Escritor- Filósofo


"La niebla es un paso del camino entre una certeza y otra certeza, jamas he caminado entre cargas y visiones falsas, debemos aprender a caminar en el umbral del camino con nuestro maestro espiritual o gurú. Debemos aprender a desafiar a la muerte y dominarla. Amar es un desafío espiritual." Emiro Vera Suárez

viernes, 15 de febrero de 2008

ESCRITORA INVITADA: ANA TERESA TORRES

As
ANA TERESA TORRES Y LA VOZ DIRIMENTE
Por Julio Ortega
El exilio del tiempo de Ana Teresa Torres (Caracas, 1948), fue publicada en 1990, aunque según explica la autora en una entrevista, es necesario saber que se escribió cinco años antes. Esta novela es una biografía familiar en la cual la narradora, interesantemente, es anónima. Ambos hechos (advertir el lapso entre escritura y publicación, la ausencia del nombre propio en una novela multibiográfica) parecen declarar, por una parte, el afincamiento en el presente de la escritura, que explica la perspectiva crítica y política; por otra parte, el balance histórico de una crónica familiar, donde si algo suelen tener los personajes es un nombre propio. Aquí es la voz del presente la que carece de nombre.
Lo primero que distingue a un personaje de otro es la marca de su diferencia nominal. Pero en esta novela, el hecho de que el personaje central, donde está depositada la articulación de las voces narrativas, esté desprovisto del suyo, no aparece necesariamente como una carencia. Puede ser hasta un signo de plenitud de la voz, puesto que quien está en posesión del cuento, está en posesión de los nombres, del escenario nominativo; esto es, de la memoria tanto familiar como tribal. Además, el hecho de que la personaje no tenga nombre la libera de su propia historia, y le permite la estrategia de contar la historia de los otros como la prehistoria de sí misma. En este espacio en blanco de la voz narrativa, los personajes usan el tiempo no necesariamente como un exilio sino como una presencia incluso abundante. O sea, tienen una gran capacidad de reconstruir sus propias vidas, gracias a que la narración sitúa a esas vidas en el cuento, la crónica, el testimonio, la biografía, y hasta la interpretación política. Con todo, el proceso de este relato biografista canjea, en un momento, la vida de los demás por la voz propia del sujeto. Lo cual hace recordar una observación de Helene Cixous acerca de la voz de la escritora, quien recibiría la suya desde la palabra materna. La palabra materna en esta novela es privilegiada: está hecha de las voces de las varias madres, abuelas, bisabuelas y tías tutelares, que son como fuentes del narrar, y también modelos de contar; favorecen, en fin, el escenario, robusto y fecundo, de la identidad del narrador (acto) o narradora (voz).
En un sentido, esta novela no reconoce problemas con la identidad porque los personajes saben quiénes son; ese es uno de los rasgos configurativos de la identidad de clase, la identidad histórica y la identidad nacional, favorecidas a su modo por su propio discurso. Por lo tanto, el hecho de que la narradora carezca de nombre y favorezca, así, la voz recobrada de las madres, sugiere que cuando asuma su propio cuento deberá dirimir su voz en ese escenario de voces. Dicho de otro modo, cuando asume su identidad (aunque su identidad esté obviamente cargada por la espesura del relato familiar) habrá disputado su propia voz. En ese momento, en la novela aparecen otras voces, que ya no son necesariamente familiares, sino que están vinculadas por otro sistema de parentesco. Se trata de personajes nuevos, como la hija de los antiguos sirvientes. Y en estos relatos los hijos de familia se reconocen como otros. Ocurre un cierto desdoblamiento de la propia voz, que se construye desde su reflejo antagonista. Si al comienzo teníamos las voces que hablaban con todo el tiempo a favor en un relato prolijo, hecho de anécdotas y digresiones; al final tenemos una cierta urgencia del habla y una especie de disputa por ocupar la persona narrativa. En ese momento de la parte final, incluso aparecen unos personajes muy antiguos en el linaje familiar, como el vasco y otros; pero también aparecen personajes muy recientes; y esta especie de interpolación de historias que diversifican el tiempo y el espacio narrativo, ocurre justamente cuando la persona que no tiene nombre está ganando su voz propia. Esa voz se genera en la intermediación de las otras voces, las de la diferencia.
La biografía familiar aparece en esta novela como romance nacional. El romance nacional es el relato en el cual se construye una representación de la ciudadanía, de la formación de la nacionalidad, del drama de la diferencia cultural. Esto es, representa el decurso de la identidad en el imaginario de la comunidad hipotética. Aquí la representación del país es histórica, puesto que requiere explicarse los tiempos coloniales; y es de clase, puesto que se refiere a una clase tradicional dominante y en evolución. De modo que estamos ante un romance familiar (ante un nacer nacional en la épica doméstica) que tiene que ver con la relación e interacción del país, desde su representación en Caracas, con las otras clases, con los inmigrantes, con las transformaciones de la modernidad y con la modernización venezolana; pero también con la historia mundial, porque estos personajes son testigos de varios acontecimientos importantes del devenir contemporáneo. Es sintomático que el romance familiar venezolano, por una vez, no sea regional. Baste recordar que el romance familiar en Teresa de la Parra ocurre como la nostalgia aristocrática (tradicional y antiburguesa) de una arcadia autárquica que se reconstruye como universo señorial, tan perfecto que ha desaparecido. El romance familiar en Gallegos es regional, y dramatiza un conflicto de códigos: de honor, de género, de clase; y se da sobre el escenario de la modernización, que es la incertidumbre de su época. El romance familiar en la novela de Adriano González León, País portátil, es un intrincado recuento del pasado, medido generacionalmente en la biografía laberíntica de las regiones disputadas por la incertidumbre, ahora, de lo nacional, que ha sido usurpado por el Estado; sólo que ya no hay arcadia arcaica sino crónica de violencias y saga de fracasos. Ana Teresa Torres coincide en algunos puntos con la contraépica de González León; su novela también asume el fracaso de los personajes, sobre todo de algunas mujeres que ven frustrada su vocación en la socialización compulsiva. Sin embargo, el romance familiar tiene la peculiaridad de desarrollarse aquí como un cuento acerca de la evolución misma de la nación venezolana. Es decir, el romance familiar viene a ser una metáfora de la modernización cultural, política y social de este país. Es por eso que, interesantemente, se da no como regional sino como una interacción de lo nacional con el exterior, a través de los viajes de la clase tradicional aristocratizante a Francia; a través de la evolución de la burguesía más moderna que se vincula a los patrones y modelos norteamericanos; y a través de los más jóvenes, cuya educación sentimental y literal se hace en una interacción con el mundo exterior. La otra peculiaridad de este romance familiar, emblemático de la nacionalidad procesal, es que varios de los personajes son inmigrantes. Es revelador el caso del vasco, que hace el recuento de su vida venezolana; como el extranjero que conquista pero que luego es conquistado y, al final, vencido.
Al plantear este romance nacional como una biografía familiar, la novela no requiere insistir en la crítica del mundo que representa, un mundo coherente, sistemático y codificado, que es el de la alta burguesía. Más bien, la novela se plantea un problema formal, desde el punto de vista de la representación narrativa: cómo representar legítimamente una clase social que, en la mayor parte de sus prácticas sociales, es ilegítima. Otros autores enfrentados a similar dilema han dado en algunas resoluciones paradójicas y distintas. El ejemplo clásico es el de Balzac, que decidió retratar fielmente a la burguesía francesa para elogiar su dinámica en la construcción de la nacionalidad, y que terminó, irónicamente y sin pretenderlo, cuestionando su integridad. De otro orden es el caso de Proust, porque la formalidad de su mundo aristocrático, en contraste a las burguesías nuevas, está hecha en el exceso de sus saberes y poderes. Más próximo nos es el ejemplo de Alfredo Bryce Echenique. Un mundo para Julius (1971) es una novela marcada por el pensar crítico de los años 60, pero al representar a la clase alta peruana confronta el dilema de la legitimidad social desde la perspectiva del humor; y si ese "mundo" es socialmente impensable, profundamente antidemocrático, gracias a la voz relativizadora del humor es disputado por la ternura, la compasión y el diálogo. Por lo mismo, la representación queda mediada por el lenguaje que la construye y, al final, por la lectura que la sostiene. Así, los primeros lectores de esta novela la leyeron como un responso de la alta burguesía latinoamericana. Casi a la manera en que se leyeron Pedro Páramo (1955) de Juan Rulfo o La muerte de Artemio Cruz (1962) de Carlos Fuentes, que liquidaron la revolución mexicana como tema al convertirla en un discurso funerario. Sin embargo, una década más tarde Un mundo para Julius fue leída como una saga nostálgica del tiempo burgués perdido. En el caso de El exilio del tiempo, no ajena al ejemplo de Bryce, hay al comienzo una actitud de distancia crítica frente al mundo representado y, no pocas veces, ese distanciamiento crítico es irónico y opera contrastivamente subrayando situaciones de privilegio, dominación, exotismo y dependencia entre los estilos de vida de la alta burguesía y los de la burguesía emergente. La nueva burguesía es aquella que concibe a Miami como polo de expectativas y que adquiere una compulsión adquisitoria, complacientemente alienada. Frente a esa burguesía que concibe lo bueno como lo que se compra doble, la otra, la más antigua, obviamente se distancia. Se plantea aquí una posición discursiva que es paralela a la de Bryce, la noción que la única aristocracia legítima es de por sí una causa perdida. En Las memorias de Mamá Blanca Teresa de la Parra demuestra, quizá sin proponérselo, que la aristocracia es imposible porque ya no es un programa social, y sólo puede ser un programa arcádico. Pero, en otro sentido, perdida la hacienda todavía le queda el discurso, el valor sin precio de una economía simbólica. En cambio, en la novela de Bryce la nueva burguesía en el poder ya no requiere de discurso: el dinero habla mejor que el lenguaje. Sin duda a la vista de estos ejemplos, Ana Teresa Torres trabaja sobre el dilema de la legitimidad narrativa, ya que sus personajes deben ser específicos y a la vez figuraciones de cada época postulada como un marco de referencia histórico. Por eso, aun cuando algunos personajes puedan resultarnos injustos o dominantes, y aun cuando la novela los condene desde un punto de vista crítico-ilustrado, aparecen creíbles y veraces; y, no pocos de ellos, hasta empáticos y humanizados. Por cierto, otros personajes ganan la dimensión de su propio discurso, como es el caso de Marisol que pretende hacerse guerrillera, aunque uno sospecha que está buscando entrar en una novela de Adriano González León sobre la guerrilla urbana. Pero el personaje de más arraigo es el vasco, cuya historia es realmente conmovedora; primero su carta y luego su monólogo desde la muerte lo hacen extraordinario. Es un personaje de la fundación, del habla de los orígenes, una especie de anti-Pedro Páramo.
Dentro de esta lógica narrativa del romance, aparte de la legitimación narrativa de una clase perdida como causa social, El exilio del tiempo no rehuye explorar el melodrama. En varios momentos el romance familiar es comparado con los grandes melodramas de la opera. En la página 38 leemos: "se casaron pero todo se convirtió en tragedia, como en las óperas." La opera es un sistema de referencia que está, diríamos, dignificando el gasto melodramático del romance nacional. En la página 69, se habla de las películas mexicanas, ("plagadas... de encrucijadas más reales que la vida misma"), sugiriéndose que el melodrama construye la memoria, quizá la identidad. En esta novela, por otra parte, este romance familiar pasa por un análisis bastante agudo y rico de lo que se podría llamar la socialización de la mujer. Esa práctica asigna a la mujer el valor de articulación social, dado que su papel en el intercambio regula simbólicamente cualquier saga familiar. Pero en esta novela casi todos los personajes femeninos se construyen en el relato a partir de su conflictividad social; primero asumen y luego cuestionan, e incluso rompen, los códigos de socialización de lo femenino. La sociedad aparece como una máquina de convertir a la mujer en perpetuadora del orden. Es evidente en la página 71, cuando León habla de su infancia, y enumera una serie de pautas, conductas y valores que tienen que ver con la reconstrucción social de la mujer. Por eso, la abuela dice: "si fuera joven sin duda estudiaría algo o hubiera realizado mi vocación artística"; este es un tema que reaparece, porque justamente el fracaso se presenta como un canje según el cual la realización social de la mujer se cumple a cambio de sí misma. No es casual, entonces, que el matrimonio asegure el contrato social, como el intercambio de las hijas para la perpetuación del orden. Ese intercambio sostiene el poder patriarcal; aunque evidentemente el relato de las madres indica que hay una dimensión matrilineal trabajando su propia historia de los hechos. A veces, el relato de las madres parece sólo la voz de la casa y de la cotidianidad domestica; o sea, el marco desde el cual se construye el sistema patriarcal. Esa es la otra ambigüedad dentro de la complejidad del relato de vida, el cual no permite ver las cosas en blanco o negro, porque el entramado de las historias personales en las historias familiares es un mapa ideológico, histórico y político; lo que demuestra que la vida cotidiana no es esquemática sino conflictiva.
Solamente desde la ideología de la modernidad, desde el relato totalizador del progreso y la racionalidad, podríamos pensar que todas las sociedades son imperfectas frente a la sociedad ideal racional. Esa interpretación optimista convierte a las sociedades tradicionales en ilegítimas, y vacía el contenido del presente a nombre del futuro. A esas versiones responde la memoria como fuente de la identidad y la diferencia en esta novela de novelas. Quizá también todos estos gestos de refutación sugieren una rebelión contra el padre; en la página 117, Mercedes enuncia una letanía sobre el odio: "Odio cómo toda mi vida se ha visto envuelta en problemas que no entiendo", etc., que termina en una frase formidable: "Odio ser yo también un perfecto gesto inacabado". Es revelador como conclusión, porque es un relato de vida que está saturando el discurso con los hechos; pero como ocurre varias veces, lo hace desde la perspectiva del fracaso, del incumplimiento. Un gesto importante sobre la memoria es el del vasco fundador cuando afirma, al final, que la memoria es un principio de deseo."Toda memoria es un deseo" (253), dice, y sugiere también unas memorias del porvenir. En el sentido de que la perspectiva de una narración que ve el tiempo como vivido, puede ver un fragmento de ese tiempo no solamente como pasado sino como anticipación del propio relato que lo va a contar. La novela se beneficia del discurso de la memoria, que es circular, acumulativo y digresivo; pero también es un discurrir formalizado por la presencia o copresencia de distintos narradores que ocupan el teatro de la memoria. Teatro del pasado, este es un libro hecho para recordar cíclicamente, incluso anticipadamente, como es patente en el recuento de vida que sigue a la muerte del vasco. Recordar puede ser desear, esto es, cambiar el sentido de las cosas, reinterpretar y reescribir. El testimonio parece ocurrir como un recuento que se da en el escenario de la memoria por primera vez; pero se da, más bien, en una segunda instancia escénica, como si los personajes hubiesen ya leído todo lo que estaba contándose. Los hechos, en verdad, ocurren en una reescritura de la memoria pluralizada, más abierta que puntual. Porque si una memoria se refleja en otra y si un testimonio se construye frente a otro, tenemos un juego de espejos desenterrados, una representación de la memoria como teatro de voces, donde se equivalen este des-romance familiar y esta contra-historia nacional.
En este debate formal está latente el dilema de las identidades, que es por definición plural y heteróclito. La memoria es una fuente de la identidad, en tanto principio del autorreconocimiento; y la identidad se construye por semejanza: algo es idéntico o parecido a uno; pero también por diferencia: la parte del otro nos distingue como diferentes. En esta novela la presencia del otro está entramada en la construcción de la identidad, al punto que es la diferencia la fuerza que libera a los sujetos. Por eso aquí la identidad que se cuestiona es la de lo semejante; varias veces la novela dice: "esto es lo mismo"; hasta los muebles nos ratifican, porque estamos hechos para perpetuar los mismos gestos, para repetir las mismas cosas. Así, la crítica no es necesariamente, como en los años 60, del contenido ideológico que deslegitimiza a la clase, sino del contenido de identidad homogénea, que sustrae la individualidad de los personajes. Paradójicamente, podemos tener una identidad nacional, cultural o social muy robustas, pero no tenemos identidades individuales saludables y libres; porque las identidades individuales terminan frustradas por los mecanismos que aseguran la identidad de lo mismo contra la identidad de lo diferente.
Se plantea, por ello, una problemática que tiene que ver ya con las prácticas críticas de la literatura postmoderna, donde reaparece la noción de sujeto, y es la del lugar del discurso, allí donde recomienza a desatarse la historia de lo representado como natural para suscitar el relato alterno de la subjetividad entrecruzada de viejas cóleras y nuevos deseos. En la práctica y en el discurso postmodernos, con los movimientos feminista, municipal y ecologista, con las asociaciones de base y las reconstrucciones de la sociedad civil, reaparece la noción del sujeto y, en consecuencia, la recuperación del debate de la identidad. A ese momento del debate emancipatorio del género, del desbase del código, y de la pregunta por la posición del yo en el discurso, pertenece esta novela, que ha debido recorrer toda la historia nacional para recuperar la voz de su instante como un tiempo, aunque siempre exiliado, esta vez afincado.
La identidad de la diferencia, de lo heterogéneo frente a lo homogéneo, contradice, por tanto, el orden construido por las identidades de clase, de nación, de historia, que resultan convenciones canónicas. Al final, el romance nacional aparece contradicho, confrontado y subvertido por la identidad posible de las mujeres frente a estas identidades homogenizantes. No obstante, hay que decir que el personaje que podría ser el héroe de la identidad como diferencia, que es Marisol, la guerrilleara, irónicamente aparece como un personaje codificado por su propio discurso de época. En la página 217, dice: "me acuerdo que un día le dije cuando sea grande quiero ser artista como usted;" y le replican: "pero tú estás loca, chiquita, cuando te gradúes ya nadie se acuerda de que tu papá es conserje." Lo que equivale a decirle: la sociedad es quien te da identidad, nunca podrás ser libre, siempre serás parte del simulacro. Pero hay otro momento, en la página 222, donde ella dice: "De pronto me parece, Oswaldo, que no somos más que productos de una violencia, de una ejecución impensada que cae sobre nosotros, articulándonos en las más diversas posiciones y dejándonos en historias que vamos haciendo nuestras a fuerza de vivirlas." Lo que supone una conclusión melancólica: la noción de que el sujeto no está hecho para la personalización sino que está condenado a repetir la violencia de lo mismo. No obstante, si el relato puede hacerse, en efecto, nuestro, el camino se abre como una fuerza contraria. A ese cruce de caminos nos lleva Ana Teresa Torres con esta entrañable y lúcida novela, capaz de convertir a la historia nacional en la forma que sostiene la opción de una ruta distinta.

