Escritor- Filósofo


"La niebla es un paso del camino entre una certeza y otra certeza, jamas he caminado entre cargas y visiones falsas, debemos aprender a caminar en el umbral del camino con nuestro maestro espiritual o gurú. Debemos aprender a desafiar a la muerte y dominarla. Amar es un desafío espiritual." Emiro Vera Suárez

miércoles, 25 de diciembre de 2013

2014, SE AVECINA GRANDES REFORMAS

Aventis.

Emiro Vera Suárez
El diálogo debe avanzar hacia todos los estratos sociales y los movimientos que han surgido en el contexto político del país para llegar a conclusiones muy serias y, dentro del programa Ley de La Patria que nos ayudará a enmarcarnos hacia un futuro provisor. El Estado Bolivariano de Venezuela se viene orientando hacia una nueva dimensión estratégica en donde los factores de poder deben asumir el modelo socialista, porque revela sin  dobleces la voluntad del pueblo.
Se debe fortalecer el diálogo, siempre y cuando se respeten las normas establecidas y se entienda que vamos a un cambio social profundo que erradica la tendencia neoliberal. El crecimiento debe ser muy puntual para darle un buen empuje a los ejes sociales, todo debe tener una estructura rígida, debatida por el pueblo, son metas definidas del sistema productivo.
La unificación del país es necesaria para el crecimiento económico y productivo, no debe tener atajos, donde los valores constitucionales deben reflejarse para lograr encuentros sólidos con todas las manifestaciones del bien público venezolano, la idea principal debe ser la resolución de problemas, nadie tiene que estar inmerso con adversidades individualistas.
 La oposición merma sus fuerzas, porque, el grupo que líderiza la MUD viene entrando en grandes contradicciones ideológicas y su empuje no ha logrado asentarse en las zonas populares. Lo más grave es la falta de consenso entre los partidos tradicionales que no lograron unificar un programa para su empuje final y buscar  tomar presuntamente las riendas del poder, implosionan por sí solos.
El asunto financiero es un tema fuerte para los economistas y los grupos familiares, deben saber administrarse mejor, para no entrar en contradicciones geopolíticas y territoriales. Todos, sabemos que a la moneda se le debe dar un mejor trato para lograr un punto de ajuste en su dinámica.

Por esto, debe manejarse bien la información pública. Lo que implica que el dialogo refleja un aspecto fundamental para darle mayor credibilidad al gobierno, lo que fundamenta que el movimiento opositor venezolano tendrá un nuevo liderazgo, teniendo al partido de Ramos Allup,(A
D) como referencia.

Editorial

Editorial
Sachero, provocar a Latinoamérica

perfomances

Fuente Literaria

Performances políticos y abastecimiento del neofascismo copular.

La mayoría de los grandes poetas del siglo XX y comienzos del XXI, tenían intenciones muy nobles, pero sus posiciones políticas fueron lamentables. La convivencia con el fascismo y el comunismo, debería haberles enseñado algo de humildad. Neruda, Vallejo, Hickman, McDermott, Éluard, Aragon, Ritsos, todos le escribieron odas a un genocida, aunque no eran precisamente fascistas, con excepción de Pound. Si se piensa en el arte de la política, en sus invenciones –como la separación de los poderes del Estado contemplada en la Constitución o el plebiscito–, un poeta no tiene por qué tener talento para eso. De modo que tal vez la poesía tenga una potencia social antes que política., encandilados por el deseo de justicia. Así que, sea quien haya sido aquel crítico ruso que declaró que la función del arte era convertir la piedra en piedra y la hierba en hierba, al liberarnos del automatismo de la percepción, los poetas pueden hacer eso, los poetas pueden despertar en la gente un deseo de ecuanimidad, pueden prestar testimonio de la crueldad, reírse de las autoridades. Pueden atraer la atención de la inteligencia social de un modo tal que pueda producir efectos políticos.

Lo lírico, si está, me viene del oído, de mi primera fascinación musical con la poesía, con el sonido de una voz. Y lo meditativo es ciertamente la tradición más arraigada en la poesía anglosajona. La introspección de la poesía comienza con los sonetos que se interesan por la psicología del amante. Y en el siglo XVII esa tradición se formaliza, en parte con los tratados sobre meditación que llegan de España: los de Ignacio de Loyola, por ejemplo. Preparan el terreno para los poetas religiosos que fueron el modelo de los románticos del siglo XIX, que enseñan a emprender una travesía interior y a volver transformados de ella. El interés modernista por la psicología humana viene de Freud y Jung. Escribí un poema que se llama “Lagrimas en tus sonidos*, y a raíz de eso se escribí muchos relatos de Ciencia Ficción en un solo compendio acerca de mi relación con la tradición meditativa, donde describo como el neofascismo ha dañado la conciencia de muchos demócratas y buscando implantar estructuras desfasadas, pero, a mí me resultaba de lo más natural empezar un poema con una reflexión sobre algo.

Los poemas de Neruda en Residencia en la tierra son, de algún modo extraño, poemas reflexivos. Hace poco años, estuve en Miranda, donde el evangelio quedó varado un tiempo, perdiendo hasta una casa residencial los viejos hermanos ante la actitud de un misionero y uno de sus hijos se tomó la vieja casona y leí un poema cristiano de un viejo anciano de la asamblea de mi Asamblea Evangélica que conocí desde muy joven y siempre me enseñaba sus escritos, este poema extraordinario descifraba la realidad humana y luego describe las noches en el fondo de la casa de un hombre confundido entre lo espiritual y político. Creo que sus adjetivos utilizados son una trémula venezolanista y obstinada, una descripción erótica y terriblemente precisa de una mujer haciendo país, y allí es donde el poema hace una afirmación, luego va hacia adentro y finalmente sale, a la manera de la tradición meditativa, en tanto opuesta a la dramática y a la narrativa.

No hay diferencias entre Neruda y este cristiano, el hombre por naturaleza es adverso. Pero, más allá de cualquier estilo, me gusta leer lo anecdótico.

Es complicado, porque yo me crie en un hogar evangélico, y cuando uno lee a Lorca, a Machado, a Jiménez, a Hernández, a Paz, a Neruda, a Vallejo, a los principales poetas que los jóvenes estadounidenses leían, el vocabulario es mucho más acotado que en la poesía en inglés y de venezolanos. Hay más corazones, nubes, árboles, ese procedimiento que viene de las letanías, que consiste en apilar imágenes y metáforas muy ricas, algo que a mí me recordaba las oraciones católicas y protestantes.

Algo básico, repetitivo, que en ambos casos debe de tener que ver con su origen barroco, con la misa. En inglés está en Whitman, que lo extrajo de la Biblia, tal vez en testimonio de una idea muy antigua de la poesía, que tiene que ver con la alabanza de un poder con el que se busca estar en buenos términos. Es interesante que Neruda haya elegido para su libro un título como Odas elementales, porque en la raíz de la poesía hay algo muy elemental, estas canciones, esta táctica de rezar para relacionarse con el mundo. Fue muy importante leer poesía latinoamericana, aunque la asimilé muy lentamente porque las primeras traducciones de Neruda a otros idiomas y el latín no eran muy buenas. Ben Belitt tradujo libremente los poemas de Neruda. Y luego las traducciones al inglés de Vallejo, de Poemas humanos y Trilce, que es un libro difícil, fueron ganando cada vez más importancia.

