Yacov Barsimantov, segundo secretario de la Embajada israelí, en París; y el 17 de septiembre de 1982 el coche de un miembro de la misión de compra de Israel explotó con él y dos de sus parientes dentro en París. Sus bases principales estaban en Siria y el Líbano.

En 1984, Irán tenía preparado ciento ochenta mil millones de dólares para comprar material bélico. Especialmente lanchas rápidas que deseaban utilizar para atentar contra los barcos que circulasen por el Estrecho de Ormuz. Es decir, cerrar el grifo del petróleo a Occidente. Así el mundo occidental tenía dos centros revolucionarios ante sí. El Kremlin y Teherán. El comunismo y el islam.

Si tuviéramos que situar en un punto el centro del terrorismo internacional, en aquella época, tendríamos que señalar al Líbano. Este país contaba en 1964 con 1.400.000 cristianos caldeos, católicos, jacobitas, maronitas, melquitas, nestorianos, ortodoxos y protestantes; 1.800.000 musulmanes chiítas y sunnitas, aproximadamente al cincuenta por cien; y unos 150.000 drusos. A lo que debemos sumar unos dos millones de cristianos emigrados que seguían votando para que el presidente de la República fuese un cristiano, como contrapeso el Presidente de Gobierno era musulmán como fórmula de estabilidad política y social, hasta la Guerra árabe-israelí. Tras ella la emigración Palestina que conllevó el conflicto rompió todos los contrapesos políticos. Este desequilibrio fue aún más preocupante cuando el número de palestinos llegó a los 450.000 en 1958. La anarquía política comienza a surgir en un avispero de clanes, facciones y refugiados en un país con un Ejército débil y conformado por comunidades llamadas a enfrentarse. En esta situación, durante 1965, comenzaron a germinar los grupos armados, que, con el pretexto de mantener la seguridad de los campos de refugiados, conformaron una fuerza militar de 50.000 soldados en 1968 que pronto encontró su líder. Yasser Arafat con el apoyo del presidente Nasser instaura el centro del terrorismo internacional, en el país del cedro, denominado Fatahland. La Tierra de Fatah, en el sur del Líbano, se compuso sobre los diez campos de refugiados a las órdenes de la OLP -Organización para la Liberación Palestina- que le permitiría dominar el Líbano desde 1969 hasta 1976 y ser el centro del terrorismo internacional.

Pero no podemos olvidar que los cursos para la formación del terrorismo internacional fomentados por el Bloque soviético en Moscú, Simferopolen, Crimea, Bakú, Odessa, Tachkent, Bulgaria, Checoslovaquia, Vietnam, China, Hungría, Alemania Oriental, eran sufragados por los propios países instructores. No se tienen datos sobre el número de “diplomados en terrorismo” que la Unión Soviética puso en circulación; pero sí se sabe que una gran parte fue destinado al campo de entrenamiento de la UNRWA, al norte de Saida, a favor de la causa palestina. En 1971 dicho campo ya era oficialmente la Academia Militar de la OLP.

Ahora bien, creo que con estos datos, vamos conociendo muchas realidades del mundo musulmán bajo un techo que el Islam y, cada grupo religioso tiene su techo y la manera de hacer sus cosas. La pregunta es que, hasta cuando se dice que es el Imperio norteamericano, quien va a atacar las nuevas tierras occidentales, cuando la realidad es otra y, la población no esta preparada para tales acontecimientos, la masacre será aún mayor y nuestros niños las primeras víctimas, ya sabemos sus patrocinantes, pero, la clave es Italia y el Estado del Vaticano.

Algunos expertos consideran que Italia ha podido esquivar la amenaza que representa el Estado Islámico porque domina algunos mecanismos legales y policiales que desarrolló durante los años que luchaba contra la mafia y la investigaba. Estos mecanismos nacieron, a su vez, durante los llamados "años de plomo", un periodo entre finales de la década de los sesenta y principios de los ochenta que se caracterizó por actos de terrorismo político cometidos por extremistas de derechas y de izquierdas.

Según cifras del Ministerio del Interior del gobierno de Italia, entre marzo de 2016 y marzo de 2017, las autoridades que luchan contra el terrorismo han interceptado e interrogado a 160.593 personas, 34.000 de ellas en aeropuertos. Unas 550 personas sospechosas de terrorismo fueron arrestadas y 38 han sido condenadas. También han cerrado más de 500 páginas web, y siguen de cerca más de medio millón de páginas.