Conversación con la autora
Julio Ortega: Para empezar, Ana Teresa, quiero preguntarte por las circunstancias en que escribiste la novela. ¿Cómo se te planteó el libro, y qué problemas y soluciones encontraste en ese proceso?
Ana Teresa Torres: El exilio del tiempo es un libro que yo escribí entre el 84 y el 85, y la base de donde yo partí era, como me imagino que parten la mayor parte de las novelas, de fragmentos, de episodios, de situaciones, escenas, relatos, que en ese momento no estaban organizados; yo no tenía un plan exactamente de cómo era la novela, creo que en ese momento yo no tenía ningún plan, para decir la verdad. Creo que el plan de la novela, o la idea de estructurarla y organizarla, fue algo que surgió desde los propios fragmentos; fue como intentar que los fragmentos produjeran una unidad, que no sé si realmente tienen totalmente. Creo que en novelas posteriores yo me planteé la idea de un plan previo, pero no en esa novela, que es la primera que yo escribí; yo había escrito algunos cuentos, no muchos y sobre todo episodios. Ahora, en tus comentarios tocaste mucho el tema de la identidad en la novela, y yo me estaba preguntando cuál era mi estado de ánimo, cuál era mi idea entonces; bueno, yo creo que en ese momento yo estaba muy impactada por la Venezuela de los años 70, porque hubo un cambio muy impor­tante de la sociedad venezolana después de los años 60, que creo que se formó en los 70 y que se ha venido continuando hasta hoy. Esos cambios se habían producido dentro de la sociedad en todos los niveles, y por eso surge la idea de la identidad, la idea de evocar la memoria, como tu dijiste, para construir la identidad; la memoria, en el sentido de reconstruirme yo misma, es decir, quiénes somos, dónde estamos. Y, en cierta forma, mi personaje es un poco la etiqueta de los años 70, en el modelo de sociedad que se ofreció; lo que pasa es que económicamente el modelo fracasó y ahora estamos en lo que estamos, pero ese era el modelo propuesto. Generacionalmente yo pertenezco a los sesenta, y estaba muy impactada por el fracaso de todo lo que significa la utopía de los sesenta y en qué nos habíamos convertido, en una cosa completamente desvanecida desde el punto de vista de esos ideales; eso era para mi lo más importante.
J.O.: O sea, que la novela nace más bien de una necesidad de esclarecimiento. ¿Y cómo se va imponiendo el placer del cuento en esa armazón crítica de revisiones?
A.T.T.: Bueno, porque hay un placer del relato, a mí me gusta relatar; hay escritores que no les gusta relatar, que no les gusta la anécdota, a mi me gusta la anécdota y yo disfruto, en la lectura de una novela, mucho de la anécdota. Entonces, hay un placer en cada una de esas historias, porque la novela yo diría que es hiperanecdótica. Hoy día me parece que está excesivamente saturada de anécdotas. Bueno, yo siento un placer en hacerlo, el placer de relatarlo y, además, la estructura un poco va en ese sentido, porque las anécdotas se las relatan unos a otros. Hay generalmente alguien que le cuenta el cuento a otro.
J.O.: Y cuando escribías estos fragmentos, ¿se fueron armando en este contar dentro del cuento, o fuiste organizando un plan sistemático de unos personajes primero y otros después?
A.T.T: Busqué un cierto orden histórico, cronológico, que me diera un poco de estructura. Es un ordenamiento que no está respetado siempre aunque sí lo está internamente; lo hice cronológico en la historia, pero no lo es narrativamente. Después lo intercalé un poco siguiendo una cierta forma asociativa, una sensación de que el cuento rodaba de esa manera.
J.O.: Fluye muy bien el cuento, se lee muy bien, las secuencias van armándose con vivacidad.
A.T.T.: Pero lo que guiaba al relato era el orden cronológico. La secuencia histórica que empieza en los sesenta con la lucha armada, luego los setenta, que son la época perezjimenista, a la que yo le di bastante importancia; y hay muchos saltos, aunque el siglo XIX no lo toqué demasiado.
J.O.: ¿Tenías también el propósito de hacer una novela cuyo centro estuviera ocupado por la experiencia femenina venezolana? ¿Había una intención crítica o fue apareciendo el tema con los personajes?
A.T.T.: Yo creo que fue apareciendo. Tú hablaste del asunto de la voz y de la escritura; pienso ahora, que aparecían porque me parece que parten de mi experiencia, que la voz de la mujer no tiene nunca espacio; o quizás, en las mujeres de esas generaciones no tenía un espacio, y es una voz siempre oculta, una voz que está siempre debajo. Yo le di un papel más relevante, porque ellas son las que cuentan, los hombres no lo hacen, vienen en las cartas o en los diarios; pero esta voz es más protagónica porque está hablando.
J.O.: ¿Y cómo se fue armando el personaje central, la joven, la narradora que va articulando el relato?
A.T.T.: Yo la vería como un testigo. Por eso es que el personaje central no tiene nombre, pero tampoco tiene un argumento; o sea, su vida no es relatada, quizás hay algunas anécdotas que parcialmente la tocan, pero la idea que yo tenía era la de un testigo, de alguien que puede ver y, de alguna forma, juzgar o presentar; pero que trata de mostrarle a otro lo que está pasando, no su propia vida, sino un espejo de cosas que registra desde su óptica.
J.O.: ¿Qué dificultades te presentó el relato? ¿Fue más complicado de manejar por su misma fluidez?
A.T.T.: No, lo más difícil de manejar era lo que yo llamo armar el rompecabezas. Yo creo que eso es lo más difícil dentro de una novela, de cualquier novela, porque de pronto hay episodios de los que puedes estar más o menos convencido, pero el problema de una novela no es un episodio; es decir, la novela no se puede basar en dos o tres cosas que estén bien; es un edificio, y todo el edificio tiene que sostenerse. Por eso, lo más difícil es cuando empiezas a armar las piezas que sobran, piezas que no pegan, piezas que se repiten, que son incongruentes.
J.O.: Y al mismo tiempo, la novela es un árbol genealógico, otro principio de orden.
A.T.T.: Yo lo hice así creo que para no perderme dentro de los cuentos y de las épocas; para recordar quién estaba casada con quién. Es decir, yo armé la novela a partir de los personajes, aunque todo era modificable porque, al fin y al cabo, es una narración. Me tomó alrededor de dos años escribirla. Este modelo genealógico, por lo demás, venía de mi propia observación, de mi familia y de familias de otras personas; un poco, como creo que uno toma los personajes, o yo los tomo así. O sea que son aspectos de distintos personajes que se condensan y producen uno.
J.O.: Quiere decir que los personajes de esta novela tienen antecedentes en la realidad, son posibles. ¿Hay alguno que sea sólo imaginario?
A.T.T.: Fíjate, yo creo que no hay nunca un personaje que sea totalmente imaginario; no creo que haya un personaje sólo imaginario, o sea, que el ser humano no puede imaginar algo desde cero, no es posible psíquicamente. Pero, digamos, puede ser más o menos imaginario. ¿Quién sería totalmente imaginario? ; el más imaginario debe ser el muerto, indudablemente, el personaje que habla muerto.
También está el Sr. Laing, que no tiene un referente para mí, ni tampoco tiene una explicación, me parece ahora que es como el sin sentido. Aunque de pronto remite a un psiquiatra muy famoso, de ese nombre, quien no tiene nada que ver con la novela.
J.O.: También se puede decir que es un personaje que la novela crea para terminar. Lo más difícil de terminar una novela llena de historias familiares (es casi un siglo) debe ser, imagino, terminarla imparcialmente. Pero, ahora que mencionas la psiquiatría, no podemos olvidar tu profesión de psiquiatra; ¿dirías que las historias de vida en la novela tienen alguna relación con la práctica analítica de los relatos de vida?
A.T.T.: Sí, bueno, sí tiene importancia, yo creo; en el sentido de que yo tenía, sobre todo en ese momento, que era un momento en que yo trabajaba muy intensamente en la práctica, tenía, digamos, como modelo de mi trabajo el escuchar el relato de otro; y escuchar el relato de otro para darle un sentido a ese relato y para integrarlo dentro de otra cosa, digamos, dentro de un esquema de comprensión. Entonces, creo que ese modelo yo lo tenía por una experiencia de trabajo, una experiencia de formación.
J.O.: Una frase que citas en la página 154: "Chivo que se devuelve se esnuca." ¿Se "esnuca" ocurre por desnuca?
A.T.T.: Sí. Pierde la cabeza. Por eso, una vez tomada la decisión hay que seguir adelante.
J.O.: Pero Marisol, que es la que más adelante quiere seguir, me pareció también el personaje más literario.
A.T.T.: Ese es un personaje muy ficcional, pero era una suposición de que ella ideológicamente debía entrar en lo que fue, digamos, la lucha de los sesenta; y debía entrar en una posición de izquierda que ella misma, después, va de una forma perdiendo.
J.O.: Evidentemente aceptarías el calificativo de novela política para El exilio del tiempo.
A.T.T.: Sí, sí lo aceptaría. No es una historia fabulada. Creo que tengo un concepto muy claro de eso, porque tuve una gran amistad personal con Francisco Herrera Luque, y tuvimos la oportunidad de conversarlo; la historia fabulada sería, por ejemplo, si yo tomo a Juan Vicente Gómez y fabulo lo que es la vida de Juan Vicente Gómez, es decir, deformo la historia al incluir elementos de una ficción que yo supongo le va a dar más realidad que la que pudiera darle un texto historiográfico; pero yo no pongo los personajes históricos, está la dictadura de Gómez como un hecho historiográfico. En el caso de mi novela, la dictadura de Pérez Jiménez es un hecho histórico, pero yo no invento al personaje de Pérez Jiménez, yo no le doy nada a fabular a Marcos Pérez Jiménez, sino que consigno los efectos que tuvo la dictadura en un personaje de ficción. Entonces, en ese sentido la historia no está tocada, la historia está, digamos, atrás, atrás de la ficción ocurriendo. Por cierto, me pasó una cosa muy graciosa; un lector de la novela me dijo: "Usted metió allí a mi abuela;" yo me quedé paralizada, le dije: "¿a quién?; y me dijo: "Flor de María Gómez, porque yo soy nieta de Flor de María Gómez". Estaba encantada.
J.O.: Me da la impresión de que la novela postula que la única libertad posible de la mujer es la cultura, porque es la única fuerza que es más poderosa que la mecánica social, ya que la socialización convierte a las mujeres en seres que perpetúan el sistema que las esclaviza. Pero ¿quiénes son las mujeres que rompen el sistema? Una que quiere ser pintora, otra que quiere dedicarse al teatro y la que, al final, va a escribir una novela. Son tres gestos de mujeres artistas. Todas han fracasado, menos la última, que finalmente escribe su primera frase; yo creo que es formidable esta idea de que la novela termine con la primera frase de una próxima novela que no está aquí; o sea, que esta novela, de la cual ella ha sido testigo, le ha construido su identidad para liberarla y, al final, esta frase es la prueba de que va a tener una vida propia. ¿Estás de acuerdo?
A.T.T.: Sí, sí, muchísimo. Quiero decirte que un autor que a mí me gustó mucho, que disfruté enormemente, cuya novela yo tenía en un sentido de modelo, es Alfredo Bryce Echenique y Un mundo para Julius que era muy cercana a nosotros. No estoy segura de que la aristocracia peruana sea similar a la burguesía venezolana, creo que tampoco son parecidas; pero indudablemente en esa novela se descubre que son mundos muy próximos.