Hablo de Pablo Neruda, un autor cálido, en lo último de un Continente y su vieja casa pistoresca, al final falleció engañado por los socialistas, aunque gozaba de la amistad de Fidel Alejandro Castro Ruz y Salvador Allende.

Escribí una columna para un periódico durante varios años, El Espectador de Valencia, gracias a la afabilidad del conocido comunicador José Aguilar López, antes en el Diario La Calle, en la que hablaba de poesía a diario, para tratar de mostrar su vigencia y vitalidad, e inauguré un programa de escritura poética ambientalista en las escuelas.

Hay poco interés por el arte y cultura en mi país, Venezuela. Hay otros intereses, como lograr una bolsa CLAP, mientras que los chinos e invitados a este paraíso fiscal se llevan nuestras riquezas, sin producir nada o dejar un recuerdo. El socialismo, en este tiempo, se ha dedicado a crear estructuras falsas de una percepción trimendisional que distorsiona nuestra realidad, como verdad. Ahora, vemos una agenda, con diversos actores que desean reflejar un autoritarismo, sea de derecha o izquierda, socialdemocracia o izquierdismo. Solo desean ser dictadores, el Medio Oriente trajo esos malos hábitos a Occidentes, pero, allá es una realidad cultural y política.

Finalmente, algo que también está ocurriendo y que se venía anticipando, en relación con el cambio climático, es que con el alza del costo del petróleo aparecen nuevas tecnologías muy destructivas que son económicamente viables: minería de remoción de cimas, fracturación hidráulica, arenas bituminosas... Pareciera que va a haber suficiente petróleo contaminante para repetir el siglo XX durante todo el XXI, y existe el impulso económico para hacerlo. Para mantener nuestros hábitos de vida es algo colosal. Bill McKibben fundó una organización que se llama 350, para promover el activismo y para concientizar a la gente de que existen mejores alternativas

El activismo es el equivalente político del sadhu, la idea hinduista de que luego de criar a tus hijos y asegurarte de que todos hayan estudiado, tienes que salir a cultivar tu vida espiritual. Se puede hacer de distintas maneras, pero una es salir a manifestarse en la calle.Hay siglos enteros en que directamente no hay poesía que merezca ser leída. No conozco a ningún poeta español del siglo XVIII, tal vez a dos ingleses. ¿Qué ocurrió en la poesía inglesa durante los siglos XIII y XIV? No mucho. Tal vez la poesía estadounidense del siglo XXI caiga en desgracia, al punto que no quede nada digno de ser leído, tal vez se produzca un florecimiento espectacular.

quién sabe lo que pueda ocurrir con la poesía argentina o con la brasileña? . Ahora, leo a María Cristina Resca y a su grupo literario de Argentina, Edith Suyai Mocada de Valparaíso y Caliyuri de Argentina. En cualquier caso, creo que las nuevas tecnologías van a tener interesantes consecuencias formales. En Estados Unidos hay poetas performers que se presentan en antros, poetas concretos o artistas visuales que usan la palabra, artistas conceptuales, gente que está escribiendo poemas que incluyen fotos, otros que mezclan videos con recitados. Una poeta vietnamita estadounidense, Cathy Park Hong, una escritora muy interesante e ingeniosa, subió a internet el video de una performance que hizo en colaboración con un videoartista de Los Ángeles.

Siempre me viene a la cabeza la imagen de Chéjov, que escribía para los primeros libros de chistes que salieron en Rusia. Conocí por textos a un poeta chino, Xi Chuan, que me dijo en sus voces escritas que sus primeras influencias habían sido Borges y Tranströmer. Creo que la poesía siempre se va a deber a su lengua, pero que se va a internacionalizar mucho más rápido, de modo que la gente va a poder prestar atención a lo que está sucediendo. Residimos o existimos en un mundo mágico, donde Avenidas y Calles, ahora la exploramos en círculos y en Venezuela, la política y el Arte, debemos verla en ese círculo, todos los socialistas quieren el poder y quebrantan a la Nación- Estado, un mundo paradójico, donde cada uno juega su muerte y luego le llama a ese concepto, magnicidio, son fábulas y sueños pirotécnicos en un mundo de ilusiones neonazis, jamás enterraran a Adolf Hitler, lo vemos en esas manos extendidas, deseando poder de una manera imponente.

.

Google+ Followers

Campa sobre el espaldar el crepúsculo marino

Campa sobre el espaldar el crepúsculo marino
Siria, un acertijo

Golondrina, tejado de luz.

Hombres que Hacen Historia

Iván Duque Marquéz

Gustavo Petro, no puede ser presidente de Colombia, ha demostrado sser un pestilente demagogo y que niega su amistad con Hugo Chávez Frías, nuestro presidente fallecido y difama de nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros. Lo que sí es conocido, su carrera política desde su posición de líder en el movimiento guerrillero M-19, es que desea ser presidente de la República de Colombia

La ignorancia selectiva de Petro sobre cifras y hechos económicos es su principal arma populista. ¿Por qué no les habrá dicho a sus seguidores que las exportaciones de aguacates no superan los US$50 millones anuales (a pesar del TLC con Estados Unidos), mientras que las del petróleo y carbón bordean los US$20.000 millones anuales? ¿Por qué Petro no habrá mencionado que la productividad del país ha estado estancada en la última década y, por lo tanto, la economía colapsaría si pretende forzar más trabajadores en las fábricas o el campo? ¿Por qué no cuenta que los servicios de salud más deficientes son precisamente los que carecen de un sistema EPS-IPS (como el de los maestros), invitando a revivir las corruptelas del antiguo ISS? La respuesta es que los demagogos fundamentan sus fantasías en la mentira e ignorancia selectiva.

Otra característica de los gobernantes populistas ha sido generar burocracias para asegurar a futuro una fuente de votos cautivos. Pues bien, eso fue precisamente lo que montó Petro en las entidades públicas de Bogotá y que tantos dolores de cabeza le ha generado a la buena Administración Peñalosa a la hora de desmontar nóminas insostenibles.

No olvidemos que esta ha sido la principal fuente de la debacle argentina, donde el presidente Macri aún hoy tiene serias dificultades para achicar la excesiva burocracia y ajustar el costo de los servicios a niveles que hagan viables las empresas que por décadas saquearon los peronistas.

Otro falso discurso Petrista ha sido que Duque trabajará en pro de la mayor desigualdad a través de adoptar impuestos regresivos. Aquí lo factual, para aquellos que se acercan a Petro desde la arista de la Paz-Santista, es que fue a Santos II el que le tocó aplicar ese libreto a través de la Ley 1819 de 2016, subiendo el IVA a 19% y bajando las tasas corporativas de 53% a 33%.

Pero esto se hizo precisamente para atraer mayor inversión y generar más empleo.

Entonces nos dice el falso Petro que entrará a gravar la tenencia ociosa de la tierra, pero sin vías y seguridad esta no podrá ser rentable como para que sea una fuente de mayores ingresos. Claro que en este último frente queda mucho por hacer y así hacer del campo no solo fuente de empleo, sino también de base tributaria, que es precisamente el desafío del posconflicto.