" Una diferencia clave es que Italia no tiene, a diferencia de otros países europeos, un gran número de inmigrantes de segunda generación que se hayan radicalizado o se puedan radicalizar", indica Francesca Galli, profesora adjunta en la Universidad de Maastricht y experta en medidas para luchar contra el terrorismo.

Si se quiere hacer un seguimiento constante de un sospechoso, se necesitan unas 20 personas. Eso implica que para vigilar a un gran número de sospechosos es necesario contar con muchos recursos.

Dos hechos recientes, el caso de Zaghba y el apuñalamiento de un soldado y un policía por parte de un italiano de ascendencia africana, sugieren la posibilidad de que Italia podría sufrir la amenaza terrorista en un futuro. Sin embargo, Galli indica que en términos generales la policía y las unidades de contraterrorismo no han tenido que lidiar con un gran número de sospechosos de haberse radicalizado, a diferencia de Francia, Bélgica y el Reino Unido. Esto no quiere decir que Italia haya conseguido esquivar la actividad terrorista dentro de sus fronteras. Se cree que Anis Amri, el tunecino que el año pasado atacó un mercado navideño en Berlín, se radicalizó en una cárcel siciliana. La policía italiana constató que el tunecino que perpetró el atentado de Niza, había vivido durante un tiempo en la localidad fronteriza de Ventimiglia.

.Giampiero Massolo, que fue director de los servicios de inteligencia de Italia entre 2012 y 2016, indica que no existe una "forma italiana" de luchar contra el terrorismo. " Aprendimos la lección a golpes durante los años de terrorismo político –indica–, aprendimos que es muy importante que las agencias de inteligencia y la policía mantengan un diálogo constante. La prevención es clave".

También señala que "también es importante controlar el territorio. Desde este punto de vista, el hecho de que no tengamos guetos como los que tienen las grandes ciudades de Francia y que en nuestro país abunden las localidades pequeñas y medianas hace que sea más fácil controlar la situación".

maripili hernández



Escapan, pero, sin realidades

Escapan, pero, sin realidades
visionar espectros

quiebre en Venezuela


La Tecla Fértil.

Chapuceros en España y Venezuela, la segmentación de Venezuela en cinco territorios

Una vez pasada la noche electoral para elegir concejales, y los tres o cuatro días inmediatos a ésta, percibo al día de hoy que se va a proceder pronto a un cambio de color en quienes ejercerán el noble oficio de servir, no se olviden de que llegan para prestar un servicio a todos los ciudadanos de la Comunidad venezolana. Un servicio que debe de fomentar los derechos y las libertades.

Quisiera sugerirles que la educación, la sanidad y los servicios sociales, que son servicios a los ciudadanos, deberían de ser realizados de manera conjunta entre Administraciones Públicas y actores privados, en donde las organizaciones sociales del Tercer Sector y de la Iglesia Católica tienen una gran capacidad de gestión y de respuesta, sin desmerecer al tejido empresarial que también debe de jugar un rol en este tema. Es necesario realizar una planificación conjunta y crear el marco legal pertinente para que la experiencia de años de estas instituciones no quede mermada por los caprichos ideológicos de quienes gobiernan. No puede ser admisible que los representantes políticos, que están para servir optimizando los recursos, primen que la gestión de estos servicios sea realizada, casi exclusivamente, por las Administraciones Públicas. Esto no tiene sentido en sociedades democráticas, y además terminará trayendo graves consecuencias.

Para alcanzar un trabajo conjunto es preciso tener creatividad y voluntad de servir, además de ser audaces. Hoy, es necesario idear un sistema de gestión de servicios que ayude a mantener el Estado de Bienestar que pretenden tener las sociedades democráticas, y para mantener este objetivo es preciso contar con la iniciativa privada. Los animo a crear una mesa de trabajo conjunta.