umamos la responsabilidad hacia una esperanza

Editorial

Editorial
Gaviotas al Sur, Thandil

Conyunturas

Fuente Literaria

Gaviotas en el malecón. (Fotos, cortesía de Ana Caliyuri. Arentina, Tandil).

Emprendes con tus alas el vuelo, para no regresar.

No entiendes mi tristeza y soledad,

Las noches yacen solitarias y frías, no hay calor

Para mi alma

Más allá de las nubes, del firmamento, esta lo eterno

Un mundo que ronda el mar, somos gaviotas y apriscos

Camino al sol y amor.

Ellas andan en pareja, al vaivén del olor, en sus vigilias

No llevan quejas y luchas, solo cuerpos que se expresan a

La luna y al sol.

Rociamos nuestros cuerpos, desnudos, con el rocío del mar.

Y la pasión de una gaviota en cubrir tu misterio en el mar

Sé que en la distancia me lees, despierto de mis sueños,

Ya no éstas.

Siempre escribiré, algo para ti y sin verme me sientes.

Deja que vuele, vuelva a volar y no me detendré jamás

Emiro Enrique Vera Suárez 25/03/2016

Google+ Followers

Campa sobre el espaldar el crepúsculo marino

Campa sobre el espaldar el crepúsculo marino
Mar, sal del alma

Golondrina, tejado de luz.


Rapida golondrina vislumbras el sol,

bajo tus mensajes y cristales secretos.

Brillan tus cosas en el agua y copas

de árboles.

Mensajes, breves gestos, marchan

al camino.

Giros en tus molino, oh, golondrina

de pronto éstas.

Cuajas el sol en la piscina, tensas

piel al romperse las elásticas de

los árboles.

Nunca te has marchado, en Reyes menos,

tu imagen vuela cuan golondrina en el

copo de los árboles

He tocado el mar con mis manos,

Dejando la huella en la sal.

Es un ruido de caracol al vuelo

Del Cóndor.

Otea tu camella, cual mariposa avanzar,

Pasar por días, a tu tierra.

Es visibilizar el rostro en tu andar,

A punta de libertad.

Nos descubrimos, sin predecir el

Pasado.

Hasta, levantarme sobresaltado al

Mar.

Es el portal abierto hecho llorar y,

Sueño

Junto al mar.

Emiro Vera Suárez, San Esteban, 31. Diciembre 2011

Mariposa,capullo del rosal


Regresa, no diga más
calla, solo calla.
Eres la hoja de un árbol,
refleja filos, solo salpicaduras.
Eres y serás un recuerdo.

La cascada, es un encuentro,
se abre la piedra al sentarnos
La ansiedad produce sosiegos.
La hoja abre su capullo, ventea.
Después,
tu corazón, siempre será igual,
el mismo.

Es un espejismo, ver tu rostro.
El cielo se oscurece, se dilata.
Es mi corazón
tu amor es infinito. Cruza largo.
Es sobrevivir, nace mariposa
del capullo.

Eres una dama, acogida en despertar.
Tu casa es paz y equidad,
permaneceré en la esquina, cada sueño
vuela mariposa, abre surcos
en mis espaldas, cálidas.
Son tus uñas, descubre mi silueta
le da sentido al infinito, es mi faz


tranquiliza las aguas, conduce tu mirada
sobre rieles, ve a Caracas, háblame,
dime el reflejo de tu rostro.

Emiro vera Suárez, 07 AGOSTO 2013



AIRE

AIRE
capullos y picos del aire y gusano en el corazòn que lame la miel del encanto

Por tu nombre

Por tu nombre
lA PALABRA ES LA VOZ DE QUIENES SOÑAMOS LUCES

Aventis


Fuente Literaria

Renace la poesía erótica

A muy temprana edad, ya en la plenitud de mi adolescencia, aprendí a manejar la imprenta. Las noches, son veladas que describía mi vida en el liceo y luego en la universidad, estaba obligado a llenarme de valor para llevar un mendrugo de pan a mis padres y dos hermanos en Naguanagua. Nunca la vida, me fue fácil, tenía que estudiar más para no salir reprobado y ya en la universidad, laboraba como director de la página literaria del diario y los sábados, me esperaba los sucesos. Nunca procuré fumar, ni tomar alcohol, provenía de una familia protestante y sionista.

La inspiración por escribir, me vino desde muy joven, ya a los diez años tocaba cuatro y junto al zaguán de la vieja casa de la Soublette, mi madre Eva llegó un día y lo tomo en sus manos y alzándolas, lazó el instrumento musical y lo dejo caer sobre mi cabeza, partiéndose. Allí, deje de tocarlo.

Mi alma, no ha tenido tregua. Comenzando mis estudios en el Raúl Cuenca de Ciudad Ojeda, comencé a escribir poesías por pago, un buen día tenía una cartera de cincuenta estudiantes de ambos géneros y deseaban decirles algo sustancial a sus amigos preferidos y yo cobraba diez céntimos por cuatro estrofas en cualquier tendencia literaria.

Lo recaudado, era para comer helados y llevarles las manzanas a las monjas en la Urbanización Tamare, ya mi padre para ese momento trabajaba en La Creole. Así que adopte a muchos estudiantes para escribirles poesías y pequeños relatos.

Aprendí francés desde los quince años, corría a los supermercados los viernes en la tarde y tomaba del portal de asistencia al público, los impresos de ofertas para hacer las planas del vocabulario francés, así hice con el árabe. Me logré colar en grupos de conversación, hasta que lo aprendí por estructura.

Ya en plena madurez, leí todos los escritos de Simón Sáez Mérida y los discursos de Jóvito Villalba en el extinto Congreso Nacional..

Para escribir, debemos estar identificados con la patria., tener disciplina en el aprendizaje de técnicas narrativas y escuchar las voces del pueblo, la poesía representa la mejor impresión para recordar los gestos de nuestra gente. En mis horas libres, procuro escuchar música proveniente del rock y de músicos cristianos, lo hago por temas.

2.

Mi apartamento es un armario de libros e utensilios de cocina., ambos, reflejan un mundo desconocido, donde debemos apartar los malos olores y dejar el ensayo atrás, es un asunto del pasado, Todo es un mundo de enseñanza y aprendizaje. La imaginación, inventa nuestras visiones y los ojos se abren hacia lo visible., allí aparece la palabra, como portadora de una velada con su afán de ir a la vida natural y, nos permite entender que, en nuestro interior hay una multitud de seres que buscan diseminarse en la colmena de la vida.

El existir, tiene un momento para asir de ella en todo momento, la verdadera poesía y, en ese momento educarnos para el despertar del Ser, es algo íntimo, como propio.

3.

La historia, nuestra las páginas de nuestra vida y son revividas por la acción del espíritu, son rostros que salen al descubierto para darnos un vacío interno, ante la muerte inesperada de mi esposa. Solo el fuego da luz a una lámpara azogada ante la multiplicación de espejos de su imagen.

La aurora siempre resplandecerá, sí estamos dispuestos a utilizar un único lenguaje que conmueve cada texto escrito y llevarnos a sitios de hermandad y contiendas, todo está tapiado por el tiempo, son leyes dialécticas ineluctables que nos dan una justa oposición de contrarios,

El aire es nuevo y cierra los vientos del pasado, jamás habrá un fracaso, todo está bordeado por los textos, pero, esta actitud nos da un pensamiento liberador.

La poesía está de vuelta, tiene más lectores. No tiene despedida, queda en nuestro recuerdo. Todavía escribo poesía, pero, hacer análisis políticos me lleva mucho tiempo, le escribo a varios portales extranjeros temas de vanguardia nacionalista, pero, deseo escribir más de farándula y temas diversos. La política tiene sus sinsabores y, debemos atrevernos a cambiar el horizonte venezolano.