Se requiere eliminar exenciones tributarias y luchar contra la evasión-elusión; estos son los grandes temas ausentes en Petro, pues solo habla de un trasnochado socialismo-bolivariano donde pululan los subsidios (universidades para todos gratis). Pero él no presta atención a los riesgos fiscales y de hiperinflación, que han sido el común denominador del gobierno populista de Venezuela.

Ante el escenario de incertidumbre y desconcierto que dejaron los resultados de la primera vuelta de elecciones presidenciales en Colombia; también se tienen dos certezas; la primera que el miedo es el protagonista de la democracia en el país y que la visión dualista continúa alimentando la polarización.

Estas dos certezas en este escenario de incertidumbre son los síntomas ahora visibles de un país que está en proceso de comprender qué es construir paz.

El miedo ha sido el ganador de las elecciones, fue el centro de la narrativa que llevó a muchas personas a definir su voto, ahora, el miedo continúa siendo el protagonista frente a la decisión de extremos en la cual se encuentran los 36 millones de colombianos aptos para votar, porque los simpatizantes de cada extremo temen que gane el opuesto, y los que están en el centro temen que gane alguno de los extremos.

La segunda certeza es que aún prima la polarización, ya que, aunque se propusieron nuevas posibilidades intermedias, que acogimos la cuarta parte de los votantes, fue evidente que no alcanzó para iniciar un camino sin extremos y desencuentros.

El miedo y la polarización son características propias de países que han vivido conflictos prolongados, como es el caso de Colombia; donde la población está dispuesta a ceder la libertad por ganar orden y seguridad; donde las ciudadanías del miedo se alimentan del temor imaginario a que se repitan las violencias vividas; donde la desconfianza impide creer que se puede evolucionar; donde los intereses individuales ganados por la minoría están por encima del bien común; donde hay una cultura de invisibilizar los verdaderos problemas y además naturalizarlos, y donde la falta de esperanza inmoviliza las acciones constructivas.

Colombia es un país que ha vivido en conflicto por más de cinco décadas y está permeado de una cultura de dualismo entre el bien y el mal, o entre estar a favor o en contra; aspecto que es visible en los diálogos cotidianos donde priman los juicios de valor que llevan a construir bandos, división y polarización; creando fronteras y posiciones que pareciesen irreconciliables.

.En palabras de Lederach, es movilizar la imaginación, elevar a un nuevo nivel las relaciones, suspender los juicios de valor al negarse a forzar historias artificiales e incluso sin fundamento que han llevado a la polarización social.

Lo que hoy paradójicamente está dividiendo es lo que en esencia los debería de unir y es la paz; porque esta no tiene dueño político, es de todos y se hace entre todos. “La paz es un asunto humano y solo funciona si la sociedad entera la toma en sus manos o, de lo contrario, no es posible conseguirla” (Padre de Roux).

Comprender los resultados electorales con una mirada más allá de un voto, debe permitir visualizar que la democracia no es solo un acto electoral, es recuperar la capacidad de involucramiento de los 50 millones de colombianos para imaginar y generar iniciativas constructivas desde la ciudadanía para erradicar ciclos destructivos. Es en pocas palabras atreverse a construir paz desde la acción y la vigilancia del estilo de gobernanza de quien resulte electo presidente, para no permitir retrocesos en el camino ganado en la recuperación del valor de la vida.

La razón por la cual Iván Duque Márquez merece un voto de confianza, entre las opciones válidas de la segunda vuelta electoral , es porque primordialmente no será un presidente para el posconflicto, sino para el nuevo país. O no precisamente para el “nuevo país”, sino para aquella nación que durante décadas quiso prosperar a un ritmo mayor, con fundamento en sus empresarios, sus estudiantes, sus obreros, sus mujeres y sus campesinos, pero no pudo hacerlo por cuenta de la conspiración permanente fraguada al alero de una violencia aparentemente política que, a todas luces estéril, horadó trágicamente la dinámica social, le restó energía al bienestar general e impidió concentrar buena parte de la atención en los verdaderos problemas nacionales.

En ese sentido, Duque representa una mentalidad fresca que, como elemento característico, proviene de todo aquello que se quiso lograr con la Constitución de 1991, a partir de la fecunda explosión estudiantil de entonces y cuya pretensión, desde su origen, fue hacer un país adecuado a los tiempos contemporáneos.

Colombia

La Tecla Fértil

Petro y el odre de la miseria o riquismo en la ruta bolivariana

El ideario liberal se centra en la doctrina socialista para darle migajas a los pobres e ir destruyendo su estructura socioeconómica. En consecuencia, más allá de la ideología nos enfrentamos a una economía expansiva, donde los hombres en armas- colectivos, militares y narcotráfico- desean alimentarse de sus esencias, como de las riquezas que se originan en ella.

Un amplio sector del mundo político latino, busca recrearse en torno a las ideas de un mundo alcanzable con un pequeño esfuerzo y, para ello, no es necesario seguir estudiando Ciencias Políticas en los centros de educación superior.

El liberalismo moderno, en posturas como la del filósofo John Rawls, está fundamentado en el principio de igualdad de oportunidades; esto es, las diferencias de ingreso y riqueza son aceptables si son resultado de desempeños diferentes y no de condiciones iniciales desiguales.

Esto obliga, por ejemplo, a una educación universal inicial de calidad. Igualmente, la economía de mercado parte de la defensa de libertades económicas para toda la ciudadanía, ideal que es imposible de alcanzar, si un amplio sector de la población está excluido de los principales mercados. Así, en materia de trabajo, Petro propone una mayor cualificación y formalización, lo que permitiría ampliar y mejorar la oferta laboral. En cuanto a las pequeñas y medianas empresas, su propuesta va hacia el fortalecimiento del acceso al crédito, de tal manera que estas puedan acceder al mercado financiero legal y no al llamado “gota a gota”, como ocurre actualmente.

En términos de crecimiento económico, el candidato de la Colombia Humana promueve estímulos a la industria y la agricultura, así como una mayor diversificación exportadora para que el país dependa cada vez menos de los ingresos generados por la extracción minera y petrolera.

En cuanto a las tierras, Petro apuesta por medidas para mejorar su productividad, con iniciativas como la implementación del catastro multipropósito y la revisión del impuesto predial rural, con tarifas crecientes en función del área de los terrenos, las condiciones de producción y la relación entre la vocación y el uso del suelo. Por su parte, en materia de defensa de la propiedad privada, su propuesta es lo ya consignado en la Constitución, que tiene un claro espíritu liberal y que coincide con lo que se hace en muchos países desarrollados.

Adicionalmente, Petro propone la construcción o el mejoramiento de la infraestructura productiva y de transporte, de tal manera que se reduzcan los costos de producción e intermediación, y se contribuya al cierre de brechas entre el país urbano y el rural.

En temas como estos, por no hablar de la agenda ambiental y de paz, la agenda de Petro apunta a una mayor inclusión y libertad económica en el marco del modelo de economía de mercado; todo esto contrasta con el modelo anticompetitivo de favoritismo en la asignación de subsidios y zonas francas, y programas que el país ya conoce, como agro ingreso seguro.