Una mesa que debería de tener como punto de referencia el siguiente texto del compendio de la doctrina social de la Iglesia “La persona humana no puede y no debe ser instrumentalizada por las estructuras sociales, económicas y políticas, porque todo hombre posee la libertad de orientarse hacia su fin último. Por otra parte, toda realización cultural, social, económica y política, en la que se actúa históricamente la sociabilidad de la persona y su actividad transformadora del universo, debe considerarse siempre en su aspecto de realidad relativa y provisional, porque la apariencia de este mundo pasa.

Hay que tener la suficiente humildad para reconocer que somos servidores y que nuestro objetivo es, ante todo, contar con todas las fuerzas que puedan ayudar a mejorar la atención a los ciudadanos. Alcanzar el Bien Común debe lograrse trazando un camino que posibilite el entendimiento y el respeto entre las personas. No estaría mal que la dinámica de trabajo del nuevo Gobierno de municipal de Venezuela estuviera basada en este espíritu.

Por último, les dejo a los nuevos responsables políticos un párrafo para que mediten, sacado del documento antes citado. “La sociabilidad humana no es uniforme, sino que reviste múltiples expresiones. El bien común depende, en efecto, de un sano pluralismo social. Las diversas sociedades están llamadas a constituir un tejido unitario y armónico, en cuyo seno sea posible a cada una conservar y desarrollar su propia fisonomía y autonomía. Algunas sociedades, como la familia, la comunidad civil y la comunidad religiosa, corresponden más inmediatamente a la íntima naturaleza del hombre, otras proceden más bien de la libre voluntad: Con el fin de favorecer la participación del mayor número de personas en la vida social, es preciso impulsar, alentar la creación de asociaciones e instituciones de libre iniciativa ‘para fines económicos, sociales, culturales, recreativos, deportivos, profesionales y políticos, tanto dentro de cada una de las Naciones como en el plano mundial’. Esta ‘socialización’ expresa igualmente la tendencia natural que impulsa a los seres humanos a asociarse con el fin de alcanzar objetivos que exceden las capacidades individuales. Desarrolla las cualidades de la persona, en particular, su sentido de iniciativa y de responsabilidad. Ayuda a garantizar sus derechos”.

Sería interesante que nos enterásemos todos de una cosa muy sencilla: lo revolucionario, hoy en día, es leer, informarse, construir un criterio sólido con el fin de poder defender una postura u otra. Lo revolucionario es conservar lo que somos y no dejar que cualquier descerebrado con un discurso bien armado (aunque sea falso y ventajista) decida destrozar las tradiciones que hemos heredado de nuestros ancestros. Lo revolucionario es arrimar el hombro para que llegue el progreso a cada rincón de nuestras ciudades y pueblos. Lo revolucionario no es prohibir o arremeter contra lo que no es uno ni de uno. Lo revolucionario es tratar de entender lo que tenemos frente a nosotros. Es mucho más moderno intentar acomodar todas las sensibilidades, todas las realidades, en los territorios comunes. Y es muy moderno no manejar dobles morales. ¿Cómo alguien puede hablar de la calidad de vida de los hombres y animales mientras se come un solomillo sin preguntarse nada más? ¿Sólo es malo lo que vemos y no nos roza? No hace falta decir que lo que no resulta ni revolucionario ni moderno es colocar al mismo nivel a los animales y a las personas. Cada cosa ha de quedar en su sitio. No es lo mismo que mueran millones de niños en el mundo a causa de hambre o que mueran millones de pollos en las granjas para que coman las personas. Igualar una cosa y otra es, sencillamente, una majadería.

No me apetece declararme ni siquiera anti antis. Qué pereza. Lo que quiero es elegir en libertad y respetando las libertades de todos. No necesito empujones para decidir, ni votar cada diez minutos. Que no, que no.

Cuando apareció Pablo Iglesias en el escenario político español nadie quiso construir un cordón de seguridad alrededor de él o de la formación política que lidera. Si alguien levantaba la mano para decir que era simpatizante de Podemos no pasaba nada. Ni se le acusaba de ser un extremista, ni de ser malo para la sociedad española. Los simpatizantes de Podemos nunca tuvieron que ocultar lo que eran ni lo tienen que hacer ahora. Y el populismo de Iglesias es evidente, igual que lo es su extremismo de izquierdas.