El género, vibra por sus emociones y la poesía es el nuevo lenguaje sonoro y musical para experimentar las turbulencias del existir, Pero, tenemos un espacio que es la igualdad de los tiempos y el viento.


Roy Chardeton

Roy Chardeton
El Cambio y salida de Maduro Nicolás es eminente

Pintame, de Suyai

Píntame

Desde mi ventana observo el parque, veo los arboles desnudos agitándose con la brisa que al pasar los mueve sin piedad.

La tarde esta gris, es otoño y me siento triste. Los senderos tapizados de marrón cobrizo me ponen melancólico. Imagino crujir las hojas bajo las pisadas indolentes de algunos transeúntes que pasan apurados. Nadie mira a nadie. Estoy solo invisible ¡Cómo cuesta sobrevivir!

Las hojas marchitas se esparcen entre cada ráfaga de viento que las encumbra por los aires, danzan y caen desordenadas formando una alfombra digna de pintar.

Mi tristeza aumenta a cada minuto, estoy en completa orfandad. Las horas son lentas, dolorosas.

A mi mente surges tú, angelical, etérea. Tus ojos esmeralda con la mirada que cautiva, penetra, como descubriéndome, tratando de conocer mis secretos, que no tengo, porque tú eres mí secreto.

Te veo venir a mi estudio, silenciosa, tímida, alborotando mi vida. Disfruto cada momento que estás conmigo, tu compañía se ha transformado en un portal de luz. Tú viniendo a mí, yo ansiando que las horas se detengan y no te vayas. Amo tus largos silencios, tu calidez que se ha hecho tan mío.

Llegas y, te sientas aquí, donde hoy parado al ventanal , miro el mundo de afuera. Descorres las cortinas, abres y dejas entrar el aire fresco. Juegas con tu pelo, absorta por unos instantes, y yo hago como que no te miro. Te mueves coqueta, con ese aire de ausencia que me encanta. ¡Te sabes bella!

Posas ingenua frente a mí, tu boca, tus ojos inquietan, no puedo pintar, tu belleza me deslumbra.

Tienes ese magnetismo que adquieren las mujeres que se sienten admiradas, amadas.

Sonríes y el perfume de tu silueta me envuelve, embelesado me acerco, te acaricio, te beso. Muerdes mis labios con suavidad, te ocupas de mi boca, la recorres toda y me haces tu prisionero.

_Nadie te besará de esta forma_ dices, Porque mis besos los he creado para ti.

_Mis besos en tu boca, llevan mi sello._ Y mordisqueas mis labios hasta hacerme gemir. Tienes esa manía deliciosa de llevar mi labio a tu boca y morderlo. Te enojas cuando digo que me has dado un beso sádico, entonces ríes con esa risa tan tuya que envuelve el estudio y lo transforma en un laberinto lleno de ecos de amor y seducción. En esos momentos la felicidad me inunda, nos inunda.

Esos besos tuyos tan atrevidos, dulces como almíbar subyugan, alteran. Nunca me habían besado como lo haces tú, tus labios me convierten en tu esclavo, lo sabes y haces de mí lo que deseas. Te enlazas a mi cuerpo como serpiente encantándome, y pierdo la noción del tiempo. La pintura y el trabajo carecen de importancia , tú eres lo único que deseo. Mi respiración se precipita y la agitación hace presa de mí, tus manos me palpan, moldean mi piel y vas pellizcando mi espalda. Mi cuerpo temblando de pies a cabeza. Te sulfuras, dices: que es preciso que gobierne mis impulsos, que debo aprender a controlarme y es que cada beso tuyo, cada palabra me enciende y ya no puedo tener calma. Alargas tus manos y recorres con las yemas de tus dedos mi cara. Cierra los ojos dices, ­y ronroneas detrás de mi oreja, besándome, la nariz, el cuello. Bajas por el pecho mordiéndome con suavidad, sigues bajando y me susurras palabras inconexas. Me doy vuelta, te tomo de los hombros y te dejo inmovilizada Te hago el amor incansablemente, mis deseos de ti son insaciables. Tu entrega es indefinible. Juramos amarnos hasta el fin, y tú dices; hasta el fin del hechizo, y ríes.

_Píntame con los colores del amor _ dices. El canela de tu piel, me quedará bien en la sombra de los ojos. _Píntame de rojo carmesí los labios,_ has que tus pinceles hagan derroche en mi cuerpo.

_Me pides que escriba mi nombre en cada espacio de tu piel._ Que marque huella. Cantas viejas canciones de amor en mi oído “Nunca, nunca te dejaré”, “Si tú no estás, la vida no puede ser.” Me embriagas con tu canto de musa angelical, la felicidad me envuelve.

Al anochecer te marchas, me lanzas un beso, tus ojos tienen ese brillo de picardía e ingenuidad, te sonrío . _Volveré mañana susurras, cuando el sol esté alto._

Vuelvo a mis pinturas, me dejas ensimismado y una parte de ti se impregna en mí. Tu belleza queda plasmada en el lienzo. Mi mejor obra de arte eres tú.

Tu olor de almendra permanece en mi boca inundando la habitación.

Los días pasan, y pasan. No vienes. Mi vida carece de sentido, pintar se me hace agónico, un dolor agudo me atraviesa el pecho. Sin tu presencia las horas son tan largas y tediosas.

Es imposible ser feliz, cuando se ha bebido el amor y luego mueres de sed.

¡Qué agonía me produce no verte! No sé dónde buscarte. ¿Por qué me has dejado?

¿Fuiste sueño o realidad?‘

Creo verte venir, y no llegas….tus pasos los escucho y al llegar a la puerta, se pierden en la nada, no estás.

Miro por la ventana, la calle tapizada de hojas cobrizas, alguien canta en susurros.

Nunca te dejaré”.”Si tú no estás la vida no puede ser”

Pero acá no estás,me envuelve la melancolía, no viniste y no sé si volverás.

Registrado como autor

Edith Suyai Moncada

Edith  Suyai Moncada
Cantos de Chile- Valparaiso

Deslealtad y afirmación del corazón, Jesús y Chávez.

Aventis.

Programas imperialistas hacia el Sur.

El Liberalismo económico desatado en Suramérica, busca ahorcar las inversiones sociales, mediatizar las fuerzas políticas y proponernos un libre mercado de oferta y demanda para presionar la inflación y llevarnos a un caos socioeconómico con la conjunción de teorías económicas devastadas por el tiempo.

El mercado doméstico ha fracasado, los políticos de izquierda en Venezuela jamás han sabido interpretar su rol, porque desconocen el arbitraje y acoplamiento de las tendencias modernas en el arbitraje bursátil para ofertarla con el dólar y fortalecer, en nuestro caso, el bolívar fuerte.

Es la misma historia, el Sur enfrenta una campaña de destitución legislativa de presidentes a través de golpes suaves, iniciándose con Fernando Lugo en Paraguay, continúa con los Kirchner en Argentina y luego en Brasil contra Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula Da Silva. La actuación de los cuerpos secretos de La CIA es directa y la ultraderecha, asume de nuevo el control del Sur.

La Alianza para el Pacífico, tiene entre sus programas, levantar las crestas izquierdistas para poner fin a las ideologías y darle cuerpo a la economía, una premisa que comparte con China, quién ha sabido manejar su pacto comunista con el vasto mundo empresarial., lo que implica que Latinoamérica revive una etapa desacertada porque descuidó la formación de líderes y alimento en una especie de psicopatía al mundo delictivo y militarismo.

Rómulo Betancourt, tuvo un gran acierto, provocó un pacto cívico- militar para emprender un programa y darle ruido a los motores de la agricultura, producción y vehicular. Pero nunca coloco a nuestros soldados a cuidar mercados y desgastarlos en asuntos netamente civiles.

El Estado, nos muestra una sociedad anarquizada y sin regulación ética, permite el abuso del consenso social e impide una verdadera jerarquización de los cargos y sus aplicaciones en el campo empresarial y de soberanía alimentaria, todas las instituciones se encuentran convulsionadas en lo político y social y el Ejecutivo no tiene los medios para atender a la solución de los problemas creados.

Tenemos, un conjunto de desafíos y una visión simplista sobre ellos, pero, todo está enmarcado en dos realidades, la paz y la democracia y por el otro lindero, el revocatorio y la aplicación en un extremo del caos, la Carta Democrática que ya va en una tercera fase de su acción de una manera silenciosa.

El tiempo para el diálogo se cumplió. Ahora, entramos en otro mundo de reconciliación social, donde debe existir un cronograma de trabajo para la moderación y cumplimiento de las metas constitucionales y políticas, todos debemos ir a una pacificación de los conflictos y, es un fenómeno único acompañado del Consejo Nacional Electoral. Solo, la victoria política se gana por consenso y no a través del camino violento y la disgregación social. Pero, el tema primigenio es como eliminar al bachaquero que abusa con los precios, el miliciano o militar que cobra un puesto en la cola para adquirir productos primarios o el Estado Delictivo que lleva sus armas tradicionales y amenaza a nuestras mujeres en plena cola y le quita su posición de estado, si no le cancela mil quinientos bolívares, es un nivel de impunidad y corrupción a todo rapel.

La derecha como la izquierda internacional viene cumpliendo sus planes de trabajo de intervención política y de verdad, los ajustes para favorecer el capitalismo de Estado y mercado, constituyen una exageración a todo nivel de lucha social.

Los conflictos, deben construirse a base de realidades y no de fantasías. Todo, está escrito y las Regiones ya han dado sus recomendaciones.

Colombia y Perú se favorecen con el caos venezolano, en cuanto al valor monetario. Muchos se alimentan del paso fronterizo y nuestras pocas industrias en producción sacan nuestros alimentos al exterior en buena cantidad y el venezolano va y las compra en ese lugar de destino, un exabrupto. Toda una conspiración contra el país y el Estado de Derecho Jurídico. Aquí, no hay Guerra Económica, sino una dejadez en la aplicación de políticas mancomunadas que interpreten el camino a seguir por el productor e industrial hasta llegar al consumidor.

En América Latina, ya el contrabando nos beneficia, constituye una distracción del Liberalismo como sistema y daña la esencia impositiva en la administración de impuestos por parte del Estado, todos, podemos trabajar, sin abusar de las Regiones administrativas y consolidar un solo principio geopolítico.

El presidente, Nicolás Maduro Moros, en el mes de julio de éste año manifestó en una reunión con su Consejo de Ministros, lo siguiente: “Vamos a concentrar esfuerzos en los motores vitales de La Agenda Económica Bolivariana para revertir la Guerra Económica y Ganar La Paz. Con el espíritu de la patria y la voluntad más férrea de unión Cívico- militar, vamos a elevar el esfuerzo y los logros para nuestro pueblo”. Pero, nadie cumple estos preceptos.

Los objetivos económicos, deben ser reales y no artificiales, quien trabaje de manera paralela al Estado, tiene que ser neutralizado y se le debe ejecutar un informe técnico para obviar todo intento de crédito público a su favor, es una sanción por abusos que, solo favorece a la especulación, debemos ir a un dólar unitario, sin paridad cambiaria para evitar las distorsiones en el mercado y la adquisición de insumos para los trabajadores del campo.

Hay mucha irresponsabilidad de parte y parte. Hay una ausencia de criterios en nuestros diputados, se está dando un mal ejemplo al país y todos hacen sus compras en Estados Unidos de Norteamérica o en una de sus colonias y, hablan de justicia social.

Pero, el programa está allí, cumpliéndose paso a paso, tanto el Balboa como el Cóndor II. Hay un saboteo continuado sobre las Misiones, las cuales son dirigidas por gente de Voluntad Popular, en lo personal fui sacado de Misión Sucre y mi coordinador contrato docentes de Leopoldo López y uno de ellos, trato de captarme en vista de mi vieja amistad, cuando éramos dirigentes estudiantiles en la Universidad de Carabobo. Yo siempre he sido fiel a principios ideológicos, hay un sabotaje permanente hacia el Estado Venezolano en todos sus extremos y conozco mucha gente que se artícula con los golpistas de la derecha y tienen el control político de las regiones, de allí los atrasos en los programas de inversión social.

Thomas Mann, manifestaba que el hombre era un deleitante de su vivir y su secreto convalida sus promesas. Por esto, se debe tener cuidado con el engaño, cuando llegamos a su realidad, En esta contemporalidad del mundo de hoy, todo es un acto lingüístico, por esto vivimos llenos de huéspedes que trastornan al Estado y nuestras ilusiones, es la temporalidad del tiempo y la personología individual como colectiva.

Así, es el Estado cuidémonos de los toques dramáticos, porque Hugo Chávez Frías y Carlos Andrés son únicos, sus Legados partieron del principio Romuliano, pero, Chávez asumió la realidad de nuestra Venezuela futurista, salirse de él, es negarnos a sí mismo. Somos la patria y vivencia de ella.