Solo con una inclusión amplia de la ciudadanía se puede garantizar que los principios liberales subyacentes al libre mercado funcionen para todos los colombianos. Por estas razones, así como por la defensa de las libertades políticas, mi voto en segunda vuelta será por Gustavo Petro.

Pero, hay una realidad triste, esta agenda es muy parecida la del comandante Hugo Chávez Frías que tenía un carácter de proyecto y tiene como inicio Nicaragua hasta la Argentina, que, incluía Brasil, los presidentes de Venezuela, Bolivia, Brasil, Nicaragua y Ecuador se aburguesaron y solo tenían un deseo en el corazón, perpetuarse en el poder y llevar el pueblo hacia la ruta de la miseria

Los colombianos tienen una cita con la democracia el próximo domingo 17 de junio para elegir al nuevo presidente de la República, en un ambiente de paz, luego de un conflicto armado no internacional de más de medio siglo que les hizo matar entre ellos, a muchos ciudadanos inocentes y el candidato Gustavo Petro, tiene un expediente engavetado y dado por desaparecido ante las amenazas del antiguo movimiento izquierdista M-19. Por primera vez en la historia nacional, el electorado tiene la opción de escoger entre un bloque de centroderecha y un bloque de centroizquierda plagado de gente sin conciencia ideológica

Es un fenómeno político nuevo en la vida nacional. La paz da apertura a un escenario de discusión de distintas alternativas políticas con niveles de razonabilidad igualmente variables.

La paz fortalece la democracia, la paz es la esencia de la democracia. “Es el reino de la sociedad abierta”, enseña Karl Popper en Después de La sociedad abierta. No es más que tolerancia, pluralismo en el que las diferencias individuales son permitidas, respetadas y garantizadas.

Aquí, en los países andinos no se puede hablar del pasado, hay una sola realidad, los países deben reflejar un pensamiento en común para avalar un criterio único y dejar los tabúes a un lado y ser artífices de nuestro propio destino, en vez de ser profeta.

Lo pactado es ley para las partes. Por otro lado, ya en un ambiente de paz, no se justifica conservar las instituciones políticas que condujeron a las guerras en el país. Las malas instituciones políticas constituyen el caldo de cultivo de los conflictos armados no internacionales. Este es un asunto que la centroderecha y la izquierda no han tocado. Hay que tocarlo. El nuevo presidente de la República, si tiene vocación de paz, debe regionalizar el país. La paz y la democracia se construyen con descentralización política.

Debe deslindarse del proyecto bolivariano, quien es instrumentado en parte por un hombre que predica paz, pero detrás hay un hostigamiento hacia la sociedad civil, cuando los movimientos de izquierda deben reflejar un nuevo modelo de argumentaciones.

Así que ya comenzó la guerra comercial y miren que es una guerra comercial tonta.

La justificación oficial —y jurídica— para los aranceles al acero y el aluminio es la “seguridad nacional”. Este es un razonamiento claramente engañoso, dado que las principales víctimas directas son nuestros aliados democráticos. Sin embargo, al presidente Trump y compañía aparentemente no les importa decir mentiras tratándose de la política económica, debido a que eso es lo que hacen en todo. Si la política diera como resultado empleos que Trump pudiera ‘trompetear’, considerarían que es justa.

¿Será así?

Hay que preguntarles a los traidores de la MUD, que son las tarjetas habientes del oficialismo y, ya no es el problema de izquierda, es de un grupo de hombres que bajo la sombra del militarismo controlan las ramificaciones del poder. Ernesto Guevara de La Serna se dio cuenta en el África de esta situación y se lo reflejo a Fidel Alejandro Castro Ruz, pero, el pensamiento del máximo líder izquierdista estaba anclado en el pasado. Obvió que en Suramérica, vivieron tres hombres para liberarla, Sebastián Francisco de Miranda, Ernesto- Che- Guevara y Hugo Chávez Frías, Simón Bolívar y los generales de nuestra historia latina fueron figuras circunstanciales de un momento histórico. Antonio José de Sucre endolsó la doctrina jurídica y política de Miranda y la guerrerista de Bolívar, pero, un error suyo lo encamino a la muerte.

La nueva política, es economía. Llegamos al punto en el que ser un economista con afiliación partidista nos pone en apuros. La respuesta correcta sobre los efectos de la política — cualquier política comercial, sin importar qué tan bien o mal concebida esté— en la creación (o destrucción) de empleos es que son básicamente nulos.

¿Por qué? En este momento, la Reserva Federal está aumentando las tasas de interés gradualmente, porque cree que el empleo es más o menos total. Incluso si los aranceles fueran expansionarios, eso solo haría que la Reserva Federal aumentara las tasas más rápido, lo cual, a su vez, desplazaría trabajos en otras industrias: el aumento de las tasas de interés dañaría la construcción, el dólar se haría más fuerte, lo cual haría que la industria manufacturera estadounidense fuera menos competitiva, y así sucesivamente. Así que toda mi capacitación profesional quiere que deseche la pregunta de los empleos por ser equivocada.

Aquí, en el Sur debemos pasar a una etapa de producción agrícola y enlazarla con una fase de industrialización. Los alimentos procesados y el plástico vienen dañando la parte emotiva y sanitaria de nuestra población y ya alcanza al indigenismo.

No obstante, me parece que este es un caso en el que la macroeconomía, aunque creo que es adecuada, se interpone para que el debate sea fructífero. Queremos saber si la guerra comercial de Trump va a ser directamente expansionaría o contraccionaria; es decir, si añadirá o eliminará empleos que mantengan la política monetaria constante, aun cuando sabemos que la política monetaria no será constante.

En este partícula, quien maneja estas herramientas de intercambio comercial es Iván Duque, porque los Imperios no quieren saber absolutamente nada de izquierdismo por la tozudez de sus dirigentes.

La respuesta, casi con toda seguridad, es que esta guerra comercial en realidad disminuirá los empleos, no los creará, por dos razones.

La primera es que Trump está aplicando aranceles a bienes intermedios; es decir, bienes que se usan como insumos en la producción de otras cosas, algunas de las cuales compiten en los mercados mundiales. Para decirlo con mayor claridad, la producción de automóviles y otros bienes duraderos manufacturados aumentará de precio, lo cual significa que estos productos se venderán menos. Así que, sin importar los beneficios en el empleo que haya en el sector de los metales primarios, se contrarrestarán con la pérdida de empleos en industrias derivadas.

Segunda, otros países actuarán en represalia en contra de las exportaciones estadounidenses, lo cual nos costará empleos casi en todo, desde las motocicletas hasta las salchichas. En cierto sentido, esta situación me recuerda los aranceles al acero del presidente George W. Bush, que en parte estaban motivados por la soberbia: el gobierno de Bush veía a Estados Unidos como una superpotencia inalterable en el mundo, lo cual era cierto hablando militarmente. No obstante, los funcionarios no reconocieron que de ninguna forma teníamos el mismo dominio en economía y comercio, y que teníamos mucho que perder en un conflicto comercial. De inmediato recibieron una lección de una Unión Europea molesta y se retractaron.

En el caso de Trump, me parece que es un tipo distinto de delirio: se imagina que, debido a que tenemos déficits comerciales en el Sur, pues importamos más de otros países de lo que nos venden a nosotros, tenemos poco que perder, y el resto del mundo pronto se someterá a su voluntad, pero está mal, al menos por cuatro motivos.