Vox irrumpe con fuerza en las instituciones y se convierte en el peligro público número uno en España. Por su extremismo y por su populismo. A todo aquel que levanta la mano para decir que es simpatizante de Vox se le señala y se le califica de facha, de fascista y de loco (¡qué forma de utilizar las palabras sin conocer su significado!). Parece que tengan que avergonzarse de ser lo que son. Los políticos de otras formaciones corren para ponerse frente a un micrófono y manifestar que harán todo lo posible para librarnos de esta especie de monstruo satánico que es Vox. Como si ellos fueran grandes estadistas y defensores singulares de los españoles.

A mí no me parece que los votantes de Vox sean una banda de locos irresponsables o unos fascistas a los que haya que temer. Vox es una opción política más y punto. Si alguien piensa que los fachas de Blas Piñar son algo parecido a los votantes de Vox es que no se ha enterado de nada. Se han presentado a las elecciones como cualquier otro partido político y han obtenido los votos que han obtenido. No hay más. Tampoco me parece que sean una banda de descerebrados los votantes de Podemos. Y ya les avanzo que no voto ni a una ni a otra formación.

Me parecen igual de extremistas; igual de populistas. Y me parece una injusticia que a unos se les rían las gracias y a los otros no se les perdone una. Tener una ideología dentro de los parámetros que marca la libertad, la ley y una convivencia pacífica y sana, nunca debería ser motivo de vergüenza.

Cuando Chávez, Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Alfredo Serrano Mancilla diseñaron la política económica de la revolución bolivariana, luego, vinieron los cubanos. Maduro siguió este plan que quebrantó nuestra economía hasta arruinarla, llevando nuestras vidas a una incertidumbre que, hasta nuestra FANB contribuyó a este deslastre.

Los venezolanos, No dejamos de ser parte del juego, que habría sido mucho menos traumático con una sana alternancia que de Despeñaperros para abajo era simplemente desconocida. ¿Se avecina un cataclismo? Seguramente no será para tanto. Eso sí: es necesario afrontar lo irremediable con altura de miras. Quitar a tus muchachos para poner a los míos sería más de lo mismo. O Intercambiar las posiciones y puestos políticos.

En Venezuela, se juega mucho. Pero este sistema pretendidamente democrático se juega aún más: su propia credibilidad. Los comicios electorales no han dejado de ser un boceto de lo que podría acontecer en esta vieja piel de toro más pronto que tarde. Pedro Sánchez y su tropa ya mostraron el otro día en Barcelona que se encuentran absolutamente amortizados. En Venezuela, Maduro está perdido y lo sostiene el brazo militar cobarde, ridículo fue cósmico, propaganda electoral gratuita para Vencer a costa de unos perniles, muy bien contabilizados y que no favoreció al pueblo carabobeño

Mientras nos interesamos por lo que hacen y dicen Pedro Sánchez y Quim Torra; mientras media España se planta frente al televisor para ver el final de un programa cochambroso en el que los concursantes se insultan y celebran sus victorias tirándose al suelo y dando unas voces más que desagradables; mientras todos siguen estupefactos ante un crimen espantoso cometido por un sujeto que bien podría ser el corresponsal del mismísimo diablo en la Tierra; Putin y Trump siguen a lo suyo, continúan repartiendo la parte del mundo que está en llamas y más les interesa. Uno dice que se va para que sea el otro el que luche por poner las cosas en su sitio porque ya va siendo hora; y el otro, de pronto, alza la mano y advierte al resto del mundo de que ya no falta tanto para que pueda estallar una guerra nuclear que acabe con el planeta entero.

Putin señala al resto del mundo para decir que no nos tomamos en serio la amenaza nuclear, que somos una banda de descerebrados. Pero Putin, como de costumbre, olvida decir la verdad. Más que nada porque son ellos, Trump y Putin, los que firman acuerdos y desacuerdos; son ellos los que hacen y deshacen; son ellos los únicos que podrían poner el mundo del revés y no el resto de mortales. No alcanza Putin (el otro tampoco) a entender que no somos nosotros los descerebrados, que lo que hacemos es madrugar, trabajar, tratar de cuidar de nuestras familias y terminar reventados al final del día.

Y, mientras, Sánchez y Torra negociando por unos territorios que respecto a España son poca cosa, respecto a Europa casi irrelevantes, respecto al planeta un punto en el mapa sin la menor relevancia y respecto al universo nada, no son nada.