Así que, cuidémonos de los entrampadores del camino, se visten de rojito, pero, engañan a nuestra sociedad. Los espectros se mueven delante de nuestros ojos para dañar nuestra esencia política, hay intereses para convertir al venezolano en un despojo humano, aferrado a intereses extraños a nuestra economía, somos indígenas, somos latinos, somos América virgen y amazónica.

Chávez, supo interpretar el arte de la vida, como era la condición de su pueblo. Pero, nadie le cuido, el virus cubrió la vitalidad de varios presidentes progresista, pero el más fuerte fue para él, su imagen constituyó el emblema de América, Carlos Andrés y Chávez se atrevieron a desmarcar territorio con los norteamericanos y captaron a Alemania y reformaron al Estado Venezolano en todas sus instancia, uno de derecha, otro de izquierda democrática, pero un solo sendero para alcanzar La Paz y Libertad de los hombres.

Tenemos, un compromiso militante con la producción nacional y La Paz. Somos revolucionarios, el capitalismo occidental busca mutarse para utilizar a los propios comunistas en el mercado de capital, sin importarle el pueblo. Los ciudadanos estamos en una prisión llamada inflación y hambre, hay indiferencia seglar y ya los sermones y discursos asumieron su tarea, el Referendo Revocatorio dirá la verdad, plasmada en votos, para asignar luego, nuevas responsabilidades, Venezuela va a una gran velocidad hacia el derrumbe, el plan ferrocarrilero fue detenido por manos infieles al Legado chavista y el sur de Guayana es destruido por el Arco Minero, grandes empresas del capitalismo han asumido con los militares su acoso a la naturaleza e indígenas.

Es el momento para la reflexión y el avance ideológico.


el engaño

el engaño
militarismo o dictadura venezolana

El Partido Militar C.A.


Por: León Moraria |

Por decreto ejecutivo el presidente Maduro, crea el 10 de febrero según Gaceta Oficial Nº 40.845, la Compañía Anónima Militar de industrias mineras, petroleras y de gas (CAMIMPEG). El nombre abarca múltiples actividades, tan sólo le faltaría la de, Registro Civil, para asentar partidas de nacimiento, matrimonios y defunciones. Como su nombre lo indica, será administrada por la Fuerza Armada para su financiamiento, además del que percibe por la Ley de Presupuesto Nacional. La idea debe tener inspiración en algún país, por ejemplo Egipto, donde el ejército, además de administrar el Canal de Suez como patrimonio exclusivo, tiene asignadas algunas ramas de la industria nacional (el turismo de la egiptología): dos grandes fuentes de riqueza egipcia.

La creación de dicha Compañía Anónima debe formar parte de alguna cláusula secreta del “Plan de la Patria”, algo así como “el secreto de Fátima”, que el “comandante eterno”, antes de morir, envuelto en su aureola de santidad, le comunicó de manera muy confidencial a su benjamín, vidente y albacea, Nicolás Maduro Moros. Voluntad del “comandante eterno” que debía permanecer en secreto un tiempo prudencial luego de su ascensión al cielo del “cuartel de la montaña. Secreto a ser revelado sólo en caso de extrema gravedad política, que pusiera en peligro la continuidad de la Revolución Bolivariana, concebida, a imitación del nazismo hitleriano, para durar mil años. De ahora en adelante, la Fuerza Armada, como su nombre lo indica, no sólo está armada con aviones, barcos, tanques y fusiles, pasa a estar armada con los recursos naturales más apetecibles de la riqueza nacional.

Según el Artículo 150 de la Constitución, “la celebración de contratos de interés público nacional requerirá la aprobación de la Asamblea Nacional en los casos que determine la ley.”

La creación de esta Compañía Anónima, en el fondo ¿No es una forma de privatización? El petróleo, el gas y los minerales dejan de ser de todos los venezolanos y pasan a ser del partido militar c.a. De la misma manera que un civil no puede hacer uso de un avión, barco, tanque o fusil, tampoco podrá utilizar el petróleo, el gas, los minerales para su uso y usufructo. ¿Por qué en lugar de hacer la Compañía Anónima con los militares no hacerla con las universidades que disponen de las capacidades científicas y tecnológicas para el desarrollo de las explotaciones hidrocarboníferas y mineras? ¿Qué capacidad científica tienen las academias militares para incursionar en el manejo tecnológico y económico de la riqueza nacional? ¿Por qué ese odio de los militares y del gobierno chavista hacia las universidades? ¿Por qué, validos del poder pretenden apoderarse de las riquezas del país y crear un Estado dentro del Estado? Las riquezas del país son patrimonio de todos los venezolanos. (Artículo 12 de la Constitución Nacional)

¿Además del poder de las armas, los militares van a disponer del poder económico para ahondar las diferencias entre civiles y militares y transformarse en casta privilegiada? Los venezolanos no podemos dejar pasar ese strike sin tirarle el batazo que lo contenga y lo derribe. El pueblo venezolano no puede permitir semejante arbitrariedad, abuso de poder, apropiación de la riqueza del país por un sector de la población, por el sólo hecho de poseer el poder de las armas, entregadas para la defensa de la soberanía que radica en el pueblo.

Si ante el desastre económico en que nos encontramos, hay visos de rebelión popular, el despojo de las riquezas naturales del país por el partido militar c.a., es un incentivo más para hacer uso de la rebelión y protesta ciudadana Desde la izquierda clasista, revolucionaria, proletaria y socialista, llamamos a librar la lucha contra el despojo que se nos quiere hacer, por la creación inconsulta de la Compañía Anónima, entre gallos y medianoche, y de forma subversiva se repite el golpe de Estado puchista que pone en poder de los militares las riquezas más apetecibles del país. Decisión del Ejecutivo Nacional, arbitraria, que viola la norma constitucional de la democracia participativa y protagónica. Tantas violaciones de la Constitución Nacional convierten al gobierno en delincuente. ¡Hay una rebelión popular en puerta! Atizada por las inconsecuencias del gobierno.

Siempre que la crisis económica deja sentir sus devastadores efectos, de inmediato surge el tema del rentismo petrolero. Chivo expiatorio de los descalabros administrativos de los gobiernos. La acusación contra el rentismo petrolero la utilizó el presidente Betancourt para denigrar del extraordinario desarrollo económico del gobierno del presidente Pérez Jiménez. Aquella extraordinaria obra de infraestructura en cada pueblo y ciudad del país, fue señalada de faraónica, ornamental, suntuosa, en consecuencia despilfarradora, sólo posible por el rentismo petrolero. ¿Qué sería de Caracas sin la autopista a La Guaira? ¿Qué sería de Maracaibo sin el puente? ¿Qué sería del turismo en Mérida sin el teleférico más largo y alto del mundo?

Años más tarde, durante la presidencia de Lusinchi, ante el acoso por el pago de la deuda externa, de nuevo se señala el rentismo petrolero como causante de la crisis y se decreta el fin de la era petrolera. El pregón oficial decía: -“El venezolano debe volver al cultivo de la tierra, a la cría de animales, debe volver a la economía del cacao y el café, a la tradición agrícola”. Era el discurso de preparación sicológica de la población hacia el plan privatizador que gestaba el imperialismo por medio de su lacayo de turno Carlos Andrés Pérez.

Hoy, de nuevo, el mismo discurso del fin del rentismo petrolero, se utiliza como argumento para cometer el desafuero de la privatización de las riquezas del país y su entrega al partido militar c.a. Este hecho trae una vez más al léxico político, el tema del “partido militar”, cuya reaparición en la política activa, ocurre por el golpe puchista (Push) del 4 de febrero de 1992, protagonizado por la deserción de un grupo de militares, luego de haber permanecido durante cuarenta años al servicio de los gobiernos adeco/católico/ copeyanos. Resulta interesante definir ¿Qué es el partido militar? ¿Cómo funciona? Para ello es necesario repetir conceptos que hemos expuesto en escritos anteriores.

Militarismo: el partido militar.

La llamada revolución bolivariana, de signo militarista, nació en los cuarteles, ajena a las mayorías nacionales, y se mantiene en los cuarteles. Es el retorno de los militares luego de cuarenta años al servicio de los intereses del imperialismo y de dos partidos políticos (AD, Copei), que se turnaron en el gobierno y frenaron la gran obra de trasformación del país hacia la modernidad, comenzada en la década de los años cincuenta del siglo pasado. Gobiernos al servicio de intereses foráneos, respaldados por las armas de los militares que apuntaban siempre contra las mayorías nacionales para impedir el reclamo de los derechos políticos y las reivindicaciones sociales más elementales, en lugar de apuntarlas contra los enemigos de esas conquistas sociales: la burguesía, las transnacionales (Iglesia católica) y el imperialismo.

Para los militares era necesario retomar el programa de gobierno del Nuevo Ideal Nacional, pero en lugar de sustentarlo en la represión (Vallenilla Lanz y Pedro Estrada), hacerlo en el libre juego democrático. Las bayonetas si no están de punta, también sirven para sentarse.

El único partido político que en Venezuela funciona a tiempo completo es el partido militar. Como partido está perfectamente estructurado, tiene todo, no le falta nada. Tiene normas, el Estatuto militar, que reglamenta su funcionamiento. Tiene casa principal en Caracas, con seccionales en todo el país: cuarteles, guarniciones militares, puestos de comando. Tiene academias para la formación de los cuadros del partido en la ideología militar. A diferencia de los partidos políticos que sólo funcionan en época de elecciones, el partido militar funciona las veinticuatro horas del día, los 365 días del año. Sus líderes, a falta de ¿qué hacer? hablan de política, hablan del acontecer nacional sustentado en los partes que reciben de las seccionales del partido en el país. Su gran poder radica en saber todo lo que los demás partidos no saben. Tiene red de inteligencia para investigar las actividades de los otros partidos, con especial fijeza, en los partidos de izquierda, por cuanto el partido militar siempre ha sido aliado incondicional de la derecha: la oligarquía, la jerarquía católica e intereses foráneos.

Los militares poseen la información que les permite saber en cada región quienes son los militantes de la izquierda que durante años participaron en la lucha. A esa izquierda no le está permitida la participación política, experiencia personal vivida durante estos 17 años. Experiencia ratificada por camaradas exguerrilleros y por intelectuales de la izquierda incorruptible. El chavismo –como partido militar – nació eunuco al carecer de elite intelectual, con claridad ideológica, para emprender el proceso de transformación revolucionaria.

En las academias militares no enseñan teoría y práctica revolucionaria. Mucho menos socialismo. La actitud de la izquierda clasista y revolucionaria ha sido calificada de radicalismo, divisionismo. Esa izquierda no ha tenido cabida en el acontecer político nacional de los últimos 17 años y se la ha mantenido como lo que siempre han sido ¡Enemiga!

Pero ¡Oh sorpresa! en el partido militar ocurre un cambio de actitud (conducta) ¡Inexplicable! De la noche a la mañana el partido militar da un giro de ciento ochenta grados y aparenta asumir las banderas de la izquierda que durante décadas persiguieron, encarcelaron, torturaron, desaparecieron en los Teatros de Operaciones (TO). ¿A qué se debe ese cambio? ¿Será producto de la represión que realizaban en los campos de concentración - los TO - construidos por la “democracia” y administrados por los militares? ¿Acaso de tanto oír confesiones arrancadas por la tortura se contagiaron de las ideas de los revolucionarios? ¿Se contagiaron de la mística a sus ideales y objetivos de lucha contra la explotación capitalista y el imperialismo? La integridad de la izquierda en las salas de tortura, su firmeza ideológica ¿los contagiaría de humanismo? ¿Los haría recapacitar sobre la realidad del país y de las mayorías nacionales: el proletariado, los campesinos, los intelectuales de izquierda? ¿Ese profundo distanciamiento antagónico los llevaría a mirarse así mismos y revisar su ubicación en la sociedad? Aceptar el protagonismo de crímenes y torturas; la desaparición de prisioneros lanzados al mar o la manigua desde aviones o helicópteros; el bombardeo de zonas campesinas; el asalto a los barrios por la represión y asesinatos que culminaron en el “caracazo”. Ese cúmulo de hechos grotescos, monstruosos, horrendos ¿Habrá removido sus entrañas, trocado sus conciencias, para que ahora marchen junto a las mayorías nacionales y pregonen la solución de los ingentes problemas económicos, sociales y políticos? ¿Qué otra escuela ha tenido el partido militar para el giro hacia aparentes posiciones de izquierda? ¿Las academias militares? ¡Imposible! ¿Será que adquirieron el síndrome de Estocolmo, enamorarse del enemigo?