Primero, aunque exportamos menos de lo que importamos, sí exportamos mucho; la represalia comercial de ajuste de cuentas dañará a muchos trabajadores estadounidenses (en especial a los agricultores), muchos de los cuales votaron por Trump y ahora se sentirán traicionados.

Segundo, el comercio moderno es complicado, no son solo países que se venden productos terminados entre sí, es una cuestión de complejas cadenas de valor, que la guerra comercial de Trump alterará. Esto producirá muchos perdedores estadounidenses, incluso si no están empleados directamente en la producción de los bienes exportados.

Tercero, si avanza más, la guerra comercial aumentará los precios de los consumidores. En una época en la que Trump está buscando desesperadamente convencer a las familias ordinarias de que obtuvieron algo de su recorte fiscal, cualquier mínimo beneficio que pudieran haber recibido no tardaría mucho en desaparecer si se da una guerra comercial.

Por último, y me parece que esto es realmente importante, estamos lidiando con países de verdad, principalmente con democracias. Los países de verdad tienen política de verdad. Tienen orgullo. A sus electores verdaderamente les disgusta Trump. Esto quiere decir que incluso si sus líderes quieren hacer concesiones, sus electores probablemente no lo permitirán.

Pensemos en el caso de Canadá, un vecino pequeño y respetable que podría salir muy perjudicado de una guerra comercial con su enorme vecino. Se podría pensar que esto intimidaría a los canadienses mucho más fácilmente que a la Unión Europea, que es una superpotencia económica a la par que nosotros en Latinoamérica. Sin embargo, incluso si el gobierno de Trudeau estuviera inclinado a ceder (hasta ahora, los funcionarios de alto nivel como Chrystia Freeland suenan más molestos de lo que los habíamos escuchado antes), enfrentaría una enorme respuesta negativa de los electores canadienses por cualquier acto que se pudiera interpretar como sumisión ante el acosador vil que tienen de vecino.

Así que este es un conflicto económico extraordinariamente tonto en el cual adentrarse. La situación en esta guerra comercial no necesariamente se desarrollará en beneficio de Trump.

Por esto, Colombia debe definirse bien, en este proceso electoral, donde la gesta es de carácter histórico.


Duque, el favorito

Duque, el favorito
ID, EL FUTURO ECUANIME

Un presidente para Latinoamerica

Un presidente para Latinoamerica
La palabra es una voz, donde soñamos luces

La deslealtad y traición a un pensamiento unitario e integracionista en el Sur.

.Asidero

Duque, Una victoria neogranadina hacia el hombre republicano

Las elecciones de Colombia son históricas y vemos a un ex presidente Juan Manuel Santos totalmente derrotado, aunque siempre quiso ser un guerrillero agazapado para darle la mano a un Fidel Alejandro Castro Ruz que, em algún momento confió en él. No pudo ventear a Gustavo Petro, un liderazgo fresco en ese gran Estado que comprende la Nueva Granada, pero, ya en política jamás puede existir dualidades inconexas. Su ligue con Las Fuerzas Armadas Bolivarianas Revolucionarias y el Movimiento M-19 fue determinante en los resultados.

Sin duda, la actitud de nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros ha sido de inanición para los movimientos de izquierda en el Cono Sur y el mismo desconocimiento de la historia política universal. El presidente y comandante, Hugo Chávez Frías tuvo que ir a Inglaterra para entrevistarse con Toni Blair, luego en un presuroso viaje a España, dialogar con el General Marcos Pérez Jiménez, constructor de la Gran Venezuela y otro Pérez prosiguió su obra, años más tarde para asentar nuestra identidad aborigen y clasista, me refiero a Carlos Andrés, hasta llegar a un decreto crucial, la nacionalización de nuestra industria petrolera. Pero Chávez se trajo estos dos grandes proyectos, uno ideológico, tal como lo había planteado para Suramérica, Ernesto Guevara de La Serna, mejor conocido como el Che. Y el otro de organizar el país hacia una fase de construcción de obras para lograr un ciclo de progresismo genérico.

De otra parte, claro está, aun pervive el ínfimo caudal conseguido por el Partido Liberal, en la primera vuelta presidencial; registro, a no dudarlo, que pesa como espada de Damocles en cualquier análisis. El doloroso episodio de ver a un partido histórico, compañero tradicional y combativo en la hechura republicana, reducido a la inanición, tal vez como ocurrió hace un siglo con los poderosos whigs, en el Reino Unido, es cosa que merecerá, en adelante, múltiples deliberaciones. Y que como entonces en la política británica, con la división sustitutiva y ya legendaria entre toriesy laboristas, modificará el espectro colombiano irreversiblemente entre el conservatismo global y la planificación normal. Porque en esa dirección lo que parecería estar concretándose, en el país, es un alinderamiento con ánimo de permanencia de un frente de tendencia conservadora y, del otro lado, un polo ampliado de matices de izquierda, incluidos los remanentes liberales. Esto, a no dudarlo, es una noticia de gran dimensión política en la historia nacional. Solo el dialogo sincero y sin preámbulos logra esto.

CHAVEZ, MUY ASTUTO, SIEMPRE DESEABA COLOCARSE EN LA MISMA LINEA DE PODER EN COLOMBIA PARA LOGRAR UN TRIUNFO DE LA IZQUIERDA A UNA SOLA VOZ, CON LA AYUDA DEL CONSERVADURISMO.

La izquierda ha sido derrotada en Colombia y, el resultado final, debe ser tomado en cuenta como una miopía de Timochenko que interpreto la democracia a su manera y, el respeto como madurez del pueblo colombiano es claro y conciso, desviarse a los extremos, es desvincular los derechos de un pueblo que, desea participar más en las urnas electorales. Sensible y sin la férula antidemocrática del voto obligatorio.

La izquierda, viene dando vuelos y saltos en Latinoamérica., en vez de mejorar las condiciones democráticas, busca empeorarlas y algunos de sus líderes y dirigentes de base, buscan activar la corruptela y hacer maniobras fraudulentas, como las bolsas de CLAPS en Venezuela. Un programa de protección social hacia el pueblo, creado por nuestro presidente Nicolás Maduro Moros para fortalecer las clases humildes y medias del país y existe un grupo de jefes de calle y coordinadores de sector que abren bolsas, se quedan de más, suman las casas vacías. Algo nocivo para un programa social protagonizado por gente de izquierda. Esto hay que acabarlo en toda su plenitud, en nuestro caso, el director José Ávila debe poner ojo aotovizor en Parque Valencia, Rafael Urdaneta y Flor Amarillo, los opositores al presidente Maduro distorsionan los principios de este hermoso proyecto.

Duque, esta llamado a mejorar las condiciones socialistas como democráticas del país colombiano. Atrás quedo el populismo y la mentira, como última verdad. Es el momento de hacer justicia y ser legales y equitativo hacia el Estado

Pero, en aras de la verdad, las armas que silenció a un alto precio, y hasta el mismo debate que suscitaron sus equívocos, nos interpela a todos y cada uno. Si no comparto su modelo, ¿Qué estoy haciendo yo por la reconciliación real entre los colombianos y venezolanos, somos una sola patria? Chávez, deseaba cumplir ese sueño de Bolívar.