Qué pena cuando piensas sobre los que mueven los hilos. Qué pena cuando piensas sobre los que creen estar moviéndolos siendo unos pobrecitos. Qué pena y qué miedo pensar. Así a secas.

Pedro Sánchez y Quim Torra se han tomado un cafetito. Han hablado, más tarde han emitido un comunicado que no comunica nada, y han vuelto a demostrar que son políticos españoles y mucho españoles que están a una altura más que lamentable. Sánchez y Torra son españoles y mucho españoles hasta más no poder.

Sánchez quiere seguir viviendo en el Palacio de La Moncloa. Para ello cree que lo mejor es seguir engañando a los españoles. Todo lo que pueda hacer lo hará. Pero no está sabiendo leer lo que sucede y que, en realidad, está cavando su propia tumba. La reunión de ayer con ese que llama bestias a los españoles le ha costado al PSOE otro medio millón de votos. Seguro. Y a Torra, que se reúne con el jefe de las bestias para hablar sin hacer república, le va a costar otro tanto. Beneficiados, casi seguro, serán en una esquina los chicos de Vox y en la otra los de ERC. El tiempo dirá si tengo razón o no.

Estos dos políticos españoles y mucho españoles son los que más decisiones ridículas han tomado en los últimos 150 años. Han rectificado un millón y medio de veces. Chapuzas, cambios de rumbo, una política de categoría inaguantable... Representantes de una clase política que va a la deriva y no parece tener solución.

No sabemos de lo que han hablado estos señores. Lo cierto es que no hay un acuerdo firme en ningún sentido. Por no saber no sabemos ni qué ha sido eso que ha pasado. ¿Una reunión de amiguetes? ¿Una cumbre entre Gobiernos? ¿Una quedada entre lo peor de cada casa? ¿Otra chapuza más? Porque chapuceros son un rato estos dos hombres. ¡Que sí, que no, que caiga un chaparrón con azúcar y limón! Al final ha sido sí y se han tomado unas pastitas. ¡Ahora la lio diciendo una barbaridad; ahora me corto por si me aplican la ley y me destrozan el chiringuito! Chulito ahora; arrastrado después. Pero de política cero patatero. Desde luego, el bochorno que causan no tiene precedentes. Tan solo Zapatero y Mas fueron capaces de mostrar un tono político tan cochambroso.

Qué aburrimiento, señores, qué aburrimiento. Son ustedes una especie de castigo que los españoles no merecen. En Venezuela, también tenemos chapuceros políticos que no tienen idea del campo político, esto, incluye a Maduro, Diosdado y Padrino

Editorial

Editorial
La palabra es versificación de un Fe y Verdad

Editorial: Visión del Sur

Asidero,

Maduro, constituye un perfil histórico presidencial, pese a una argumentación falsa de sus atacantes.

De producirse unas elecciones presidenciales al calco, el presidente Nicolás Maduro Moros sería elegido nuevamente, porque el tablero político nacional es un escenario, donde se miden las inquietudes de la izquierda venezolana, el madurismo y, los movimientos opositores. Aunque las turbulencias de los mercados emergentes parecen que ahora, se encuentran sobrevendidos. Ahora bien, ¿representan un buen valor? ¿Qué más necesitamos ver para una recuperación? Mi lista de deseos para 2019: enfriamiento de las tensiones comerciales mundiales, más estímulo en China, aumento de los precios de las materias primas y buenas políticas. Sin duda, necesitamos restablecer el mercado.

Ya sé que imputar sinceridad a consumados intérpretes de teatro político comporta un riesgo supremo para el honor de todo buen venezolano, que tolera cualquier cosa menos que le tomen por ingenuo. De mí no se ríe ni mi padre: esta es la frase más idiosincrásica que se pronuncia en Venezuela desde tiempos de Caldera. Pero el orgullo es el báculo de la ceguera: le permite a uno sentirse más listo que el resto mientras permanece en la densa, confortable oscuridad.