La única forma de conocer y aprender las condiciones de vida de las mayorías nacionales es por medio de la labor organizativa en: sindicatos, ligas campesinas, organizaciones estudiantiles de izquierda. El origen proletario puede ser el comienzo, siempre y cuando se reivindique ese origen, se asuma la lucha social, se participe del ascenso de masas y se tome conciencia de clase.

El partido militar tiene raíz proletaria, pero, la argamasa ideológica que arma su estructura es burguesa de corte fascista (instrumento de la violencia del Estado). La raíz proletaria es la herencia recibida del ejército campesino/andino de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez. Ejército creado bajo la dirección del general Félix Galaviz y el coronel chileno Mac Grill, de corte gomecista, que ningún vínculo tiene con el ejército de Bolívar, licenciado por Santander ante la imposibilidad económica de mantenerlo. Los restos del ejército libertador se diluyeron en el proceso separatista de las cinco republicas liberadas; en la disolución de la Gran Colombia; y en setenta años de guerras fratricidas (La Guerra Federal).

La Fuerza Armada actual tiene condición muy diferente a la milicia de origen mantuano de la independencia. Por el origen proletario, el partido militar ya tiene la base para realizar el proceso de clase en sí y transformarse en clase para sí. ¿Es posible cumplir en las academias militares ese proceso de formación ideológica y fomentarlo en los cuarteles, donde prestan servicio militar los hijos del proletariado?

Al cabo de 17 años ¿Qué tenemos? ¿Ejército politizado, partidizado o ambos? Si el partido militar-tiene el instrumento para la represión, para ejercer la violencia propia del Estado ¿Puede ser sujeto deliberante? En la práctica ¿Qué existe? ¿El control civil sobre el militar o persiste la contradicción en las relaciones civiles y militares?

El entusiasmo de las mayorías nacionales, ¡la emotividad! es diferente a la conciencia de clase. El chavismo se montó sobre la emotividad de las masas y con la chequera petrolera en la mano, que alimenta aún más la emotividad, pretendió realizar una revolución. No se puede hacer una revolución sin ser revolucionario. Y ni Chávez lo era ni el partido militar tiene vocación revolucionaria.

Por idénticas razones vemos el triste espectáculo actual de los llamados “gobiernos progresistas” que se diluyen en sus propias contradicciones: Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil.

Ningún pueblo está listo ni preparado para hacer la revolución. Si así fuera, no había necesidad de hacer revoluciones. La revolución consiste en el cambio de mentalidad, en luchar contra la alienación en sus múltiples manifestaciones culturales: la servidumbre moderna. El entusiasmo de las mayorías nacionales es el condimento, el afrodisiaco del proceso revolucionario ¡Pero no basta!

En doscientos años de historia republicana ¿Cuántos ascensos de masas frustrados? ¿Cuánto esfuerzo consumido? Cuánto empeño que sólo ha servido para perseverar en la lucha. Luego de 17 años, una vez más, la posibilidad del cambio revolucionario se escapa por las mismas causas de siempre: falta de claridad ideológica, falta de decisión, ausencia de organización, improvisación, marchas y contramarchas, falta de disciplina en la ejecución, plazos, etapas de cambio. Procesos revolucionarios que se diluyen en el laberinto de las inconsecuencias, el hiperliderazgo, el culto a la personalidad. ¿De qué sirvió enunciar en la Constitución Nacional los conceptos de democracia participativa y protagónica para llegar a su total negación con lo que estamos viendo, la creación de la Compañía Anónima de los militares, con los militares y para los militares? ¡El despojo de la riqueza nacional!

TORBELINOS


"he sido sabio en el tiempo, déjense pecadoras de utilizar la palabra áspera y adornar el engaño y lengua con la sabiduría de Dios, es un engaño. La Biblia dice que en casa de justo hay gran provisión, pero turbación en las ganancias del impío"

Dolarización

Dolarización
El Camino a la Pobreza extrema

AGUAS SOBRE EL APURE


Cada mañana, florece el acampado, donde te ejercitas,
Guayabitos, se llena de esplendor por tu luz,
Allí estas moviendo las manos y piernas en un compás.
El café, no se repitió en Las Chimeneas, las tardes son grises.
El canto en el llano se despierta, el arpa truena hasta el Catatumbo,
las piraguas llegan con su cargamento de plátanos al muelle,
Todo es alegría, gracias a Dios por conocerte, tu corazón tumba
que tumba.
Es el baile de San Juan, suenan los tambores y llega el revoloteo.
Eres abuela.
Son trillos que alegría, se levanta la parrilla. Y el ron venezolano.
Todos a beber.
Lealtad es todo lo que te ronda, aprendí mucho de ti
He jurado en voz alta ante el mundo, tu amistad me marco.
Cuando el amor entra en juego
La suerte es echada, con dados. Mucho en juego.
El cual sacrifica la amistad.
Quiero TU abrazo, sentirme querido, temprano o al atardecer,
caminando en Los Guayabitos.
Final del día para la amistad y confusión de mis sentimientos,
Adiós serenidad
Una amistad virtual, real,?.
un sueño maravilloso, que nos hace feliz
Emiro Vera Suàrez, febrero 2015


Petróleo, agenda del conflicto

Petróleo, agenda del conflicto
La muerte en el camino

Las cifras desconocidas del Banco Central de Venezuela

La Tecla Fértil.


El venezolano debe cambiar de mentalidad, ir eliminando los atajos que le ha ofrecido el gobierno y avanzar hacia la VI República de una manera honesta y evitar esa lucha creada por los empresarios que la lucha de pueblo contra pueblo, fomentando de una manera irregular el comercio informal.

El Psuv, como principal partido del país tiene que ir a una revisión y reformular sus estrategias políticas y no pensar en exclusiva en sus asesores españoles, porque junto a los franceses le han hecho mucho daño a la hegemonía del país. No se debe hablar de reformas, sino de transformaciones, cuyos fines se encuentren en sintonía con el pueblo y sobretodo, girar instrucciones a la FANB para que regrese al resguardo de la soberanía nacional y vaya dejando la administración de alimentos y la soldadesca no se lleve los productos básicos, porque es de suponer que en los cuarteles existen almacenes dispensadores de alimentos para la oficialidad, suboficiales y tropa.

Hay que ejercer el poder con mayor sintonía hacia el pueblo y prepararlo para su defensa en todos los frentes de acción gurnamental como militar. Y el ejecutivo nacional estar más en sintonía con el pueblo. Los indicadores financieros se hacen necesario y el Banco Central de Venezuela debe publicar estos informes periódicamente y evitar las distorsiones de las estadísticas en todo su sentido.

Para afrontar la crisis en todo su sentido debemos ir a una conciliación de principios y reunificar los postulados y programas de formación ideológica y económica para avanzar en los criterios de desarrollo social, ampliar esas gamas de servicios por las instituciones respectivas, desde medidas de emergencias hasta las formales, la idea es hacer prosecuciones organizadas para el respectivo desarrollo armónico del país.

El presidente, Nicolás Maduro Moros se enfrenta a una atroz campaña, donde convergen varios factores de lucha contrarrevolucionaria; la guerra económica, Dólar Today, los bajos precios del petróleo, la especulación- inflación y el pueblo contra pueblo, desde las largas colas hasta el precio excesivo de los alimentos.

Es un plan de alargamiento sin apuros, una campaña tenaz por el petróleo y nuestras fuerzas energéticas, buscan neutralizar a Irán, Argentina, Venezuela y Rusia.

El modelo productivo del país es un planteamiento que viene desde la Reforma Agraria de Rómulo Betancourt, nos acostumbramos a un consumismo atroz y un neoliberalismo salvaje y aquí están los resultados, una larga cola para adquirir una porción de alimentos, la derecha quiere ver parir a la VI República, pero con los viejos líderes dirigiendo al Estado Bolivariano de Venezuela.

Recorriendo mi tránsito hacia la zona industrial municipal de Valencia, me di cuenta que le colocaron a unas pequeñas empresas de la mediana industria, el nombre de Corporaciones, cuyo fin es capitalizar los dólares que les da el Estado para colocarlo en el mercado negro y vender los excedentes en el mercado negro para monopolizar la compra y venta de alimentos, dañando las redes de comercialización, lo que implica que el Decreto de Emergencia Económica no tiene sentido porque ya los objetivos vienen aplicándose, sin favorecer a nadie.

La situación económica en el país viene agravándose en diferentes términos por la alta corrupción de los empleados públicos y los he venido comprobando, desde las oficinas bancarias hasta la adquisición de productos regulados en los principales mercados de mi localidad. Por lo tanto hay un desequilibrio que crea turbulencias en las diversas etapas de progresión de nuestra economía.

Hay más pobreza, colas y las cifras que dan a nivel oficial reflejan un crecimiento desmedido por la inflación y, el Banco Central de Venezuela no aclara estos datos con precisión.

Los ojos ven mi alma

Los ojos ven mi alma
El espíritu vaga en mi aire

OCASO DE LA LUZ

Carta a Arthemis


Nada morirá, el viento vuela en mi alma,

Nada morirá, el corazón fluye su respirar

Mi espíritu aviva el soñar de mi alma

Y me despierta cada día en mi cama.

La perfección no existe en las almas de poca conciencia, Elena siempre se quejó de su defecto, ser ciega espiritual, a pesar de tener un buen origen familiar, todos la queríamos y una vez, quise verla sonreír y le doné mis ojos.

Las olas y el mar, es un clamor de un pastor

Toma mis manos y bendeciré tú alma,

Dios es supremo, libra el corazón del opositor,

Comprende, la noche esta entrada, aquella piragua es rara.

El mundo es encantado, ojala pudieses verlo con mi carta en la mano, es una cantata, que habla por tus ojos y, ya no están huérfanos, son encantados por la alegría de tu mirada y que todavía eres una chica, sentada en el malecón.

No caviles, adelántate al camino de Salvación

El pastor guía tu camino, no es el mismo vacío

Es la balanza, detente, es el día de rectificación,

Tus pelos rizados, juzgan tus motivos, los he visto.

Elena, jamás dio gracias, la carta se la llevó el mar y el viento, me apoyé hasta el final, quedando huérfano, te di la oportunidad como amigo, porque nunca tuviste familia y el mundo conoce tu alrededor, sobretodo tu familia y amistades.

La vida me pone furioso, he salido a la calle,

Es iracundo pensar en lo amado, es tiempo del bautizo.

Ideas descabelladas, el iracundo tendero

Nada es prohibido, tómalo desdichadamente

Emiro Vera Suárez, julio 16 de 2015

Militarismo, una nueva fase política

Militarismo, una nueva fase política
y los civiles, obviados

LIDERAZGO, FASE REAL DE LA DEMOCRACIA

Aventis.


Hoy día, las organizaciones políticas devanan sus sesos, buscando ideas para convencer al pueblo para que voten por ellos, grupos familiares conforman su monopolio para canalizar los posibles potentados y beneficiarse con el poder que les da el Estado de manera democrática, estamos igual al siglo XIX. El liderazgo actual no es real, prácticamente se convierte en una fuerza hereditaria, hay una gran disputa por el control del poder, tanto de la derecha como la izquierda.

Ambos, reflejan un mismo resultado y donde la paz, reina por su ausencia ante actos vandálicos promovidos por pandillas, sea cual fuere su origen. Se debe romper con los dogmas, utilizar el conocimiento colectivo para el nuevo ejercicio de libertad política y garantizar el autoabastecimiento básico agroalimentario a las comunidades, el Estado debe manejar una ruta común para estar al servicio de cada comunidad y de su manejo económico.

La democracia es el conocimiento del pueblo y como éste debe utilizar su concepción para el manejo integral de la tierra y tener un área de administración social de la producción para generar un liderazgo real.

Los cuerpos urbanos de actividad social deben estar bajo una jurisdicción política e ideológica, Los cuerpos colegiados en función de su autoridad, elegía a los funcionarios de orden público en base a expedientes claros y precisos. En Londres, por ejemplo eran los sheriff, en la vieja Europa eran los jueces y en Italia, los consulados que regía lo inmigrante, extranjeros y nativos, tres concepciones de los derechos humanos en una sola realidad.

Así, ocurrió con los gobiernos tradicionales, entre el siglo XIII y XIV, la monarquía reinante modificó su concepción del poder real, su actitud frente a los diferentes sectores sociales y sus modos de operatividad. Eran esos reinos vastos dominios , dentro de los cuales se movían los grupos mercantiles que buscaban expansión territorial, basado en actividades miliares, así llegamos al Esequibo. Una zona firme de exploración y de afluencia para los británicos y luego los estadounidenses. Es una zona de firme influencia para irlandeses, británicos y franceses, cuyos investigadores tienen una cartografía exacta de la zona, como su antropología.