El presidente Iván Duque no se debe a sus electores. No se puede dar el lujo de despreciar a quiénes va a gobernar, ni mucho menos de gobernar sólo para la mitad triunfante. Sería repetir la peor de las equivocaciones y darle un entierro de segunda a la democracia colombiana. El punto de partida debe ser la anhelada reconciliación. Tiene ante sí, el desafío de recordarnos lo que nos une como nación, para no seguir importando modelos foráneos de pensamiento y administración.

¿Cómo reconciliarnos? La fórmula la dejó el Papa Francisco en Cartagena, durante la última homilía de su visita a Colombia.

Nos invitó a todos a una reconciliación "desde abajo". A generar una corriente "contracultural de encuentro". "No necesitamos un proyecto de unos pocos para unos pocos, o una minoría ilustrada o testimonial que se apropie de un sentimiento colectivo..."(Evangelii gaudium)

A las víctimas las invitó a dar el primer paso hacia el hermano que las victimizó. "Para que quien lo dañó no se pierda”. Pero, recordó también que "Jesús en el Evangelio nos señala la posibilidad de que el otro se cierre, se niegue a cambiar, persista en su mal" y aseguró, refiriéndose al narcotráfico: "Condeno con firmeza esta lacra...”

Advirtió sobre "una aséptica legalidad pacifista que no tiene en cuenta la carne del hermano".

El Papa no pidió renunciar a la justicia: "...debemos estar preparados y sólidamente asentados en principios de justicia que en nada disminuyen la caridad".

"Jesús nos señala que este camino de reinserción en la comunidad comienza con un diálogo de a dos. Nada podrá reemplazar ese encuentro reparador...Las heridas hondas de la historia precisan necesariamente de instancias donde se haga justicia, se dé posibilidad a las víctimas de conocer la verdad, el daño sea convenientemente reparado y haya acciones claras para evitar que se repitan esos crímenes".

Esta es la fórmula de reconciliación, que nos dejó el Papa Francisco: “…se nos pide dar el paso del encuentro con los hermanos, atrevernos a una corrección que no quiere expulsar, sino integrar; se nos pide ser caritativamente firmes en aquello que no es negociable; en definitiva, la exigencia es construir la paz, “hablando no con la lengua, sino con manos y obras” (San Pedro Claver)

Ante los actuales retos sociales, el mandatario elegido está obligado a seguir orden de prioridades. Todas son igualmente exigentes e imponen entrar de lleno en cada una de las situaciones. Los marginados, se atienden con acciones, no con visitas y abrazos

Sin discusión, la fila la encabezan entre otras, la guerra anticorrupción, ajustes en Acuerdo de Paz, justicia a la justicia, reorganización en salud, fortalecimiento pensional, freno a tributación exagerada, mantener impulso al agro y, abrir compuertas al empleo.

dinero

dinero
el alma percibe sueños.

Paradojas del Trokismo y la poesía erótica

Fuente Literaria


El simbolismo francés me llamó mucho la atención en los poemarios, por esto, iba a los mercados de mi zona residencial, tomaba de los estantes un grueso de propaganda comercial y me dedicaba hacer planas en francés y, sobre todo, los tiempos verbales. En el primer tiempo de esta osadía, no entendía nada, pero los ecos de las voces en cada recital quedaban grabados en mi memoria.

En el colegio, leí un poco de Rómulo Gallegos, en aquel momento, sonaba increíble este autor y reuní, todas sus obras, hoy, es poco tomado en cuenta. En una oportunidad, visitando una librería en un gran centro comercial de la ciudad, pude apreciar en la estantería dos viejos libros ya amarillos. Para mi sorpresa, eran todos los discursos dados por Jóvito Villalba en el antiguo Congreso Nacional, apenas costaba cincuenta bolívares cada tomo, al otro día se lo llevaron, pero, que extraño, ya tenían dos años, allí colocados y nadie se preocupaba por ello.

Siempre hay una voz, una identidad de clase, pero, los libros me provocan y, cuando siento hastió, procuro leer algo, en este sentido, siempre he sido obsceno. En la universidad. Cuando estaba en la universidad intenté escribir ficción, cuentos, ensayos, y leí un montón de poesía, aunque no estudié letras. John Donne me impresionó muchísimo, pero en ese momento todos estábamos leyendo a los beats y a los modernistas.

Descubrí los ensayos de Camus y de James Baldwin, y esa idea tan maravillosa del ensayo a la vez personal, lírico y filosófico, y me puse a intentar cosas distintas, pero de manera muy amorfa. Me tomé un año de la universidad, traté de escribir una novela faulkneriana sobre mi ciudad natal, cuyo manuscrito por fortuna extravié.

Laura Antillano y Alberto Franceschi, me impactaron, una literata y el otro trokista, siempre dando cortas conferencias y, desde allí empecé a estudiar literatura y semántica del lenguaje jurídico y, siempre en traje formal, estaba presto en las noches a ir al culto evangélico, en las Asambleas donde se congregaba mis abuelos. Es una lástima por ese tiempo perdido, aún estoy esperando la visita de un hermano, la falacia existe en todo lugar, un mundo de falsos incrédulos. Aprendí a recitar poemas en voz alta y descubrí muchas poesías en revistas de esa especialidad.

Recuerdo que T. S. Eliot, al reflexionar sobre el estado de la poesía estadounidense, dijo que era tierra de nadie. Pero cuando le tocó a mi generación observar el estado de la poesía estadounidense y latina, estaban los beats, Snyder, Kerouac no como poeta sino como figura literaria.

Había una gran variedad de escritores excelentes, así que trataba de terminar de estudiar lo más rápido posible para meterme en la biblioteca a leer poesía.

Y en aquella época, cuando leía poesía, se me ocurrían versos y los escribía, y pensaba: “Esto tal vez sea un poema”, y luego ves cómo eso va transformándose en un poema, y después te vas a hacer otra cosa. Ya estaba casado, tenía una bebé... mi Rebeca y mi amada esposa, Thais América, me sentaba a cenar, bañaba a mi hija, la acostaba y después me iba a mi escritorio, sacaba estos papelitos y me ponía a escuchar lo que sonaba en mi cabeza, ese momento de total felicidad al comienzo de la escritura.

Si uno lee una novela que empieza una noche de invierno, el invierno tiene resonancias simbólicas, pero no es un símbolo; si uno dice “mediodía”, se hace alusión a algo que ocurre a mediodía, pero si se dice con determinada potencia de repente se está hablando de la mitad de la vida. El río corre rápido, porque es una isla montañosa, con aguas de deshielo, y los ríos corren lentos en otoño. Lo único que hace es describir una escena, y el momento del día, que el sol está alto, y es la época del año en que los pájaros cantan en el huerto.

¿Cómo se traduce eso en mi propia escritura? No tengo idea. Uno trata de hacer ciertas cosas, uno aprende y reflexiona, y eso también implica cierta atención por parte del lector. Por ejemplo, las Odas elementales, de Neruda, seguramente vienen de la letanía católica, con elementos barrocos, pero también es como combinar cien haikus y cantarlos a coro.