Y cualquiera, sigue ciego su camino, no importando los escraches por internet o personalmente. La reacción es de total escepticismo. Y es lógico, los personajes políticos se dan una impostura que goza del pueblo una total simpatía. Donde, hasta los curas, no desean ser comunistas, pero, sí que el Estado le retribuya una bonificación por sus servicios eclesiásticos,

La nueva tendencia ideológica en Venezuela y América Latina, viene dándose desde Andalucía. Bastión histórico del PSOE y José Luis Zapatero. Ahora conjuntamente con Pablo Iglesias y Podemos. Dando orientaciones a una Latinoamérica para que, sume votos a sus intereses, logrando una ligera mayoría en el gobierno y, los gobiernos que asesora en el exterior.

José María Aznar solía decir que no se perdona que un joven de derechas tenga éxito; ahora lo que no se perdona es que lo tenga un joven o un viejo de izquierdas. Hay que teclear con cuidado para que no te descubran secuelas de rojería porque te patean en las redes o en los comentarios del propio periódico donde escribes. La derecha sigue soñando con un país como Francia, donde las banderas estén en las escuelas y hasta en las bodas; la izquierda ha quedado alelada con el nacionalismo y le van a dar muchos tortazos.

Lo que han llamado extrema derecha no se parece a la de la Transición. Éstos no salen como aquéllos con bates de béisbol, ni dan estopa en la zona nacional, ni tienen detrás a la madera ni reconocen otros poderes fácticos que los ciudadanos que los votan.

Ya palmó aquel facha al que cantaba Joaquín Sabina: "Mi vecino de arriba/ es un fulano de tal. / Es un señor muy calvo, muy serio y muy formal/ que va a misa el domingo/ y fiestas de guardar". Los vecinos de arriba que votan a la derecha-derecha ya no hicieron la guerra ni hacen pintadas de "Rojos al paredón" ni reaccionan como el que un día pescó a Joaquín magreando a su hija dentro del ascensor y le dijo: "Quítate el pantalón". "Como hay niños delante/ no les puedo contar/ lo que con su cuchillo/ me quería cortar".

Las nuevas derechas se alejan del centro, son más laicas, rechazan el franquismo, no van de antieuropeas. Han conectado con el estrés de las derechas europeas y levantan banderas de "españoles primero" contra la inmigración y contra la invasión musulmana. Los activa la amenaza separatista de Cataluña porque temen la ulsterización o balcanización de España, con ese separatismo que emborracha y puede matar. Así, sucede en Venezuela, nadie desea adherirse al proyecto revolucionario, pero, su voto va hacia el presidente Maduro.

En España, Las nuevas derechas no se salen del perímetro democrático y, por muy radicales que sean, saben que en lo esencial la política económica no viene dictada por la lucha de clases sino por Bruselas y la supervivencia de Europa y de su moneda, aunque progresistas y conservadores mantengan ese teatro grosero de derecha-izquierda.

Con la izquierda pasa igual. Quiere convivir con el presente vecinal y aceptar las partes. Nicolás Maduro y Zapatero, acortan las distancias. defienden una política económica poco ortodoxa y acreditadamente ruinosa del pasado, basada en políticas sociales altamente ideologizadas, clientelares y derrochadoras. Pero, es el recurso para mantenerse en el poder.

Por cierto, el falso progresismo de la izquierda Para cubrir su gasto ingente se necesita abrasar fiscalmente a las clases medias y a los sectores productivos de la nación, aunque su consecuencia inevitable suele ser un pernicioso aumento del déficit público y de la deuda pública, empobrecedores innatos de las generaciones presentes y futuras.

El siglo XIX alumbró dos grandes ideologías: el liberalismo y el nacionalismo. El siglo XX otras dos: el comunismo y el fascismo. Pues bien, las dos primeras siguen vigentes y las dos últimas han desaparecido por completo. El fascismo, esa mezcla de nacionalismo, tradición y violencia con que las clases medias replicaron al comunismo, ha sido borrada del mapa por completo después de haber provocado tal cantidad de desastres en el mundo que nadie la podrá resucitar. El comunismo tres cuartos de lo mismo, incluso se pude decir que quizás sea la idea que más situaciones anómalas ha causado, aunque nos dejó como herencia los logros sociales de la socialdemocracia

Pero, hoy, tenemos el Socialismo del siglo XXI, el concepto más claro de un cruce de ideologías que proyecta al hombre nuevo. Su representante, Nicolás Maduro Moros.