Venezuela ha dado el primer paso para darle constitucionalidad a sus leyes y derechos humanos en su declaración universal, pero, el venezolano ha sido ápatico en las luchas sociales, dándole paso a grupos migratorios que han dominado territorios y poseen su propio armamento de defensa, se encuentran nuclearizados dentro del mismo poder. Guyana, extendió los límites de sus muros, hemos llegado al mestizaje.

De allí, la importancia de la lucha de clases, reconocer nuestra jerarquía dentro de ella. Actualmente, en Venezuela el pueblo llano se moviliza por corrientes adversas a su sentido común de acción, obviando los planes originales escritos por el Comandante, Hugo Chávez Frías en cuanto a la verdadera lucha de acción social por la política y la democracia.

Debemos tener cuidado en ésta etapa revolucionaria, no llegar a un absolutismo monárquico, el exceso de autoritarismo y la implementación de las fuerzas militares en las gobernaciones e instituciones claves del gobierno central, dejando a un lado a la población civil preparada para ejercer tales funciones jurídicas y políticas.

Los errores, deben ser corregidos con suma urgencia, no hay tiempo. Las movilizaciones de extranjeros en nuestro país y su legalización en papelería nos han hecho mucho daño, hemos tenido una mirada muy complaciente, que, ahora nos corroe la revolución.

Este Proyecto Bolivariano, debe garantizar el ejercicio del poder en plenitud y nunca hacer una escalada entre la verdad y mentira, justicia e injusticia, la caridad y mezquindad, la razón y el fanatismo. El proceso revolucionario es un cambio democrático hacia una realidad de país, tal como sucedió en La Alemania del Siglo XVII, cuna de los saberes políticos junto a Atenas, hoy atacada por los monarcas británicos y estadounidenses, el juego fatal es el petróleo, el Delta del Orinoco y las plantas amazónicas. Ya Libia, Siria e Irak van pasando, se levantaran diez naciones para hablarnos de Paz, cinco del continente europeo y cinco del Medio Oriente, de ellas quedaran siete, u fin es manejar un nuevo orden mundial basado en una economía netamente mercantil, como en los tiempos delos Welsers.

Necesitamos un liderazgo civil en éste Proyecto Bolivariano, no militar, es hora de que nuestras Fuerzas Armadas regresen a los cuarteles, eso lo contempla el plan original de la patria, ahora pasamos a un país clave en el orden mundial y nuestros militares deben estar preparados para esta nueva actitud mundial.

Escritora argentina

Escritora argentina
libros y libros

FRASES



Caminar a tientas era el desafío: no hay oscuridad viva que la voluntad no doblegue... Ana Caliyuri

Zulika King

Zulika King
Analista

RICARDO SANCHEZ

Por: Zulika King

Siempre se ha dicho que en política no hay nada escrito y, si me permiten, hasta que sucede. En el caso de este joven, Ricardo Sánchez, la realidad ha superado la ficción. Es indudable que la inclusión de su partido político al GPP a todas luces resulta unaafrenta a nuestra moral revolucionaria, a nuestros caídos en revolución y más atrás en el tiempo. Vemos una vez más las contradicciones en nuestro proceso revolucionario. A nosotros, a las filas militantes se nos pide lealtad, y así debe ser; pero sin duda, la lealtad es a los principios y valores que rigen a nuestra Revolución Bolivariana y a sus líderes.

Camaradas, he tratado de mantenerme callada en estos últimos tiempos, pero a la vez muy atenta de todos los acontecimientos que en estos últimos meses se vienen desarrollando en nuestra Patria. Sin duda preocupantes en su gran mayoría, a caras de las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre. Me he abstenido de escribir por el simple hecho que las críticas abundan ya y sobra quien las haga, sin que nada pase, lo que se evidencia día tras día.

En esta ocasión, con el caso de Ricardo Sánchez no he podido callar, pues la situación me supera y me retuerce la moral revolucionaria, máxime cuando en casi todos mis escritos, y ustedes lo saben, he hecho un llamado a la directiva de nuestro partido PSUV, a nuestro camarada Presidente Nicolás Maduro, con profundo respeto y amor, para que se reuniera con los camaradas que pudiesen estar descontentos asumiendo posiciones críticas frente a la realidad que nos golpea. Como es el caso de los camaradas de Marea Socialista, el camarada Toby Valderrama, Héctor Navarro, Profesor Giordani, Ana Elisa Osorio, Vanessa Davis, Alberto Nolia y un sinfín que se han ido quedando en el camino y hoy son tratados de contrarrevolucionarios y vilipendiados en muchos casos. Al contrario de Ricardo Sánchez, estos camaradas sí son profundamente chavistas. Su único pecado ha sido acotar situaciones y posibles desviaciones haciendo uso de la crítica que siempre fue estimulada por nuestro Comandante Eterno.

Puede no gustar a algunos, pero a ninguno de ellos se les puede tachar de traidores, contrarrevolucionarios u oportunistas, pues su trayectoria dice lo contrario. Pareciera que para ser considerado un verdaderorevolucionario, respetado en nuestro proceso, hay que ser un corrupto o traidor y atentar contra la estabilidad política y la paz de nuestra sociedad, como el caso de William Ojeda, en su momento, y ahora Ricardo Sánchez.

¡Ahh! Antes que se me olvide: Y a otros se les ha "castigado ejemplarmente" dándoles grandes cargos por no haber hecho bien su trabajo, como fue el caso de Alejandro Fleming, en su momento presidente de la extintaCadivi, hoy Cencoex. ¡Y eso es para que no lo hagas más!

Esto me recuerda aquella famosa frase de Galeano: El Mundo al Revés. ¿No les parece camaradas? En estos momentos tan decisivos para el proceso revolucionario, donde hay que estimular a las filas militantes para la movilización en defensa del legado de nuestro Comandante, poco se ha hecho para construir la verdaderaunidad revolucionaria que tanto trabajó nuestro máximo líder Hugo Chávez. Al parecer, se ha impuesto el orgullo, la poca visión estratégica, a cara de lo electoral; y lo más imperdonable aún es el hecho que casi le ponen una alfombra roja al joven Ricardo Sánchez para su entrada triunfal al GPP. Sería interesante saber qué dirá sobre este tema el camarada Mario Silva. Espero se pronuncie, pues la verdad es revolucionaria. A la contrarrevolución ni un tantico así, diría el Ché.

Lo sucedido con Sánchez da muestras de desesperación y debilidad, de un mal cálculo político. ¿Alguien puede creer que un escuálido tan oportunista y visceral como él ha sido, pueda sumar a la Revolución Bolivariana?

¿Creen nuestros líderes que esto no va a repercutir políticamente y que saldremos indemnes de este monumental error? ¿Qué necesidad había de ello? Una vez que se derrama el agua es difícil recogerla. Sin duda hay un revuelo entre los camaradas que se encuentran muy indignados. Muchos se han resteado con nuestra Revolución y hoy son apartados como perros sarnosos. Esto es un llamado de atención, nunca es tarde para rectificar y avanzar en la búsqueda de la unidad necesaria. Es aquí cuando se hace clara la definición de la política como el arte de lo posible. ¿Hasta cuándo nuestros líderes nos seguirán dando mensajes equivocados que nos pueden costar caro? La pregunta obligada es si la mayoría revolucionaria, chavista, entenderá y aceptará esta situación.

Otra pregunta: ¿Qué es para nuestro gobierno ser un contrarrevolucionario? ¿Será hacer uso de la crítica acompañada de una profunda preocupación? Camaradas, los valores y principios revolucionarios son inexpugnables, no se negocian, se defienden hasta dar la vida misma de ser necesario, pues de nada le sirve al hombre ganar el mundo si se pierde a sí mismo.

Con profundo dolor e indignación, se despide su camarada por siempre Zulika King.

PD: nuestro Comandante Chávez nos pidió siempre la unidad en la diversidad, pero eso sí la unidad revolucionaria, y todo esfuerzo que se haga para construirla es poco, el tiempo se agota. Esperanzada quedo en que se imponga la madurez política por encima del orgullo. Amarecerá y veremos. ¡Honor y gloria a todos los camaradas, indistintamente de su trinchera de lucha! ¡Mis respetos! ¡Qué viva el legado de nuestro Comandante Chávez por siempre!

Zulika King
Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza

Contralores Sociales

En Guatire, la Villa Heroica, a los 04 días del mes de agosto de 2015.


Fecha de la Noticia: 05 de Agosto de 2015
Hora: 19:07:35
Fuente:
APORREA

ANA CALIYURI

ANA CALIYURI
Poetisa Argentina

Tras la ventana todas las ventanas


Hubiese jurado que era solo una ventana, un mundo propio, absurdamente limitado entre la calle y el alma. Hubiese dicho que las sombras como las luces eran juegos de rebote a la distancia y que la niebla, indefensa ella, se quebraba en llanto en este día lluvioso. Hubiese pensado, en otro tiempo, que una ventana es solo eso y no más. Pero, todo cambia, la perspectiva, la vida, las paredes y hasta la ventana. Tras ella, aunque no pueda demostrarlo o tal vez sí, hay mundos secretos para desentrañar, como verdades que hacen mímica y nos esperan cautelosas. Un mundo por ventana, un reducido mundo que es todo lo que nos permite asirnos a esta existencia llana, y luego en la frondosa imaginación tras la ventana están todas las ventanas, como si la humanidad y un trozo de universo fuesen el correlato de lo que deberá ser. La distorsión de una verdad dentro de otra, de una falacia empujando a la fantasía, la luminosidad del futuro o quizá el mundo de las suposiciones albergándonos. Me gusta preguntar qué se ve tras la ventana. Estoy segura que vemos aquello que proyectamos, bah no estoy segura. Tras la ventana…todas las ventanas.

Principio del formulario

Perù, tierra de escritores

Perù, tierra de escritores
Un sonido en Los Andes

Papay-Pan


Papay-Pan

Papay se que envejeciste. Le das duro a la vida. Te veo y te admiro, papay. Extraño el cantito que me dabas cuando niño. Hoy mi piel todavía luce. Trabajo papay. Sigo tu camino.

El retrato que ha llegado hoy a mi casa no es el tuyo. Veo a mi abuelo que desde su cielo nos saluda. Arrugadito, pues. Ese viejo que un día te arrulló y nos fue dejando su historia.

Sabes, hoy en mi panera había un pan duro, lo rallé y me hice un churrasco apanado.

Julia del Prado (Perú)

Foto de mi amiga Eva Lewitus

la verdadera guerra

Vicente Jahn



En pleno auge del capitalismo, la dolarización en América Latina tiene una clientela cautiva para engañarla y el propósito firme de la oligarquía es aplicar un ritmo de innovaciones para asegurar su mercado interno y lograr expandir su actividad económica sobre otros países con el único fin de destabilizarlo y crear agencias comerciales a su servicio. Hoy, la oligarquía a través de sus empresas venden más, hasta un monumento de piedra, pero, los comestibles van al mercado negro para lograr más ganancias netas en perjuicio del pueblo. Con esto, expreso con responsabilidad que pasamos a una nueva fase de la Guerra Económica, cuyo propósito es atomizar los mercados en todo el ámbito nacional, haciéndole creer que es necesario dolarizar y contratar servicios con empresas, cuyos dueños están familiarmente ligados al gran capital.

Existen ofertas vanguardistas que se ofrecen en internet para la adquisición de productos específicos, todo esto, implica un gran movimiento bursátil que busca aislar a nuestra moneda nacional y dejar que el dólar determine el costo de cada producto elaborado en Venezuela. Los intereses materiales nos inmolan ante las colas y productos con gran cantidad de azúcar que tanto daño le hacen al organismo humano. Misteriosas en su expresión, las amas de casa venezolanas y extranjeras se llaman entre sí y dejan sus hogares para hacer largas colas, sin importarles el grupo familiar, sus hijos(as), quedan a expensas del destino y lo que decida Estados Unidos de Norteamérica, quién determina mediante el Fondo Monetario Internacional los pasos a seguir, sin importarle la identidad del Bolívar nuestro ante la economía mundial.

El eje España- Colombia- Estados Unidos busca destronar el bolívar y buscar la manera de aupar el dólar. Es una campaña sucia que va en detrimento de la economía venezolana. Nuestros empresarios producen más, pero, la mayoría de los productos van al marchante y vendedor de la calle, no van directo a las grandes redes de Hipermercados. Hay grandes recursos invertidos para masificar el comercio mediante la globalización y la debilidad de algunos países que tardan en expresarse sobre su posición geopolítica ante los grandes Imperios.