Algo que aprendí de Miłosz fue a aceptar cualquier reto, de la manera en que fuera posible hacerlo. Para él era mejor escribir un mal poema que no escribirlo. Pero también se contradecía a sí mismo constantemente en casi todo. Apenas escribía algo, ya pensaba lo contrario, así que muchos de sus poemas tienen muchas voces distintas, algo que a mí me fascina.

Mi mundo no estaba representado, nací en una irrealidad.

Con el tiempo, aborde la poesía erótica, todo era confusión en mi mente, del deseo, de las formas que adopta y, de algún modo, del lugar donde vivía, cuando niño, Rancho Grande, el lote nueve, el Edificio de Las Fuerzas Armadas, La Base Naval Agustín Armario, lugares comunes, cuando nuestros padres eran marinos. Puerto Cabello y San Esteban Pueblo, nos daban un mundo natural y, lo importante, todos éramos una sola familia.

En mi época, soy de la generación de los movimientos contra la guerra y los derechos civiles y, en mi ciudad, nada era nuevo y, eso tiene que ver con el lenguaje. El español, no logro arraigarse de manera muy profunda, por los dialectos y llegaban a los muelles, muchos ingleses, canadienses y norteamericanos.

Muchos de los poetas que admiraba reflexionaban sobre la política y la justicia y ensayaban una respuesta a la realidad de su mundo, como el gran poema “Londres”, de Blake, y la oda, no tan notable, de Neruda, sobre la United Fruit Company.

También soy consciente de que una de las poetas más importantes de Estados Unidos, Emily Dickinson, vivió en la terrible época de la Guerra de Secesión, rodeada de gente que participó en el conflicto, como su propio hermano, y escribió poemas vaya uno a saber sobre qué, sobre cómo tu cuñada te hiere, o sobre un amante imposible, y son poemas extraordinarios.

Admiro mucho los ensayos de Octavio Paz, porque usa el adjetivo “político” con mucho cuidado, y él mismo tenía una filiación política y era consciente de la pasmosa facilidad con que los escritores tienden a apoyar al candidato equivocado, como sucedió en Venezuela con Chávez y luego, Maduro. Pero, ambos queridos por un pueblo, arraigado en su fé.

maripili hernández



Escapan, pero, sin realidades

Escapan, pero, sin realidades
visionar espectros

hiperinflación


Asidero

El ahorro familiar

La hiperinflación en mi país, Venezuela, resulta latente y cada día se nos hace difícil ir al mercado municipal por los altos costos que venden los productos en estos centros de comercialización de comida, no se diga de los supermercados privados y los mayoristas, controlados por militares. Los cuales, son los custodios por decreto dado por presidencia de la república.

El frijol, limones, tortillas, pan y la leche llegaron a precios insuperables y nuestros niños, ya no pueden comerse sus cachapas o famosas panquecas, ya que la depreciación del bolívar fuerte y soberano, frente al dólar. Nos afecta considerablemente los bolsillos de los venezolanos.

Como siempre, los más afectados son las personas de más bajos recursos, pero la triste realidad es que vamos a tener todavía menos dinero y éste ya no nos alcanzará para los mismos productos, así que tenemos que buscar la manera de sobrellevar esta situación.

La idea es que tienes que gastar menos y ahorrar, aunque sea un poco de dinero, debes hacer un esfuerzo y guardar lo que puedas por muy poquito que sea. Lo vengo haciendo desde hace un año aproximadamente, en vez de un plátano, lo pico, sancocho o hago tajadas con la mitad de uno, las arepas una sola, algo más grande, aunque me ha costado porque mi pulso esta adecuado a cocinarle a mis nietos.

Te recomiendo no caer en depresión, si somos disciplinados, la situación tiene que mejorar, el hecho es que no debes exigirte demás, quita de tu mente ese prejuicio de que sólo los ricos ahorran. Para lograrlo, te recomiendo que de tu ingreso mensual destines del 10 al 30 por ciento a tu ahorro. Aunque pienses que es poco el dinero, en unos meses podrás ver el resultado de tu esfuerzo y constancia y eso te motivará a seguir haciéndolo. Claro, necesitas cinco meses de ahorro para adquirir un medicamento o darte un gusto

Recorta tus gastos hormiga, deja de comprar pan todos los días o cerveza o cigarros o el café de todos los días. No gastes en algo que no es realmente indispensable. Cuando salía del Central Madúrense de mi parroquia, me dirigía a la cafetería y adquiría un pan y un café con leche, luego a refresco, que no lo tomo. Hasta anularlo todo. No fumo, ni tomo licor.

No dejes de tener planes y objetivos qué cumplir y deja de vivir con frases trilladas como la que dice “lo importante es vivir el presente” o “ya veré cómo me las arreglo después”, son estandartes del pensamiento de corto plazo que no benefician para nada tus finanzas.

No gastes en aspectos que salen de tu presupuesto. Seguramente puedes conseguir muchas opciones adecuadas a tu economía, si te das el tiempo de buscar y comparar. De esta manera, el dinero no se te escapará cada 15 días. No cargues todo tu dinero en efectivo, te aseguro que no es la mejor decisión, en primer lugar es una tentación constante porque a lo largo del día se te pueden presentar situaciones que propicien la fuga de tu dinero. Y, en segundo lugar, es todo un riesgo porque te lo pueden robar o lo puedes extraviar.

O simplemente, te lo quitan los comerciantes inescrupulosos de nuestra urbanización Parque Valencia o La Isabelica. Debemos estar conscientes y ajustar nuestro poco presupuesto a lo básico y evitar los hábitos de consumo que no son necesarios. Si evitamos el consumo de alimentos chatarra y alcohol o tabaco se podrán ahorrar unos bolivares de forma considerable.

Algunas veces, te ha pasado que cuando no tienes dinero se te vienen encima problemas por no tener recursos para pagar tus servicios y en la noche no puedes dormir por la ansiedad de estar pensando qué vas a hacer. En la vida siempre tenemos rachas malas, pero qué hacer cuando tenemos un trabajo y con él un recurso para satisfacer nuestras necesidades básicas y alguno que otro antojo.

Por tal razón, debemos procurar que nuestras finanzas siempre estén en balance para no caer en extremos.

A mi me agrada tener amistades, yo he pichado, pero, nadie me picha. Esto me ha puesto cerrado e indiferente, todo es un falso compañerismo, nadie es agradecido.

Ese recurso véndelo y empieza ahorrar, quedará una plataforma para las vacaciones, retiro, imprevistos y arreglo del hogar.

Piensa de forma inteligente, por ejemplo, si estás viviendo en pareja los seguros de vida, de gastos médicos o una aportación a las cuentas individuales son una buena opción.

Destina una cantidad fija de tus ingresos para que lo demás lo puedas ahorrar y sobre todo verifica el costo de los productos en diferentes establecimientos, para que puedas adquirir el mejor.

Editorial

Editorial
La palabra es versificación de un Fe y Verdad

Visión del Sur

.Asidero

Duque, Una victoria neogranadina hacia el hombre republicano

Las elecciones de Colombia son históricas y vemos a un ex presidente Juan Manuel Santos totalmente derrotado, aunque siempre quiso ser un guerrillero agazapado para darle la mano a un Fidel Alejandro Castro Ruz que, em algún momento confió en él. No pudo ventear a Gustavo Petro, un liderazgo fresco en ese gran Estado que comprende la Nueva Granada, pero, ya en política jamás puede existir dualidades inconexas. Su ligue con Las Fuerzas Armadas Bolivarianas Revolucionarias y el Movimiento M-19 fue determinante en los resultados.

Sin duda, la actitud de nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros ha sido de inanición para los movimientos de izquierda en el Cono Sur y el mismo desconocimiento de la historia política universal. El presidente y comandante, Hugo Chávez Frías tuvo que ir a Inglaterra para entrevistarse con Toni Blair, luego en un presuroso viaje a España, dialogar con el General Marcos Pérez Jiménez, constructor de la Gran Venezuela y otro Pérez prosiguió su obra, años más tarde para asentar nuestra identidad aborigen y clasista, me refiero a Carlos Andrés, hasta llegar a un decreto crucial, la nacionalización de nuestra industria petrolera. Pero Chávez se trajo estos dos grandes proyectos, uno ideológico, tal como lo había planteado para Suramérica, Ernesto Guevara de La Serna, mejor conocido como el Che. Y el otro de organizar el país hacia una fase de construcción de obras para lograr un ciclo de progresismo genérico.

De otra parte, claro está, aun pervive el ínfimo caudal conseguido por el Partido Liberal, en la primera vuelta presidencial; registro, a no dudarlo, que pesa como espada de Damocles en cualquier análisis. El doloroso episodio de ver a un partido histórico, compañero tradicional y combativo en la hechura republicana, reducido a la inanición, tal vez como ocurrió hace un siglo con los poderosos whigs, en el Reino Unido, es cosa que merecerá, en adelante, múltiples deliberaciones. Y que como entonces en la política británica, con la división sustitutiva y ya legendaria entre toriesy laboristas, modificará el espectro colombiano irreversiblemente entre el conservatismo global y la planificación normal. Porque en esa dirección lo que parecería estar concretándose, en el país, es un alinderamiento con ánimo de permanencia de un frente de tendencia conservadora y, del otro lado, un polo ampliado de matices de izquierda, incluidos los remanentes liberales. Esto, a no dudarlo, es una noticia de gran dimensión política en la historia nacional. Solo el dialogo sincero y sin preámbulos logra esto.

CHAVEZ, MUY ASTUTO, SIEMPRE DESEABA COLOCARSE EN LA MISMA LINEA DE PODER EN COLOMBIA PARA LOGRAR UN TRIUNFO DE LA IZQUIERDA A UNA SOLA VOZ, CON LA AYUDA DEL CONSERVADURISMO.

La izquierda ha sido derrotada en Colombia y, el resultado final, debe ser tomado en cuenta como una miopía de Timochenko que interpreto la democracia a su manera y, el respeto como madurez del pueblo colombiano es claro y conciso, desviarse a los extremos, es desvincular los derechos de un pueblo que, desea participar más en las urnas electorales. Sensible y sin la férula antidemocrática del voto obligatorio.

La izquierda, viene dando vuelos y saltos en Latinoamérica., en vez de mejorar las condiciones democráticas, busca empeorarlas y algunos de sus líderes y dirigentes de base, buscan activar la corruptela y hacer maniobras fraudulentas, como las bolsas de CLAPS en Venezuela. Un programa de protección social hacia el pueblo, creado por nuestro presidente Nicolás Maduro Moros para fortalecer las clases humildes y medias del país y existe un grupo de jefes de calle y coordinadores de sector que abren bolsas, se quedan de más, suman las casas vacías. Algo nocivo para un programa social protagonizado por gente de izquierda. Esto hay que acabarlo en toda su plenitud, en nuestro caso, el director José Ávila debe poner ojo aotovizor en Parque Valencia, Rafael Urdaneta y Flor Amarillo, los opositores al presidente Maduro distorsionan los principios de este hermoso proyecto.

Duque, esta llamado a mejorar las condiciones socialistas como democráticas del país colombiano. Atrás quedo el populismo y la mentira, como última verdad. Es el momento de hacer justicia y ser legales y equitativo hacia el Estado

Pero, en aras de la verdad, las armas que silenció a un alto precio, y hasta el mismo debate que suscitaron sus equívocos, nos interpela a todos y cada uno. Si no comparto su modelo, ¿Qué estoy haciendo yo por la reconciliación real entre los colombianos y venezolanos, somos una sola patria? Chávez, deseaba cumplir ese sueño de Bolívar.

El presidente Iván Duque no se debe a sus electores. No se puede dar el lujo de despreciar a quiénes va a gobernar, ni mucho menos de gobernar sólo para la mitad triunfante. Sería repetir la peor de las equivocaciones y darle un entierro de segunda a la democracia colombiana. El punto de partida debe ser la anhelada reconciliación. Tiene ante sí, el desafío de recordarnos lo que nos une como nación, para no seguir importando modelos foráneos de pensamiento y administración.

¿Cómo reconciliarnos? La fórmula la dejó el Papa Francisco en Cartagena, durante la última homilía de su visita a Colombia.

Nos invitó a todos a una reconciliación "desde abajo". A generar una corriente "contracultural de encuentro". "No necesitamos un proyecto de unos pocos para unos pocos, o una minoría ilustrada o testimonial que se apropie de un sentimiento colectivo..."(Evangelii gaudium)

A las víctimas las invitó a dar el primer paso hacia el hermano que las victimizó. "Para que quien lo dañó no se pierda”. Pero, recordó también que "Jesús en el Evangelio nos señala la posibilidad de que el otro se cierre, se niegue a cambiar, persista en su mal" y aseguró, refiriéndose al narcotráfico: "Condeno con firmeza esta lacra...”

Advirtió sobre "una aséptica legalidad pacifista que no tiene en cuenta la carne del hermano".

El Papa no pidió renunciar a la justicia: "...debemos estar preparados y sólidamente asentados en principios de justicia que en nada disminuyen la caridad".

"Jesús nos señala que este camino de reinserción en la comunidad comienza con un diálogo de a dos. Nada podrá reemplazar ese encuentro reparador...Las heridas hondas de la historia precisan necesariamente de instancias donde se haga justicia, se dé posibilidad a las víctimas de conocer la verdad, el daño sea convenientemente reparado y haya acciones claras para evitar que se repitan esos crímenes".

Esta es la fórmula de reconciliación, que nos dejó el Papa Francisco: “…se nos pide dar el paso del encuentro con los hermanos, atrevernos a una corrección que no quiere expulsar, sino integrar; se nos pide ser caritativamente firmes en aquello que no es negociable; en definitiva, la exigencia es construir la paz, “hablando no con la lengua, sino con manos y obras” (San Pedro Claver)

Ante los actuales retos sociales, el mandatario elegido está obligado a seguir orden de prioridades. Todas son igualmente exigentes e imponen entrar de lleno en cada una de las situaciones. Los marginados, se atienden con acciones, no con visitas y abrazos

Sin discusión, la fila la encabezan entre otras, la guerra anticorrupción, ajustes en Acuerdo de Paz, justicia a la justicia, reorganización en salud, fortalecimiento pensional, freno a tributación exagerada, mantener impulso al agro y, abrir compuertas al empleo.