El asunto de la economía mundial esta ligado a un conjunto de funciones vitales del Pentágono y la diversidad de prácticas culturales de los pueblos, aunque siempre se ha considerado al eje cultural occidental muy débil por no estar preparado en conciencia y sin organización para las luchas populares en contra de los países considerados satélites de los grandes Imperios. En ésta época contemporánea, los laboratorios tienen un nuevo fin en su trabajo de prevención de enfermedades, de manera aleatoria trabajan por nuevas formulas biológicas para mecanizar a importantes sectores de la población internacional y, en este caso venezolana y latinoamericana, donde se incluye a Bolivia y Argentina.

Los mecanismos psicológicos ya se encuentran en acción. Y de allí, la muerte también tiene su significación más allá de las guarimbas, es un plan totalizante clasificado en diferentes anillos de pruebas y aciertos como desaciertos. Los ministros religiosos, también tiene su noble tarea desde los pulpitos. Hacernos creer que la dolarización es la vía para colocar a Venezuela como primogénita del comercio latino. Cuántas muertes se llevan esta guerra económica? Cuantos policías y militares han matado?. Para esto, existen las estadísticas.

La cola, constituye una simple evidencia de aceptación general y de complacencia para motivar esta destabilización de la patria, nuestras mujeres deberían producir y aprender en talleres productos para el consumo, porque, el Estado tiene la tecnología de punta. Pongo un ejemplo, en el sector 14 de febrero de Guigue y de Buenaventura del mismo municipio Carlos Arvelo están en los CDI, los mejores equipos médicos oftalmológicos de la región y casi nadie van a esos centros de medicina estadal, prefieren cancelar una fortuna en una reconocida clínica de los sectores vecinos. La cola, como tal, nos destabiliza emocionalmente.

La oligarquía, busca un punto de contacto con el pueblo. No les interesa su alma y espíritu, nada más requieren de ellos su voluntad de pararse en cualquier mercado público y privado para propagar que es el tiempo requerido para dolarizar y darle su valor a ésta moneda extranjera. El CEDICE viene haciendo foros y talleres con este objetivo, cautivando con libros a los jóvenes y pongan su mirada en Estados Unidos y Panamá, los nuevos países fiscales junto a las islas del gran Mar Caribe.

Debemos córtales las alas a la fantasía mediática. Las vibraciones están en nuestra cocina, estamos comprando los mismos productos cada semana, favoreciendo al empresariado. Es el impacto económico sobre el bolívar para quebrantarlo y favorecer el dólar, empujándolo hacia un valor que no tiene y existe, la idea es darle fuerza a la globalización y por ende, al sistema capitalista. Hay un desplazamiento de nuestra economía de una fase a otra, provocado por los mismos banqueros del año 2002.

La clase obrera debe asumir conciencia y estudiar, allí están las máquinas y la cultura venezolana esperándolos, es el día de la victoria, es ese momento de toma de conciencia sobre la realidad del país, tenemos que ir a una nueva reforma del Estado, ser más disciplinado y riguroso con el mercado bursátil y

de mercadeo.

El pueblo, demanda continuidad en los planes y programas dejados por el Comandante Chávez en su Legado, como en el conocido Plan de La Patria. Este, es el principal reto que tiene el Psuv para conducir al país en sintonía con la voluntad de los ciudadanos. A nuestras comunidades se les debe hablar con sinceridad, dejando la demagogia atrás y ganar simpatías, en vez de rechazar.

Ahora, los fenómenos sociales estremecen nuestra sociedad, pero, pocos son pioneros en la sustentabilidad política y muchos militantes de vanguardia se vienen quedando en el país. El liderazgo emergente tiene que tener como premisa la capacidad de tolerancia bien desarrollada. Hoy son unos, mañana serán otros. Es tiempo de converger con las generaciones que deben poseer una nueva forma de concebir los retos actuales ante la patria.

Dolarizar es funesto para el país, eso lo desean los mercenarios de la economía local a través de sus testaferros bancarios. Es la vieja oligarquía que se levanta con sus planes funestos.

Hay que trabajar en las comunidades, dar conciencia. Organizar a la gente y convocarla al estudio y, sobretodo, darle herramientas para su formación de la capacitación, de las técnicas para transmitir los mensajes oficiales previos a su comprensión, Es la gran lucha contra el monopolio empresarial, crear pequeñas empresas para darle empuje al Estado. Es abrirse a las grandes comunidades e ir dejando el militarismo atrás que ya resulta perjuicioso al crecimiento del Estado en su estructura civil.

Es un deber hablar hoy de inversiones, jamás de dolarización. Cada país del mundo debe tener su propia moneda oficial que le identifique en el hemisferio y, el comercio debe ser abierto en una posta de trueques y simplificaciones comerciales que le permitan al pueblo recibir los frutos frescos y sin contaminación abrasiva por los microbios, hongos e insectos que se incrustan a lo largo del viaje. Uno de los problemas mundiales es el referido al salario, que, en algunos lugares ricos en minerales resulta un escándalo, como es el caso de Venezuela, donde los académicos, científicos, intelectuales y docentes tienen un salario por debajo de la escala mundial de salarios, asunto que el presidente Nicolás Maduro Moros desconoció a pesar de su condición de ser un líder obrero y estuvo varios años como canciller de la República Bolivariana de Venezuela, por esto, los ministros deben informar más al presidente de sus gestiones ante la colectividad en general, más en la cabeza de la región andina y Cordillera Andina, donde convergen residentes de distintas modalidades laborales, ritos, mitos y religión.

La corrupción y el tráfico de influencias no deben salpicar al gobierno bolivariano en el caso de los alimentos, me han informado del traslado de pollos de los comedores escolares de la Parroquia Rafael Urdaneta hacia la venta ambulante, dejando a los niños escolares sin su requerimiento alimenticio. El SEBIN, debe investigar sobre el particular. Es una nueva modalidad de Guerra Económica hacia los sectores humildes que beneficia el gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros. Hay parásitos especializados en la especulación y trafico de alimentos en toda la estructura económica del Estado y muchas veces, las autoridades deben consignar solicitudes de préstamos que tienen a convertirse en fondos buitres y dañan el camino jurídico del endeudamiento hasta convertirse en buitres.

México y Chile comprendieron la necesidad de una nueva Constitución, las Reformas jurisdiccionales son factibles y necesarias para lograr con benéplacito el mercadeo de los productos en buen nivel y salubridad. Van a una Constituyente plenaria, idea que en años anteriores forjo el Comandante Chávez para darnos un instrumento de trabajo que favorezca a cada ciudadano legalmente o jurídicamente ante las autoridades locales.

Todavía, estamos esperando que el gobierno bolivariano por medio de sus redes comerciales de Mercal y Pdval asistan en mi localidad a un conjunto de bodegas, pequeños restaurantes, panaderías y loncherías para que nuestra población adquiera sus productos básicos y no se dirija a otros centros poblados a comprar alimentos de la cesta básica, porque, ante la urgencia, algunos vecinos deben cancelar en bolívares ya dolarizados.

EEUU, refleja un alto déficit fiscal en su proyección presupuestaria nacional y exige dolarizar para controlar los gastos de algunas colonias suyas en Centro y Latinoamérica, donde se incluye Perú, Colombia y el Salvador, sin olvidar a Paraguay y Honduras. Algunas paginas en internet vienen marcando la distorsión aparente de la economía nacional sin soportes jurídicos y viene implementando el valor irreal del dólar, páginas coordinadas por ex funcionarios bancarios residentes en el exterior.

El movimiento obrero debe organizarse con conciencia de clase y diversificar sus tareas en la toma de decisiones que, van desde la construcción de viviendas para su beneficio, proyectar asentamientos campesinos para la siembra y conformar programas de seguridad judicial y colectiva para su propio provecho. Tenemos tecnología y equipos de punta para la producción, pero, carecemos de conocimiento para su uso y se desperdician en los grandes galpones del Estado o en las mismas plantas.

Paco Ayala

Paco Ayala
Poesía Erótica

El Cóndor

El Cóndor
El quiebre de una izquierda

Sol, luz y camino en Argenta

Sol, luz y camino en Argenta
Voces

EL CORAZÓN YERTO, TUS PASOS

El Aire Huele a Paz..
El Viento descansa en la Calma..
El sol No Detiene su Camino constante
y Besa en Caricias las Huellas de Nuestros Pasos
Bendigamos nuestros pasos !!!

Este es un día de agradecimiento !!,
de Amar... de Ser Feliz por el solo Hecho de
ESTAR VIVOS !!!



MÁSCARAS


Cuando se apaga

la armonía

y es ambiguo

el destellar

nacen

así

sin más

las máscaras

y su falsedad.

¿Quién no ha conocido

una

o varias muecas

peregrinar?

¿Quién no ha hallado

la desilusión

en vistas

de mentirosa verdad?

Mañana

cuando anochezca

y abandonen

el falso vals

habrá miles

de estrellas

huyendo

del propio zigzag…

Caliyuri

Caliyuri
Escritora

DISPARO/SCATTO


DISPARO

Disparo

con la anatomía

de la lluvia…

Por cada gota

una nube

que muere,

un sol

a merced

de la sensación,

un mar

clamor

de cerradas bocas.

Disparo

con la anatomía

de la lluvia:

entre nosotros

la eternidad

es cuestión

de fugaces lágrimas.

SCATTO

Scatto

con l'anatomia

della pioggia…

Per ogni goccia

una nuvola

che muore,

un sole

a grazia

della sensazione,

un mare

clamore

di bocche chiuse.

Scatto

con l'anatomia

della pioggia:

tra noi

l'eternità

è questione

di fugaci lacrime.

Trad: Raffaele Serafino Caligiuri


Ana

Ana
voces del Sur

DESESPERO, POR BUSCARTE

se me hizo inútil esperar
de que pudiera encontrar
un bello ser para amar,
Yo me mire a mi misma
y me dije, bueno, ya creciste,
si lo que buscas no existe
deja ya de buscar,
que no hay manera de desesperar
cuando ya no se insiste,
crece y crece se tu misma
que algún día,
las flores dejan ya de brillar.....

AYER Y HOY



.

Como me gustaría hoy
que llueve lentamente sobre el alma,
escuchar el bello canto de la lluvia
que llegaba de sorpresa a alborotarme
escuchando las leyendas del abuelo,
ó correr descalza bajo el cielo,
y caerme y entre risas levantarme.

Como gozaría hoy,
que el invierno intenta acompañarme,
volver las estaciones de la infancia,
donde pasaba de todo y no pasaba nada
y botaba los abrigos y los guantes,
corriendo en viento frío sin enfermarme,
crujiendo a mis pies helada escarcha.

Como me encantaría hoy,
que los sueños inocentes he olvidado,
jugar a ser la princesa encantada
ayer, bailando en tacones grandes
modelando ropa de un viejo armario,
ó contando estrellas desde la ventana
en los brazos de un amor imaginario.

Como disfrutaría hoy,
en el rostro inocente reflejado,
ese fresco rocío de la madrugada
y escuchar como me grita mi madre
ya duérmanse, que ya es muy tarde,
mientras cierro mis ojos, veo dibujada,
la cómplice sonrisa de mi padre.
Gloria Trejo. Mex/USA
10/2014

— con Julia del Prado y 46 personas más.
AYER Y HOY.  Como me gustaría hoy que llueve lentamente sobre el alma, escuchar el bello canto de la lluvia que llegaba de sorpresa a alborotarme escuchando las leyendas del abuelo, ó correr descalza bajo el cielo, y caerme y entre risas levantarme.  Como gozaría hoy, que el invierno intenta acompañarme, volver las estaciones de la infancia, donde pasaba de todo y no pasaba nada y botaba los abrigos y los guantes, corriendo en viento frío sin enfermarme, crujiendo a mis pies helada escarcha.  Como me encantaría hoy, que los sueños inocentes he olvidado, jugar a ser la princesa encantada  ayer, bailando en tacones grandes modelando   ropa de un viejo armario, ó contando estrellas desde la ventana en los brazos de un amor imaginario.  Como disfrutaría hoy, en el rostro inocente reflejado, ese fresco rocío de la madrugada y escuchar como me grita mi madre ya duérmanse, que ya es muy tarde, mientras cierro mis ojos, veo dibujada, la cómplice sonrisa de mi padre. Gloria Trejo. Mex/USA 10/2014

Mariesca

Mariesca
poeta argentina

Maria, la cantora de Argentina

Maria, la cantora de Argentina
letras para el vivir

Hasta cuando, bobadas?

Hasta cuando, bobadas?
Giros y Giros, los pelucones nos destrozan

TU VOZ

Aquí o allá será tu voz
que en mí pronuncies,
y allá o aquí mi corazón
no podrá responder,
un mundo oscuro y triste
hay entre aquí y allá.

Suyai
D/R